Jóvenes saharauis hacen campaña para ir a la guerra contra la ocupación marroquí – El artículo que no publicó El País sobre el Sáhara Occidental y la carta que, probablemente, tampoco publicará

“Un ejército sin espías es como un hombre sin ojos y sin oídos”

Chia Lin, citado por el maestro Sun Tzu en “El arte de la guerra”

Jóvenes saharauis hacen campaña para ir a la guerra contra la ocupación marroquí

Jóvenes saharauis han iniciado un movimiento para volver a la guerra contra la ocupación marroquí del Sáhara Occidental ante la inoperancia de la ONU, tal y como dicen se ha visto en el último informe de su Secretario  General, Ban Ki-moon, y en la prevista resolución del Consejo de Seguridad.

Según ha publicado POR UN SÁHARA LIBRE los jóvenes, tras las últimas declaraciones de responsables del Frente Polisario asegurando  que el informe no cumplirá con las expectativa y las promesas de la ONU y calificarlo de poco “esperanzador”, han decidido hacer una campaña a través de las redes sociales para presionar al Polisario y al Gobierno saharaui para retomar las armas.

La juventud saharaui, que muestra su descontento y desconfianza en la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), está siendo llamada a manifestarse el 20 de mayo  para exigir al Frente Polisario que interrumpa  todo tipo de contacto con la MINURSO    y cancele las negociaciones “que solo han servido para alargar el sufrimiento del pueblo saharaui en las zonas ocupadas,  en los campamentos de refugiados y en la diáspora”.

La información señala que en el último informe de Ban Ki-moon hay una  especial mención a los jóvenes y su desconfianza en un proceso de paz que ya dura más 24 años, y que hasta el momento no ha logrado ningún avance ni ha cumplido con la promesa de celebrar un referéndum libre, justo y transparente.

“El Frente Polisario mantuvo una guerra que duró 16 años contra el régimen de ocupación marroquí, llegando a obtener impronta reconocimiento a nivel internacional y liberando parte del territorio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD)”, agrega Por un Sáhara Libre.

En las últimas semanas ha habidos varias declaraciones de dirigentes saharauis ante la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Sobre el informe de Ban Ki-moon el representante del Frente Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, declaró que “fue negociado con Marruecos”, mientras que  Mohamed Jadad, enlace del FP con la MINURSO, dijo que se plantearan su cooperación con la misión de NNUU si no garantiza los Derechos Humanos.

Más recientemente Mohamed Abdelaziz, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), aseguró en un comunicado de agradecimiento por la concesión de IX Premio Gernika por la Paz y la Reconciliación que Marruecos apuesta “por seguir ganando tiempo” para evitar la libertad de su pueblo, para lo que “cuenta con la indulgencia, cuando no con la connivencia, de Naciones Unidas”.

Radicalización de la juventud

Las alusiones al descontento de la juventud son constantes por parte de dirigentes saharauis y líderes de organizaciones civiles. Aminetu Haidar, presidenta del Colectivo de Saharauis Defensores de los Derechos Humanos (CODESA), mostró en abril de 2014 en Lanzarote su preocupación por la radicalización de los jóvenes saharauis, afirmando que tanto los activistas como el Frente Polisario están bajo la presión de este segmento de la población saharaui.

“Si la situación sigue así, los jóvenes saharauis no van a continuar con la resistencia no violenta”, advirtió Haidar y aseguró que parte de estos jóvenes “ya no cree en la resistencia pacífica” y la “opresión, la pobreza, la droga… son elementos que pueden empujar a los jóvenes a recurrir a la violencia”.

Desde el Frente Polisario el primer ministro de la RASD, Abdelkader Taleb Omar, hizo una referencia en  abril de 2014, en la clausura de las VIII Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas sobre el Sáhara Occidental, a la demanda creciente de la juventud para volver a las armas y un mes después, en una entrevista con el diario Público, advirtió ó la ONU  que si no hace nada está provocando la radicalización de la juventud .

“El enviado personal del secretario general –dijo-  se reunió con los jóvenes y es consciente de esta situación. La ONU sabe que si no hacen nada está provocando la radicalización de la juventud. El Polisario también es consciente de ello y estamos haciendo muchos esfuerzos para mantener la calma en nuestros jóvenes. Si la ONU o Marruecos esperan que con el tiempo los saharauis van a desistir o van a aceptar la propuesta marroquí se equivocan. Los saharauis tomarán medidas más radicales pero nunca desistirán”. “Soy consciente de que esto no puede continuar. La paciencia tiene un límite”, aseveró.

En las mismas jornadas Bucharaya Beyun,  delegado de la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD) en  España y miembro de la dirección nacional del Frente Polisario, culpó a la comunidad internacional de empujar a los saharauis a volver a la guerra” por su inactividad en el Sáhara Occidental al considerar que es  “un conflicto de baja intensidad, en el que no corre la sangre, como en Bosnia o Kosovo”.

En el informe del secretario general de la ONU sobre la situación relativa al Sáhara Occidental de 10 de abril de 2015 se menciona la frustración de los saharauis, incluidos los militares, ante una falta de solución al conflicto. Así se lo trasladaron en febrero de 2015 a su  enviado personal a la región, Christopher Ross, los máximos dirigentes de la RASD: “Todos los interlocutores expresaron su inquietud en relación con la creciente frustración en los campamentos, no solo entre los jóvenes saharauis, sino también, cada vez más, en el seno de las fuerzas militares. Advirtieron que sus llamamientos a la paciencia ante la creciente desilusión con el proceso de negociación eran cada vez menos persuasivos debido a la falta de progresos”.  “El Frente Polisario también ha advertido a la MINURSO sobre los `cientos y cientos de jóvenes ociosos´ afectados  por un entorno caracterizado, entre otras cosas, por su proximidad a las rutas de contrabando y las actividades extremistas en el Sahel”.

En una línea similar se manifestó el Primer Ministro de Argelia, Abdelmalek Sellal, en un encuentro con Ross en Argel: “El Primer Ministro expresó el temor de que el apoyo a los grupos radicales o un retorno a las hostilidades militares pudiera intensificarse si la población refugiada perdía la esperanza de que se pudiera hallar una solución política”.

Por Luis Portillo Pasqual del Riquelme*

A la atención del Director del diario EL PAÍS

Por segunda vez en muy pocos días, veo que ese periódico se empeña en no llamar a las cosas por su nombre. Así sucede, en efecto, con la noticia publicada en la edición impresa de ese periódico relativa al nombramiento del nuevo embajador de España en Marruecos (El ex ‘número dos’ de la Casa del Rey, nuevo embajador en Rabat), en la cual se dice literalmente “misión de las Naciones Unidas para el Sáhara (Minurso)”, comiéndose el redactor de la noticia dos letras y palabras clave: la R de Referéndum y la O de Occidental.

Porque eso es lo que significa MINURSO: Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental, le guste o no al redactor en cuestión. Es la segunda vez en una semana, o menos, que ese periódico oculta y manipula ese acrónimo. Debo suponer que no es ignorancia, sino malas intenciones y mal periodismo. Así de claro. Imaginen ustedes que publican OTAN diciendo que se trata de la Organización del Tratado Norte; o que OCDE es la Organización para la Cooperación. ¿Qué les parece?

Lo mismo sucede con el artículo que envié a la Redacción de EL PAÍS hace ahora mes y medio, con antelación más que suficiente para que ustedes preparasen la publicación (del original, Hans Corell, o de la fotocopia, Luis Portillo) antes de la reunión, estos días, del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que se decidirá sobre la renovación del mandato de la MINURSO. A los diez días de mi envío, se me comunicó que mi artículo (La responsabilidad del Consejo de Seguridad) lamentablemente no podía ser publicado porque EP estaba recibiendo <<un aluvión de artículos>> y que, <<a pesar de los esfuerzos>> de esa Redacción,… patatín y patatán.

Aluvión de artículos lo hay por doquier, pero se supone que en la Redacción de EP saben distinguir el trigo de la paja y seleccionar los trabajos que merecen ser publicados. No seré yo quien vaya a decirle a EP qué debe publicar o no. Pero en los tiempos que corren, el pavor al chantaje de Marruecos o las presiones del lobby promarroquí (¿debo excluir la propia pertenencia al mismo?) no deberían entorpecer el trabajo de los genuinos profesionales de la información. Una cosa es tener relaciones con un país y otra muy diferente aceptar someterse a sus presiones y chantajes, a costa de terceros, de la verdad y de la legalidad internacional: la ley del más fuerte.

No es la no publicación de “mi” artículo lo que me duele, sino el que ustedes hayan silenciado la voz, el trabajo y las propuestas del verdadero autor: Hans Corell, ex Subsecretario General y ex Consejero Jurídico de Naciones Unidas para Asuntos Legales, entre otras cosas, y de personalidades políticas como el ex senador estadounidense George McGovern o de académicos como Stephen Zunes o Jacob Mundy, brillantes y expertos en la cuestión del Sáhara Occidental. No es mi voz de escribiente mediocre la que ustedes han acallado, sino la de todos ellos. ¡Parca contribución a la verdad!

No me arrugué por ello, ni hice dejación de mi obligación, moral e intelectual, de difundir la verdad sobre el Sáhara Occidental y el ultrajado Pueblo Saharaui, y me puse a difundir el artículo en Internet. Con la sorpresa (¿?) de toparme, también aquí, con la censura, presuntamente de los servicios secretos marroquíes y adláteres, que “campan a sus anchas en España ” e interfieren en nuestra soberanía informática como les viene en gana, de forma abrumadoramente eficaz y sistemática, sin que nuestros gobernantes hagan nada para defender y hacer respetar esa soberanía (por cierto, como pide Hans Corell al Consejo de Seguridad de la ONU y a sus Miembros, y como en su día pidió el entonces secretario general de la ONU, Dag Hammarsjöld, a los funcionarios públicos de los organismos internacionales).

Los maleantes informáticos al servicio de la ilegalidad internacional han hecho desaparecer de los buscadores de Internet el texto de mi artículo y han “desaparecido” también numerosos trabajos relevantes sobre el Sáhara Occidental y el Pueblo Saharaui. Estas “desapariciones” forzadas son tan perfectas que nadie, salvo el interesado, lo nota (de los, al menos, siete sitios web que han publicado mi artículo, solo han dejado visible uno, el correspondiente a SPS RASD Info, para “señalarme” como si fuera un publicista del Frente POLISARIO, ocultando la publicación de los otros sitios de Internet). Igual que ha hecho EP con mi artículo al no publicarlo; un artículo extractado de la propia publicación de una personalidad como Hans Corell, despachándolo con una increíble justificación: “Lamentamos comunicarle que, pese a nuestros esfuerzos, su artículo  no va a ser finalmente publicado debido al aluvión de textos que tenemos en nuestro poder. (…) deseamos agradecerle tanto el que pensara en EL PAÍS para la difusión de su texto como su comprensión ante este contratiempo. (…) esperamos poder contar con su colaboración en otra ocasión (…).” Hubo otros tiempos mejores para el diario EL PAÍS.

* Doctor en Ciencias Económicas, ex profesor de Estructura Económica Internacional en la Universidad Autónoma de Madrid

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, noticia, Pueblo, sildaridad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s