El Sáhara es una olla a presión que va a explotar – Manifestación lunes 4 de mayo de 2015 en los territorios ocupados por el invasor marroquí – El muro de la vergüenza (video Rusia Today) – Tortura en los TTOO: “Me ponían ropa empapada con la ventana abierta en pleno invierno” – Saharauis en Bilbao reclaman la independencia del Sáhara Occidental

“El Sáhara es una olla a presión que va a explotar”

  • Los jóvenes reclaman al Frente Polisario una actitud más agresiva frente a Marruecos

  • Decepción en el Sáhara con la resolución de la ONU, que se limita a prorrogar la misión

  • ESPECIAL: Voces del Sáhara

Dos niñas, en la inauguración del Fishara con la actuación de...

Dos niñas, en la inauguración del Fishara con la actuación de ‘Pallasos en rebeldía’ en Dajla (Argelia). GTRES

ANA DEL BARRIOEnviada especial Campamentos de Dajla (Argelia)

Actualizado: 30/04/2015 04:39 horas http://www.elmundo.es/Ver más

“Quillo, es que quiero ser multilingüe”. Brahim Salem habla con un perfecto acento andaluz. Estudia español, inglés, árabe y quiere empezar con el ruso. Salem, saharaui de 21 años, ha estado viviendo durante 10 años en el pueblo sevillano de Cantillana, “el más borracho y fiestero” de toda Andalucía.

Decidió volver a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) cuando su madre se puso enferma. De la juerga, las tapas y la barra libre de diversión pasó al desierto, las casas de adobe y la más absoluta de las pobrezas.

“En los campos de refugiados la gente vive de ver pasar el tiempo.Los segundos se hacen minutos, los minutos se hacen horas, las horas se hacen días y los meses se hacen años”, explica con tristeza.

Salem es uno de los asistentes al XII FiShara, el Festival Internacional de Cine que se celebra en la ‘wilaya’ de Dajla, uno de los cinco campamentos situados en Argelia, donde residen los saharauis que huyeron del Sáhara Occidental tras la marcha de España y la ocupación marroquí.

El festival se centra esta edición en la Justicia Universal, justo cuandose cumplen 40 años de la Marcha Verde y cuando se ha logrado un importante triunfo para los saharauis al procesar el juez Ruz a 11 militares y civiles marroquíes por el genocidio de su pueblo.

Vuelta a las armas

Sin embargo, la última resolución de la ONU vuelve a dejar las cosas como están y se limita a prorrogar su misión en el Sáhara un año más, sin incluir la vigilancia de los Derechos Humanos. En cuatro décadas no se ha producido el más mínimo avance en el conflicto, lo que provoca que las esperanzas de los saharauis se vayan diluyendo entre la arena del desierto.

Muchos jóvenes piden volver a las armas y reclaman al Frente Polisario una actitud más agresiva frente a Marruecos. “El Sáhara es una olla a presión que va a estallar. El Frente Polisario tiene que tomar medidas porque, si no, la gente se va a rebelar”, asegura Mansur Moh-Fahdel, secretario regional del Ujsario, que aglutina a las juventudes del Polisario.

Brahim Salem va más allá en sus críticas al Frente Polisario, el partido que gobierna a los saharauis y que lucha por su derecho de autodeterminación: “Los saharauis necesitamos un líder. La juventud queremos ir a la guerra. La cúpula del Polisario vive muy bien. Sus hijos estudian en Suiza y en España y vienen aquí de vacaciones. Están más cómodos así que si fuéramos libres. Le pediría al Frente Polisario que sea más honesto con sus ciudadanos. Necesitamos nuevas ideas. Si las suyas no han funcionado en 40 años, ¿por qué van a funcionar en el año 41?”.

Este joven se queja de que a su regreso a su casa en Smara se ha dado cuenta de que muchos saharauis se han esfumado. Unos se han instalado en Argelia tras conseguir la nacionalidad argelina y otros han vuelto a la zona del Sáhara occidental ocupada por Marruecos, donde el Ejecutivo marroquí les ofrece una casa y una paga como gancho para que retornen.

“La gente está harta y quiere un futuro mejor para sus hijos. Al final, se han ido yendo. Creo que aceptar la oferta de Marruecos es traicionarse a sí mismo y a nuestros mártires. Pero el que puede, sale por piernas. Sólo quedan los fieles”, se lamenta.

Fadili Sidati, de 29 años, es otro de los que se han cansado de esperar la paz. “Lo que nos quitaron con los fusiles nos lo van a devolver con los fusiles. Han pasado 40 años y no veo ninguna solución. Lo única solución que me queda es la de levantar mi fusil”. Sdati está harto de que todos los años sean el año que viene, pero está convencido de que algún día llegará el momento para el pueblo saharaui.

Manifestación lunes 4 de mayo de 2015 en los territorios ocupados por el invasor marroquí

Fotos de la manifestación que organizó la coordinadora de Gdeim Izik para el movimiento Pacífico esta tarde del lunes en el distrito( lahohum ) de la capital El Aaiún del Sáhara Occidental ocupado.

"Fotos:
de la manifestación que  organizó  la coordinadora de gdeim izik para el movimiento Pacífico  esta tarde del lunes en el distrito( lahohum ) de la capital el Aaiun del sahara  occidental ocupada."
"Fotos:
de la manifestación que  organizó  la coordinadora de gdeim izik para el movimiento Pacífico  esta tarde del lunes en el distrito( lahohum ) de la capital el Aaiun del sahara  occidental ocupada."
"Fotos:
de la manifestación que  organizó  la coordinadora de gdeim izik para el movimiento Pacífico  esta tarde del lunes en el distrito( lahohum ) de la capital el Aaiun del sahara  occidental ocupada."
"Fotos:
de la manifestación que  organizó  la coordinadora de gdeim izik para el movimiento Pacífico  esta tarde del lunes en el distrito( lahohum ) de la capital el Aaiun del sahara  occidental ocupada."

EL MURO DE LA VERGÜENZA

RASD-TV en español
Corresponsal de RUSIA TODAY En Español, Helena Villar, se muestra sorprendida por la poca información que existe sobre el muro militar más largo del Mundo (2720 km) y que divide al Sahara occidental de norte a sur, separando familias por más de 40 años.
El Muro de la vergüenza es un conjunto de ocho muros militares de una longitud superior a los 2720 km construidos por Marruecos en el Sahara Occidental. Es una zona con búnkeres, vallas y campos de minas (alrededor de 7 millones de minas)
Es defendido por unos 100.000 soldados marroquíes. El ejército de ocupacion marroquí ha puesto en marcha un sistema de vigilancia a lo largo de todo el muro convirtiendo las zonas ocupadas del Sahara occidental en la cárcel al aire libre más grande del mundo. Con Helena Villar.

“Me ponían ropa empapada con la ventana abierta en pleno invierno”

MARÍA SERRANO / 4 May 2015 http://www.andalucesdiario.es/
El activista marroquí Lafkier Kaziza.El activista marroquí Lafkier Kaziza.

Con tan solo 24 años, Lafkier Kaziza es un activista saharaui que vino a España en 2012 para curarse el brazo derecho al quedarle totalmente inutilizado a causa de las “brutales palizas” recibidas por parte de la policía marroquí. Hoy reside en Málaga, donde se encuentra estudiando la ESO. “Estoy en España para formarme pero tengo que volver al Sáhara para seguir mi tarea como activista”, aclara.

¿Cuándo empezaron tus actividades de protesta?

Mi lucha en esta causa comenzó en el año 2005, con tan solo catorce años. Formamos un grupo de jóvenes en mi instituto con el fin de organizarnos para hacer manifestaciones y actividades que nos permitieran creer en una sola idea, que nuestra tierra algún día podría ser de nuevo nuestra. En la región del Aaiún, una de las más importantes del Sáhara con casi doscientos mil habitantes, dentro de nuestro instituto, que se llamaba el Aaiún Tres, comenzamos a manifestarnos dos veces al día. A mi madre le llegó una carta del director del colegio para que fuera a verlo. Mi madre se presentó en la sala del director y le dijeron que llevaba muy mal camino porque me estaba metiendo en muchas historias de resistencia política. Mi madre dijo que no lo volvería hacer pero yo y muchos de mis compañeros continuamos con las manifestaciones día tras día. Esto provocó que a las pocas semanas el director me expulsara definitivamente y que me prohibiera la entrada. Querían quitarme de en medio.

¿Cómo continúo tu lucha a partir de entonces?

Cuando me echaron del colegio junto a varios compañeros ya tuve mis primeros encuentros con la policía. Al no estar ya en el colegio te podían coger cualquier mañana delante de una pancarta. Te pegaban una paliza y luego te dejaban en el mismo lugar. Eso era al principio. En el año 2008 estuve un tiempo cuidando los camellos y las cabras que tenía mi familia en la zona del desierto y no retomé el activismo hasta 2010 cuando los grupos de jóvenes a favor de la autodeterminación del Sáhara comenzamos a montar jaimas a las afueras de El Aaiún hasta que logramos crear el famoso ‘Campamento de la Dignidad’.

¿Qué recuerdas del ‘Campamento Dignidad’?

Durante 28 días estuvimos viviendo en este campamento con una organización muy cerrada para que no cometiéramos fallos si venía a atacarlo la policía marroquí. Hoy recuerdo aquellos días de lucha con mucha nostalgia. Algunos de mis compañeros fueron apresados y tienen actualmente cadena perpetua.

¿Cómo describirías aquel día que la policía llegó al campamento?

Casi al cumplir un mes de resistencia en este campo, llegaron muchos todoterrenos de la policía. Recuerdo perfectamente la fecha, el 8 de noviembre de 2010 a las seis menos veinte de la tarde. También llegaron helicópteros que nos exigían que dejáramos el campamento inmediatamente para volver a la ciudad. La policía vino con muchas armas. Nosotros trasladamos rápidamente a los niños y mujeres que estaban en las jaimas hasta la ciudad y nos quedamos resistiendo aquella noche. Solo teníamos piedras para defendernos.

Año 2010: vehículos policiales marroquíes frente al Campamento Dignidad.

¿Fuiste apresado por la policía en aquella ocasión?

No recuerdo muy bien lo sucedido. Lo que sí tengo grabado es el momento en el que un policía vino hasta mí y empezó a golpear mi brazo derecho con la culata de un fusil. Fueron tan fuertes los golpes que llegó hasta el hueso y hoy, a mis 24 años, tengo este brazo inutilizado. Tras la fuerte paliza perdí el conocimiento y me llevaron directamente a un orfanato que improvisaron como prisión. Allí me esperaba otro grupo de tortura. Había tal cantidad de presos en la Cárcel Negra de El Aaiún, más de 200, que ya no cabían más detenidos.

¿Sufriste de nuevo tortura en aquel orfanato?

No pararon de torturarme en ningún momento a pesar de lo mal que veían con el brazo. Aquella pesadilla duró casi un mes. La tortura la provocaban de muchas formas. Me quitaron mi ropa y me pusieron una nueva empapada de agua dejándome la ventana abierta en pleno invierno, me soltaban los perros, me colgaban para que me mantuviera con cuerdas de pie, sin descanso. En aquellas durísimas condiciones mi brazo se hinchaba cada vez más y después de casi un mes allí en prisión, me soltaron sin darme ningún papel.

¿Cómo pudiste recuperarte de aquellas secuelas?

Me dejaron en la puerta de mi casa desmayado para que no reconociera a ninguno de los agentes. Mi madre al verme me llevó corriendo al hospital, pero nadie nos atendía. No querían tener problemas sabiendo que yo era un activista y mi madre tuvo que atenderme en casa durante seis meses con remedios naturales para que mejorara mi salud. Aun así solo he logrado mover un poco la mano, no puedo coger nada y el brazo lo tengo totalmente inutilizado.

¿Seguiste vigilado por la policía marroquí esos meses?

Una de aquellas mañanas, cuando me levantaba bien temprano para salir a la calle a buscar desayuno para mi familia vi cómo dos coches me seguían. Estaban esperando a que saliera. Cuando terminé de comprar en la tienda, había dos coches delante de mí y otros dos más. Vinieron directamente hacia mí para cogerme. Estaban encapuchados. Solo les veía los ojos. Me llevaron directamente a la comisaría donde nos esperaba un policía para interrogarnos. En aquella ocasión llevaron al interrogatorio a mí y a un amigo mío, ya que aquella madrugada habíamos colgado una bandera del RASD, en el colegio donde nosotros estudiábamos.

¿Qué ocurrió en la comisaría?

Me sentaron frente al jefe de policía diciéndome que solo querían advertirme. Me dijeron que me buscaban trabajo en Europa, una casa. Me ofrecieron Londres, Estados Unidos, España, donde yo quisiera. Me negué en rotundo porque solo querían quitarme de en medio, a mí y a mi amigo. A los pocos minutos vinieron cuatro hombres enormes con palos de manera a la sala. Me dieron en el brazo izquierdo y me colgaron por el brazo derecho. Me quitaron la ropa y continuaron pegándome en la cabeza, en las piernas, en la espalda, me torturaron con descargas de electricidad. Cuando llegué, los remedios naturales de mi madre ya no servían y fue gracias al contacto de nuestro grupo con la juventud de Izquierda Unida de España que se encontraba en el Aiun, que puede iniciar un tratamiento. Me dijeron que me tenía que trasladar a España para curarme porque sino no iba a salir de esa.

¿Cómo fue tu llegada a España?

Me trasladé, gracias a la ayuda de IU, a Madrid donde empiezo mi recuperación en 2012, pero yo necesitaba hacer algo para defender la dignidad de los presos saharauis que estaban siendo torturados en las cárceles. Decidí irme a las puertas de la embajada marroquí en Madrid y estuve 18 días en huelga de hambre. Vinieron actores españoles, parlamentarios a los les expliqué todo lo que estaba pasando a los presos por parte de policía marroquí. A raíz de aquello me invitaron al Parlamento en España para explicar la situación que vivían los que defendían la libertad del Sáhara. Me escucharon algunos diputados que hablaron sobre este tema en la Cámara, aunque yo no pude hablar porque no era posible.

¿Cómo continúo tu vida en España?

Tras mi visita al Parlamento, estaba mucho más recuperado y empecé a dar charlas y conferencias por toda España, donde también quiero continuar mi lucha. Hay que dar muchos pasos para que se busque a los culpables de lo que está pasando en nuestra tierra. Tras pasar los primeros meses en España, me trasladé a Andalucía y ahora vivo en Málaga, donde me encuentro estudiando la ESO. Mi brazo se ha recuperado bastante, me ha vuelto a crecer algo de vello y gracias a los médicos ya ha podido recuperar parte de su tamaño original. No esta tan pequeño, aunque no puedo usarlo para nada.

La diáspora saharaui reclama la independencia del Sáhara Occidental

T.S.J. | EITB.EUS

02/05/2015 http://www.eitb.eus/

Además, rechazan la decisión de la ONU de mantener un año más su misión de vigilancia sin incluir entre sus tareas la supervisión de los derechos humanos en la región.La playa Moyua ha acogido la protesta de los saharauis. Foto: EiTB

La comunidad del pueblo saharaui ha protestado este sábado en Bilbao por la decisión de la Organización de las Naciones Unidas de mantener un año más su misión de vigilancia en los territorios ocupados del Sáhara Occidental sin incluir entre sus tareas la supervisión de los derechos humanos en la región.

Así, la diáspora de Bizkaia se ha dado cita en la plaza Moyua de Bilbao para reclamar la independencia del pueblo saharaui, y solicitar a la ONU una verdadera vigilancia de lasituación en el Sáhara. Además, los asistentes han denunciado que en los campamentos ocupados se vulneran los derechos humanos.

La operación de la ONU en el Sahara Occidental se creó en 1991 con el fin de facilitar un referéndum y para definir el estatus de la ex-colonia española, consulta que más de 20 años después sigue sin celebrarse.

10799746_10152833960332370_1400616028_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, noticia, Pueblo, sildaridad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Sáhara es una olla a presión que va a explotar – Manifestación lunes 4 de mayo de 2015 en los territorios ocupados por el invasor marroquí – El muro de la vergüenza (video Rusia Today) – Tortura en los TTOO: “Me ponían ropa empapada con la ventana abierta en pleno invierno” – Saharauis en Bilbao reclaman la independencia del Sáhara Occidental

  1. No es justo que en pleno siglo XXI aun este ocurriendo este tipo de injusticias…. mi solidaridad desde lo mas profundo de mi ser… desde lo mas hondo de mi corazon con todo ese pueblo hermano… desde barinas venezuela cuna de la revolucion bolivariana…. tierra de guerreros gigantes… mi compromiso fisico almatico y espiritual con ustedes queridos hermanos! Deme el pueblo Arabe Saharaui en que ayudarle a ser libre, y en ello me consumare! Por siempre…. y para siempre… Anibal Leon.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s