El apoyo implícito de España a Marruecos en la causa del Sahara Occidental

Diciembre5

T. SANTANA

Las Palmas de Gran Canaria15/03/2015 http://www.guinguinbali.com/

Los ciudadanos deben saber que, aunque el Gobierno de España no lo explique a la opinión pública, su relación diplomática con Marruecos es difícil y, de una forma u otra, se ha aceptado la ocupación del Sahara Occidental, aunque viole la legalidad internacional. Los intereses económicos y políticos de España impiden pronunciarlo de forma pública pero la consecuencia es que no dificultan la invasión marroquí.

José Luis Rodríguez Zapatero acudió este fin de semana a un foro internacional a Dakhla, ciudad ubicada al sur del Sahara Occidental, antigua colonia española que, en la actualidad, sigue ocupada militar y culturalmente por Marruecos. Los analistas y diplomáticos de este país han considerado la presencia del ex presidente del Gobierno de España como una victoria política. Consideran que lleva implícito el reconocimiento de la marroquinidad de este territorio por parte del que fuera la máxima autoridad civil del Estado español.

En el PSOE, antes de la democracia, brillaba la afinidad con el Frente Polisario. Pero la economía y la seguridad fronteriza han jugado un papel relevante en la inversión de la relación de este partido político con Marruecos. Son variados los factores que hacen que la relación entre ambos países haya pasado por encima del derecho internacional en el Sahara Occidental. Ni que decir tienen las cuestiones de Ceuta y Melilla, el control del terrorismo integrista o la inmigración ilegal, llave maestra con la que el Reino de Marruecos no duda en jugar cuando se le antoja.

Agosto de 2014. La lujosa embarcación del rey Mohamed VI es detenida por la Guardia Civil. Se supo semanas después y causó un conflicto diplomático ante el que Marruecos reaccionó. Cinco días después: en 48 horas, más de 100 embarcaciones partieron hacia España desde la frontera marroquí.Los medios de comunicación relataron lo que ocurría. El diario El Mundo publicaba una crónica que empezaba así:

Salvamento Marítimo ha rescatado en lo que va de este martes a un total de 681 inmigrantes, entre ellos 20 menores, que intentaban cruzar el Estrecho de Gibraltar a bordo de 70 lanchas hinchables de playa. Los inmigrantes rescatados suman ya 980 en las últimas 24 horas. El lunes llegaron un total de 31 pateras con 299 inmigrantes de origen subsahariano a bordo. “Desde 2010 no recordamos una cosa igual”, apuntan fuentes del Instituto Armado.

En dos días, se dispararon las estadísticas y se igualaron a la de meses completos anteriores. Antes de finalizar agosto, Jorge Fernández, ministro de Interior del Gobierno de España, se reunió con su homólogo marroquí. La cita fue en Tetuán el 27 de agosto. También lo recogieron los medios de comunicación. Se explicó que el Gobierno de España había pedido perdón nuevamente al rey marroquí.

En una nota distribuida por Europa Press, de aquella cita, se destacaba lo siguiente:

En este marco, ambos países han recordado la importancia de la iniciativa del Rey Mohammed VI “con el fin –según el comunicado– de establecer la nueva política migratoria marroquí en una visión humanista”. Además, se ha destacado la “relación fraternal” entre el monarca y Felipe VI para poner en valor el compromiso de ambos países con “los valores de la democracia, la libertad, la tolerancia y la buena vecindad”.

Además, entre otras razones para mantener una política de no agresión con Marruecos, está que, tras Estados Unidos, es el primer socio de España fuera de la Unión Europea. Ahí, el pragmatismo económico, en este caso, vuelve a estar por encima del derecho internacional para los dirigentes del Gobierno de España.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, en una rueda de prensa junto al secretario general de la OTAN, fue interpelado por el viaje de Zapatero a Dakhla. Solicitó una aclaración al Partido Socialista Obrero Español y añadió que, según la Unión Africana, el foro era ilegal. Pero se quedó ahí. Era lo menos que podía hacer. También cacareó eso de que España desea una “solución justa, política y mutuamente aceptable para el conflicto”, un mantra adoptado por los dirigentes que han gobernado España y que tiene que ver con el deseo de Naciones Unidas, sin que se dé un solo paso para conseguir el citado objetivo.

Ahora, en abril, se volverá a votar si la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) puede velar por los derechos humanos en el territorio en el que están desplegados. Hasta ahora, no se lo han permitido gracias a la guerra de Francia en el Consejero de Seguridad. París tiene un discurso menos cínico que España al respecto. Entre los soldados de la MINURSO, de hecho, hay franceses pero no españoles, al ser la antigua potencia colonial del territorio. No importa que París haya sido la metrópoli del nuevo país ocupante, verdugos de los saharauis.

El Gobierno de España no ha tomado ninguna medida que cuestione la integridad territorial de Marruecos, a pesar de su responsabilidad en el destino del Sahara Occidental. Tampoco hay declaraciones públicas que destierren la legítima aspiración de la independencia saharaui. De forma implícita, España acepta el acuerdo. No cuestiona su integridad territorial a cambio de su presunta lucha contra el terrorismo, su control inhumano de las fronteras y, también, no eleva la voz para recuperar lo que en Marruecos se considera las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla.

Y España tiene puesto no permanente en el Consejo de Seguridad durante los próximos dos años. Pueden tener claro que España no apoyará ninguna decisión que afecte a Marruecos como, por ejemplo, la vigilancia, por parte de la ONU, del cumplimiento de los derechos humanos en el Sahara Occidental. España ya hizo un papel ridículo, hace dos años, intentando enmendar una resolución que instaba a esta posibilidad.

Y que si se barrunta esa idea, los días previos habrá apertura de fronteras. Si no, al tiempo.10799746_10152833960332370_1400616028_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, noticia, Pueblo, sildaridad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s