Apoyo a la Campaña Acción Urgente: SOBRE LA LIBERTAD DE PRENSA EN EL SAHARA OCCIDENTAL

Apoyo a la Campaña

Acción Urgente: SOBRE LA LIBERTAD DE PRENSA EN EL SAHARA OCCIDENTAL

https://adalaes.wordpress.com/urgente/accion-urgente-sobre-la-libertad-de-prensa-en-el-sahara-occidental/

Freedom-of-the-press-

ANTECEDENTES SOBRE LA LIBERTAD DE PRENSA EN EL SAHARA OCCIDENTAL

Los medios de comunicación saharauis ejercen su labor informativa inmersos en un ambiente adverso e inestable, en el que las autoridades marroquíes no respetan el Derecho a Informar ni el de ser informado. La actuación represiva de las fuerzas de seguridad marroquíes en el Sahara Occidental contra los periodistas pone de manifiesto la existencia de una gran brecha entre la realidad y el discurso político marroquí en relación a la Libertad de Prensa, que se apoya en la nueva Constitución de 2011, cuyas mejoras no se concretan aún.

Adala UK, Equipo Mediático, Radio Maizirat, RASD TV,y el Centro Saharaui de Media y Comunicación, Boujdour Ahora, y otros principalmente, son objetivo diario de la policía marroquí, que no respeta sus derechos a la Libertad de Prensa y otros Derechos Fundamentales, al ser sus miembros permanentemente víctimas de acoso, persecución, detenciones arbitrarias, agresiones físicas, modales y verbales, tortura, encarcelamiento y condenados a penas de insolente duración en juicios injustos y carentes de las mínimas garantías procesales.

Marruecos, amparado en su totalitaria postura de salvaguardar la «unidad territorial» del país (al que anexó mediante una ocupación militar la mayor parte del territorio del Sahara Occidental), contiene, detiene, castiga y persigue cualquier tipo de acción política o social dirigida a la reclamación del pueblo saharaui de su legítimo Derecho a la Autodeterminación, así como las demostraciones en las que reivindican sus derechos civiles básicos y su libertad política, propios de cualquier sistema democrático. Efectivos de las fuerzas de seguridad emplean la violencia sobre los saharauis bajo el paraguas de que son «intervenciones necesarias para procurar la seguridad ciudadana y protegerla del vandalismo y la violencia de los independentistas», siendo esta represión especialmente «ejemplarizante» en los casos de periodistas, blogueros y los sitios web de difusión de la causa saharaui, tanto en el Sahara Occidental como en el exterior.

Desde que hace 4 años se produjeron los hechos del Campamento de la Dignidad Gdeim Izik, el acoso a los periodistas es férreo y contundente. Numerosas publicaciones aportan documentos audiovisuales que testimonian casos de periodistas que han denunciado haber sido acosados, intimidados, amenazados, golpeados y heridos seriamente, así como privados de sus herramientas de trabajo (cámara de fotos y vídeo, grabadoras y coches), que han sido confiscados o dañados por las fuerzas de seguridad marroquíes sin que haya habido compensación alguna. Entre ellos, cabe señalar las denuncias presentadas por reporteros, fotógrafos y cámaras de televisión de los medios anteriormente mencionados, como Lafkir Laghdaf, Khalid Rouhi, Mohamed Khar, Mohamed Sahel, Mohamed Fadel Mamini, Mamina Hashimi, Mohamed Uld Mayara, Khatari Mrazig, Mohamed Ayash Dowaihi, Salha Boutangira, Mahfuda Lakgir, Ahmed Ettanji, Mahfoud Dahou o Hayat Jatri, entre otros.

El caso de Mahmoud El-Haissan, reportero de RASD TV que fue detenido en El Aaiún el 4 de julio de 2014, tras la emisión por su cadena de un reportaje elaborado por él sobre la manifestación que se hizo en la capital saharaui con motivo de un éxito futbolístico de la selección de Argelia en el Mundial de Brasil, el 30 de junio. Dicho reportaje daba cuenta de la excesiva violencia empleada por los efectivos policiales marroquíes contra los saharauis. Tras su detención, durante 48 horas no hubo información sobre su paradero, hasta que se anunció su traslado a la cárcel Negra en El Aaiún. Acusado de pertenencia a banda armada y de protagonizar ataques contra las fuerzas de seguridad, fue condenado el 3 de diciembre de 2014 a 18 meses de prisión.

Encarcelar a un periodista es eliminar a un testigo esencial y amenazar el derecho de todos a la información. No es el primero ni será el último. Por ello, emprendemos una campañade recogida de firmas para dirigir una carta al Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Ban Ki-moon, a fin de solicitar que esta situación de represión política sistemática a la Libertad de Prensa en el Sahara Occidental sea recogida en su Informe Anual para el Consejo de Seguridad y constituya una razón más para reforzar la reivindicación respecto a la creación de un mecanismo de vigilancia y supervisión de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental que se incorpore en las competencias del nuevo Mandato de la MINURSO.

Muchas gracias por tu colaboración.

Porfavor envie la carta original en ingles abajo del todo, al cooreo:

bkm@un.org

Your excellency,

We hereby write to you to request that the following complaint be added to your Annual Report for the next Security Council meeting regarding the question of Western Sahara.

The use of the judicial system by the Moroccan authorities as a tool of repression against the Sahrawi population, and especially against those dedicated to journalism, continues to show grave violations of the Freedom of the Press by Morrocco in occupied Western Sahara.

Sahrawi media channels work to provide the public with information, immersed in an adverse and unstable environment in which the Moroccan authorities disrespect the freedom to inform and be informed. Adala UK, Media Team, Radio Maizirat, RASD TV, Boujdour now the Sahrawi Centre for Media and Communication and others, are the principal daily targets of the Moroccan police who do not respect the right of the freedom of the press or other fundamental human rights. Members of these Sahrawi organisations are consistently the victims of harrassment and persecution, arbitrary detention, physical and verbal abuse, torture and imprisonment, including sentences of absurd lengths following trials that are unjust and lack the minimum procedural guarantees.

Many publications have audiovisual recordings which show cases of such violations of the Freedom of the Press. One example is the case of MahmoudEl-Haissan, a reporter for RASD TV who was detained in El Aaiún on 4 June 2014 following the broadcast of a report he did on a march which occurred in the Sahrawi capital following the successful selection of Algeria  in the World Cup in Brazil on 30 June. This report showed the excessive use of violence by the Moroccan police against the Sahrawis. Following his detention, for 48 hours there was no information about his whereabouts. It was then announced that he was being taken to the Black Prison in El Aaiún. Accused of being part of an armed group and of playing a lead role in attacks on the security services, following five months in the Black Prison, he was sentenced on 3 December 2014 to 18 months in prison. There has been no investigation into his complaint of being subjected to torture; a complaint which was made on his behalf by his lawyers.

Therefore, we call upon you to tackle this situation of Moroccan political repression which systematically violates the Freedom of the Press in Western Sahara. We urge you to include this evidence in your Annual Report to the Security Council, which as well as recognising the complaint in its own right, also adds to the need to create a human rights monitoring mechanism in Western Sahara which should be incorporated into the new mandate of MINURSO.

We thank you for hearing our complaint and for your support.

Yours faithfully,

SIGNED:

Acuntinuacion: carta traducida al castellano:

 

CARTA AL SECRETARIO GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, SR. BAN KI-MOON 

Muy señor nuestro, 

Por la presente, nos dirigimos a usted a fin de solicitarle tenga a bien incorporar la siguiente denuncia en su Informe Anual para el próximo Consejo de Seguridad en el que se analizará la cuestión del Sahara Occidental. 

El uso del sistema judicial como herramienta de represión por parte de las autoridades marroquíes contra la población saharaui y, en especial, contra quienes se dedican a la actividad periodística, continúa reflejando las graves violaciones a la Libertad de Prensa, así como pone de manifiesto la necesidad de despenalizar los delitos de prensa y suprimir las líneas rojas de la información, que son la monarquía, el Islam y la “marroquinidad” del Sáhara, que suponen un menoscabo para la libertad de expresión y de información en Marruecos y en el Sahara Occidental ocupado.  

Los medios de comunicación saharauis ejercen su labor informativa inmersos en un ambiente adverso e inestable, en el que las autoridades marroquíes no respetan el Derecho a Informar ni el de ser informado. Adala UK Equipo Mediático, Radio Maizirat, RASD TV, Boujrour ahora y el Centro Saharaui de Media y Comunicación y otros medios, principalmente, son objetivo diario de la policía marroquí, que no respeta sus derechos a la Libertad de Prensa y otros Derechos Fundamentales, al ser sus miembros permanentemente víctimas de acoso, persecución, privación de sus herramientas de trabajo, detenciones arbitrarias, agresiones físicas, modales y verbales, tortura, encarcelamiento y condenados a penas de insolente duración en juicios injustos y carentes de las mínimas garantías procesales.   

Existen numerosos documentos audiovisuales que testimonian estas violaciones a la Libertad de Prensa, si bien destacamos el caso de Mahmoud El-Haissan, reportero de RASD TV que fue detenido en El Aaiún el 4 de julio de 2014, tras la emisión por su cadena de un reportaje elaborado por él sobre la manifestación por el éxito futbolístico de la selección de Argelia en el Mundial de Brasil, el 30 de junio. Dicho reportaje daba cuenta de la excesiva violencia empleada por los efectivos policiales marroquíes contra los saharauis. Acusado de pertenencia a banda armada y de protagonizar ataques contra las fuerzas de seguridad, tras 5 meses en la Cárcel Negra de El Aaiún, fue condenado el 3 de diciembre de 2014 a 18 meses de prisión, sin que se haya abierto investigación sobre la denuncia presentada por sus abogados respecto a que fue sometido a tortura.  

Por ello, apelamos a su responsabilidad para enfrentar esta situación de represión política marroquí, que vulnera sistemáticamente el Derecho a la Libertad de Prensa en el Sahara Occidental, y le instamos a que sea recogida en su Informe Anual para el Consejo de Seguridad, de modo que constituya, además de una denuncia en sí misma, una razón más para reforzar la reivindicación respecto a la creación de un mecanismo de vigilancia y supervisión de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental que se incorpore en las competencias del nuevo Mandato de la MINURSO. 

Agradeciendo de antemano su atención y apoyo, le saludan atentamente, 

FIRMANTES:

10799746_10152833960332370_1400616028_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, noticia, Pueblo, sildaridad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s