Hace 39 años muere en combate Chahid Lwali Musatafa Said, Padre de la Patria Saharaui – Detienen en El Aaiún al activista saharaui Salah Labsir por “violencia contra la policía” – Testimonio de Salah Labsir previo su detención – Más de 100 organizaciones exigen una investigación independiente sobre el crimen de Haidala – Tarbak Haddi – El jugar sin juguetes en un campo de Refugiados

Chahid Lwali Musatafa Said

Chahid Lwali Musatafa Said

Hace 39 años muere en combate el padre de la patria saharaui

Hace exactamente 39 años muere en combate Chahid Lwali Musatafa Said. Su vida se extinguió a los 28 años el  9 /6/ 1976 y a la fecha 9/6/2015 , ya van 39 años de su muerte.

Fue el creador del frente POLISARIO y el fundador de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), este brillante joven de tan sólo 28 años fue capaz de unir al pueblo saharaui por su autodeterminación y la Independencia del Sáhara Occidental, por lo que es conocido como el Padre de la Patria.

Honor y gloria a  Chahid Lwali!

Detienen en El Aaiún al activista saharaui Salah Labsir por “violencia contra la policía”

TXEMA SANTANA (@TXEMITA)

Las Palmas de Gran Canaria08/06/2015 – http://www.guinguinbali.com/

Este fin de semana, se ha producido la detención de Salah Labsir, saharaui muy activo en la lucha contra Marruecos en el Sahara Occidental entre 2005 y 2013. Trabajó en el llamado “equipo mediático” durante estos años hasta que, en 2013, se exilió a los campamentos de refugiados “por seguridad”. Marruecos asegura que pesaba sobre él una orden de búsqueda, desde 2013, por “violencia premeditada contra la policía”, entre otros delitos. Labsir decidió poner fin a su exilio este fin de semana, “conociendo los riesgos” de su decisión. Fue apresado en El Aaiún.

Las fuerzas de seguridad marroquíes detuvieron a Salah Labsir -comunicado como Salaheddine B.-, un joven activista saharaui acusado de “violencia premeditada contra la policía y destrucción de instalaciones de utilidad pública”, entre otros delitos. De hecho, según comunicó la agencia de noticias MAP, citando a la Dirección General de Seguridad Nacional, sobre Salah Lesbir pesaba una orden de búsqueda y captura.

Según explica Marruecos, Salah “utilizó un pasaporte argelino para entrar en Marruecos”, en referencia al Sahara Occidental, aunque según relatan, su detención se produjo ya en la capital del territorio saharaui, El Aaiún. Para la policía, Salah es sospechoso de haber participado en “actos de violencia y sabotaje premeditado” que tuvieron lugar en Smara en 2013, siendo objeto de notificaciones por parte de la investigación.

Labsir, natural de Smara, ciudad en la que reside su familia, antes de regresar, grabó un vídeo en el que explicó que se marchó del Sahara Occidental “por seguridad”. Asegura que, entre 2005 y 2013, trabajó en medios de comunicación saharauis y que, por esa razón, fue “perseguido”. Después de disturbios en la ciudad de Smara, dijo “buscar la libertad” huyendo de su país. El regreso al Sahara Occidental era para ver a su familia, según declara, y pidió “a las organizaciones internacionales por los Derechos Humanos que tomen las medidas necesarias” en caso de que, como ha ocurrido, fuera detenido. “Es la situación que se vive todo los días en el Sahara Occidental”, concluyó.

Testimonio de Salah Labsir previo su detención

Publicado el 07/06/2015

Más de 100 organizaciones exigen una investigación independiente sobre el crimen de Haidala

Sevilla,08/06/15(SPS).- Más de cien organizaciones sociales, políticas y culturales apoyan  firmemente la huelga de hambre de Takbar Haddi y exigen  que se abra “una investigación independiente sobre este crimen y aclarar las circunstancias que le rodearon”.

Las organizaciones  firmantes de   un manifiesto de apoyo a Takbar Haddi han expresado  asimismo  su rechazo y condena  a la “detención arbitraria y torturas recibidas por Mohamed Lamín Haidala por parte de la policía de ocupación marroquí”.

También condenan el  cerco policial y las agresiones que sufre la familia de Haidala en su casa del Aaiún ocupado.

Los firmantes del manifiesto de apoyo a la madres saharaui  exigen “una  autopsia del cadáver de Mohamed Lamín Haidala por médicos especialistas e imparciales, para aclarar las causas de su muerte y entregar los restos mortales a la familia para tener un entierro digno”.

El manifiesto  forma parte de una campaña de firmas de apoyo a la madre saharaui  por parte de colectivos sociales, sindicatos y partidos políticos impulsada por la  – Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Canarias .

Se espera que antes del miércoles se hayan obtenido las firmas de  200  organizacciones  para el  apoyo a la madre saharaui Takbar Haddi. SPS
090/099

Tarbak Haddi

Alfonso González Jerez 06.06.2015 | 00:31 http://www.laopinion.es/

El cónsul de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria no se ha dignado a bajar una docena de metros de escalera, y a atravesar cinco o seis metros más de acera, para dirigirse a Tarbak Haddi, una saharaui que mantiene una huelga de hambre que ya amenaza su vida. Ni ha bajado él, ni ha mandado a ningún subordinado para interesarse por la situación. Si la propaganda política marroquí contuviera un ápice de verdad –según esa misma propaganda obscena Tarbark Haddi es una ciudadana del reino de Marruecos, porque el Sáhara no existe– el señor cónsul debería demostrar una mínima diligencia. Pero Tarbark Haddi recibe la misma atención que un perro callejero.

Es una estampa vomitiva que ilustra, precisamente, lo que el discurso oficial del Gobierno marroquí insiste en negar: que los servidores de Mohamed VI –autoridades políticas, funcionarios, policías y militares– tratan a los saharauis como bestias que no merecen ni una palabra, ni una mirada, ni un remoto rastro de humanidad y reconocimiento.

La exigencia de Tarbak Haddi, por supuesto, supone un escándalo. Ni siquiera pide la vida de su hijo; solicita que le sea entregada su muerte. Que le entreguen su cadáver, para ser enterrado dignamente, y que una autopsia neutral certifique las razones por las que se apagó su vida. Mohamed Lamine Haidala, apenas veinte años, fue herido en una reyerta entre saharauis y colonos marroquíes. La policía lo detuvo y pasó 48 horas en un calabozo, y de esa macabra ratonera salió directamente a un centro hospitalario, donde murió a causa de una septicemia el pasado mes de febrero. Hasta ahí lo que amablemente han comunicado las autoridades de Rabat. Pero nadie sabe dónde se encuentra el cadáver de Mohamed Lanime Haidala.

Nadie, realmente, es capaz de relatar las circunstancias de sus últimas horas. El dolor por la pérdida de un hijo es un infierno indescriptible, pura llaga viva y supurante que enciende el aire y te quema en cada suspiro, y no acaba jamás. Cuando además ignoras sus últimos momentos y no sabes cómo o quién te lo arrebató para siempre ya no eres apenas un ser humano, sino una máquina de sufrimiento incesante en medio de una oscuridad completa, irredimible. Las persianas del Consulado General de Marruecos en Las Palmas permanecen echadas.

Todo el mundo celebra (y yo el primero) que la pasión política haya regresado a este país y millones de ciudadanos reclamen en las calles y en las urnas honradez, dignidad, buen gobierno, el apuntalamiento de los servicios sociales, transparencia en la gestión, lucha contra el empobrecimiento y la desigualdad. Pero no deberíamos olvidar que la recuperación de la política no es solo una exigencia que incumbe a nuestras vidas cotidianas y a nuestras propias injusticias. Tarbak Haddi sigue esperando y deberíamos hacerla saber que, en su desolación y en su dignidad, no está sola.
http://www.alfonsogonzalezjerez.com

Benda

El jugar sin juguetes en un campo de Refugiados.

https://1saharaui.wordpress.com

11418397_10207212269411121_668092694_n

Mi primer juguete le tuve con 7 años de edad, una muñeca que solo verla me daba hasta miedo.

Los niños en los campamentos de refugiados son felices. Son felices a pesar de la escasez de material de juego; su rutina diaria les ha dado la lección del convivir detrás de un balón, descalzos siempre, donde solo dejan ver el polvo de una atardecer que indica que por allí han jugado un partido de fútbol.

Son felices porque con una rueda de coche hacen carreras, les he visto picarse detrás de esas ruedas, unos agarrados a otros y van corriendo como si no tuviesen mañana. Les he visto felices en el mejor columpio, el monumento a la humanidad en la Wilaya de Smara, cuatro palos dos sacos agarrados de una cuerdas y allí, yo misma, me he tirado mis horas.

Les he visto felices en el reparto de la comida en Lidara esperando a que acabasen sus mamás para ayudarlas a recoger. Les he visto felices con dos latas de aceite y un palo entremedias y era el mejor coche que recuerdo haber visto jamás. Les he visto felices, muy felices. Nunca he visto un niño saharaui en los campamentos con un iPad, ni con un juguete con mando a distancia ni tampoco con vidioconsola, y no las menosprecio, simplemente que no todo gira alrededor de lo material, hay más que eso. Estoy segura.

Les he visto con una bicicleta y montados dos y un tercero detrás corriendo como si de una vuelta ciclista se tratara, les he visto felices incluso jugando a las canicas e incluso escondiéndose en un pozo. Son felices a su manera, sí. Esa sencillez, ese conformismo que desde aquí no entendemos, existe

Benda Lehbib Lebsir.

Imagen: Victor Jimenez.

10799746_10152833960332370_1400616028_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, noticia, Pueblo, sildaridad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s