Sáhara Occidental: ¡La badil! ¡La badil! ¡Aan takrir el massir! “No hay ninguna alternativa que no sea el derecho a la autodeterminación” – Huelga de hambre de 24 horas en cadena en apoyo a Takbar Haddi: la canaria-chilota Maribel Lacave – ¿Quién era Mohamed Lamine Haidala? – Pero quién es Maribel Lacave? Que lo diga ella misma, con prosa y poesía

51º eslabón huelga de hambre rotativa por justicia para Haidla hijo de Takbar Haddi:

la canaria-chilota Maribel Lacave

Se ha desarrollado una huelga de hambre rotativa por 24 horas en apoyo a Takbar Haddi, cuyo hijo fue asesinado por Marruecos y, no sólo no ha habido justicia, sino que ni siquiera entregaron su cuerpo. es así que hoy, 8 de agosto de 2015, entra en huelga de hambre (51º eslabón) Maribel Lacave, desde su lugar de residencia en el Archipiélago de Chiloé, Chile; esta poeta canaria, al tomar la posta de Jordi Sebastiá, dice:

Tod@s somos #TakbarHaddi

#JusticiaparaHaidala

Apoyo a la Huelga de hambre de Takbar Haddi por su hijo

Video de Maribel Lacave

con motivo de su huelga de hambre

¿Quién era Mohamed Lamine Haidala?

TXEMA SANTANA

Haidala 1

Las Palmas de Gran Canaria30/06/2015 http://guinguinbali.com/

“Nació en una cárcel a cielo abierto”, dice Ismael Emboirik, joven saharaui residente en Canarias que fija más que el año el lugar que marcó la vida y la muerte de Mohamed Lamine Haidala, por el que Takbar Haddi, su madre, estuvo en huelga de hambre 36 días. Ahora, esta huelga de hambre es rotatoria. “La independencia del Sahara Occidental era su obsesión”, rescata Salah, el marido de su madre.

Mohamed Lamine Haidala nació en El Aaiún en 1994, casi 20 años después de la marcha verde y con los cascos azules ya desplegados en su país con la misión de celebrar un referéndum que aún no ha llegado. Nació el dos de febrero, el mismo día que su madre, pero 20 años después. Antes de los 10 años el inquieto Mohamed ya vivía con sus abuelos en el barrio Casa Piedra, después de que su madre, Takbar Haddi, se separase y emigrase a Canarias.

Espigado y flaco, Mohamed Lamin siempre estuvo cerca del Frente Polisario y del activismo saharaui por la independencia en el Sahara Occidental. Con 15 años participó en diferentes manifestaciones que se realizaron en el mes de noviembre en El Aaiún en solidaridad con Aminatou Haidar durante su huelga de hambre. En una de estas protestas tuvo su primer conflicto con la policía marroquí, al verse acorralado en un pasaje de la ciudad y recibir los primeros golpes, recuerda un familiar que se mantiene en el anonimato. Un año después participó en el campamento de Gdeim Izik, la protesta que llevó a más de 15.000 saharauis a levantar jaimas a una veintena de kilómetros de la capital del Sahara Occidental. “Era de los que llevaba un peto amarillo”, señala Hassana, uno de sus amigos. Hassana no se llama así, pide que no se publique su nombre real. “Mohamed paseaba orgulloso su uniforme” y se encargaba de “coordinar a los más jóvenes”.

El día que Gdeim Izik se desmanteló, en las calles de El Aaiún se produjeron fuertes disturbios, que acabaron con varios fallecidos y decenas de heridos. Entre los heridos estuvo Mohamed Lamine Haidala, que no fue detenido. Desde entonces su vida no ha tenido tregua. Junto con un compañero, daba clases a niños por las tardes. Les contaba la lucha que había llevado a cabo el Frente Polisario y les hablaba del objetivo de la independencia.

Desde las fuerzas de seguridad de Marruecos se asegura, sin embargo, que Mohamed Lamine Haidala era un joven “delincuente” y que “consumía drogas de forma habitual”.

“Estabas hablando con él y cuando te girabas, ya se había ido, siempre estaba haciendo algo por su causa. La independencia del Sahara Occidental era su obsesión”, recuerda Salah, marido de Takbar Haddi, que explica que lo conoció hace dos años, por el mes de diciembre. “Cuando llegué a la casa estaba con el brazo vendado, porque después de haber sido detenido le habían hecho varios cortes con una cuchilla en la muñeca”, relata. Esas heridas dificultaron para siempre el movimiento de su mano derecha.

En su decimonoveno día en huelga de hambre, Takbar Haddi recibió a GuinGuinBali cerrando un bolso negro en el que guardaba las dedicatorias que le dejan los que la visitan. Mostraba una sonrisa sin fuerzas. Vio por última vez a su hijo en diciembre. La última vez que habló con él fue el día de la pelea que le provocó la muerte. “En diciembre le pedí por favor que se fuera de El Aaiun, que si no quería venir a Canarias, que fuera a Mauritania”, rememora. La miró “muy fijamente”, recuerda, y le dijo que “nunca” se iba a marchar de su país. “Yo sabía que iba a morir, tarde o temprano”, acaba emocionada.

Estaba haciendo un curso de fontanería, creía que podía ser una profesión que le diese para vivir. Sus airadas reacciones ante la policía marroquí le había costado persecuciones y detenciones en los últimos meses. Mohamed Lamine Haidala no la reconocía como fuerzas de seguridad, “eran sus enemigos”, dice Hassana. “Y así, aquí, no puedes vivir, tarde o temprano te pasa algo”, acaba.

Era el sábado 31 de enero, poco después de las nueve de la noche varios ciudadanos marroquíes se dirigieron a Mohamed por su condición de saharaui. Él reaccionó a estos insultos e iniciaron un intercambio de golpes “hasta que una piedra le impactó en la cabeza y cayó al suelo”, cuenta Sidi Haddi, su tio. Cuando llegó la ambulancia, en la primera observación, además de una herida en la cabeza se detectó un importante corte en el cuello. Durante el día 1 de febrero se produjeron varias entradas y salidas del centro médico Ben Mehdi de El Aaiún.

El 2 de febrero consta su ingreso en el registro. Se le inyectó calmantes y ese mismo día declaró ante el procurador del Rey Mohamed VI en El Aaiún. Le pidieron un certificado médico y su tío Sidi Hadi explica que al solicitarlo para aportarlo se lo negaron. Quedó en libertad vigilada unas horas, pero volvió al hospital al mañana siguiente, sin recuperarse de las heridas. Ingresó en el Hospital Hassan II a las doce de la mañana y según Sidi Haddi pasada las nueve de la noche “perdió el conocimiento”. Según el relato de su familiar “el día cuatro por la mañana lo llevaron a urgencias y reaccionaba”. Le comunicaron que debían llevarlo urgentemente al hospital de Agadir, en Marruecos. “Tuvimos que alquilar una ambulancia”, explica su tío. Una hora después, partieron hacia Agadir, ciudad que está a más de 600 kilómetros de El Aaiún.

Mohamed Lamine Haidala murió en Agadir, Marruecos, unos días después. Takbar Haddi, su madre, estuvo en huelga de hambre 36 días. Pide saber qué le causó la muerte a su hijo y poder ver su cuerpo por última vez. El consulado de Marruecos en Las Palmas, frente al que estuvo sentada o acostada Haddi, asegura que le ha ofrecido ver la autopsia y ella no lo desmiente, solo que quiere un documento independiente porque piensa que “Marruecos es el verdugo” de su hijo. Haddi tiene dos hijos más, ambos viven en Canarias. Ahora la huelga de hambre sigue de forma rotatoria. “Si Mohamed estuviese vivo estaría pidiendo Justicia. Soy su madre. Su madre. Su madre” clama Takbar con esa expresión de tenacidad imbatible con la que mira.

Tabkar Haddi

Tabkar Haddi

Pero quién es Maribel Lacave?

Que lo diga ella misma

Con prosa y con poesía

Nací en Canarias, en 1951 aunque pasé gran parte de mi infancia en el Sahara donde me convertí para siempre en nómada. Desde los 12 años empecé a publicar poemas en la prensa de las islas y en revistas literarias hispanas. Colaboré en revistas emblemáticas como “Sansofé” y “El Puntal” y pertenezco, desde el inicio, al “Centro de la Cultura Popular Canaria”. Formé parte de las “Muestras de Cultura Popular” y del “Espal” (Encuentro de Solidaridad con los Pueblos de Africa y América Latina) y una parte de mi obra poética se recoge en las grabaciones discográficas de estos eventos y en diversas antologías. Soy Graduada Social, especializada en Sindicalismo. En mi vida he hecho de casi todo, incluso de actriz en el film “Con ojos de mujer”. Desde 1998 resido en Chile.

SEÑAS DE IDENTIDAD

Mi voz es la de Eva pecadora,
la misma que alentó mi flecha de amazona
y lloró soledades del castillo cautiva.
La selva oyó el sonar de mis tambores
y los cielos, mis gritos en la hoguera.

Luché contra el francés en Aragón
y contra España en Venezuela.

Soy Penélope fiel y Mariana Pineda.

Fui judía en un campo de dolor y de muerte
Y ahora soy Palestina que hace volar las piedras.

Yo soy la Carmela que en España
Cantaba la copla guerrillera.

Grité en Marruecos y en Argel,
Seguí a Dolores por cárceles y exilios
Y de Vietnam aun llevo cicatrices abiertas.
Hiroshima me vio regar su suelo
Y el Sahara bordarle su bandera.

Me buscaron sin cesar en Argentina,
De Uruguay lloré torturas y tristezas
Y en Chile, puesta en pie, cantaba con Violeta.

Soy Juana, Alfonsina y soy Gabriela.

El desierto conoce mis noches sin fronteras
Y el Caribe los días que anduve por la Sierra.

Soy la mujer,
La mujer que parió los hijos todos
Que pueblan el planeta.
Soy diosa que camina buscando paraísos
En la Tierra.
Siempre amando sin descanso.
Siempre creciéndome, sin tregua.

Maribel y Maite Lacave - Carnavales en D Ajla

Maribel y Maite Lacave – Carnavales en D Ajla (Sáhara Occidental) 

(Maribel es el hada)el hada

La poesía de Maribel Lacave toca de manera recurrente el Sáhara y la lucha del pueblo saharaui

FUSIL CON ALAS

A la memoria de Sidi Bahaha

que acarició mi llanto

por las dunas y talhas

Caminando tus huellas

me adentré en el desierto

de wilaya en wilaya.

Qué hicieron con tu risa

Dónde están esos juegos

que mi infancia recuerda

Adónde se fue el mar,

ese mar tan azul

que tus hijos no sueñan.

Entre guerra y tristeza

tu mirada en la mía

y un grito silencioso

me llega a borbotones.

Seguiré siendo vuestra,

como vuestra es mi infancia,

mi conciencia y mi vida.

Si en mi memoria surge

la arena de tus playas,

en mi esperanza nueva

se reflejan tus jaimas,

tus mujeres, tus niños,

tu canción estrenada

y esa mano tan tierna

que acarició mi llanto

por las dunas y talhas.

Volverás a tu tierra,

vivirás en tu patria

y un día, tú ya viejo,

recordarás mis lágrimas

como yo pensaré

en tu fusil con alas.

Porque eres mi futuro,

porque sin ti soy nada,

yo te canto

y te sigo

y me salgo a la calle

y libero contigo.

(del Libro “Donde sólo media luna” de Maribel Lacave)

Y por supuesto, a los niños saharauis

¿QUÉ ES EL MAR?

A la escuela 9 de Junio

-¿Qué es el mar?

preguntó la maestra

y un niño chiquitito

con ojos de bengala

contestó cariñoso:

– Es un palo muy largo

que yo vi en una foto.

Pequeño corazón,

te llevaré yo el mar

encerrado en mis manos

como cuencos de espuma.

Te bañaré en su azul

como yo me bañaba,

extranjera en tus costas,

hermana en tu wilaya.

Te mostraré ese mundo

que te roban al alba,

el que tú me prestaste

para que yo lo amara.

Jugaremos al aire

por las playas de Dajla

y en un instante

volarás al mañana.

-¿Qué es el mar?

El mar, pequeño mío,

es toda la patria liberada.

(Del Libro “Donde sólo media luna” de Maribel Lacave)

Desde Chile, escribe a sus hermanos saharauis

Maribel en Chile

QUL LE WATAN OU SHEJADE

(Toda la patria o el martirio)

Pucón, (Chile), Catorce

de Noviembre, año dos mil

Hermanos saharauis:

Aquí estoy, al otro lado del Océano,

tan lejos que es Noviembre

y, sin embargo, primavera.

Aquí estoy, sentada frente a un lago.

A mi espalda, un volcán lleno de nieve,

bajo mis pies, sólo la hierba verde

y sobre mi cabeza una nube de ramas y de flores.

¿Podéis imaginarme?

Con las manos temblándome de frío,

el rostro sin arena,

los ojos desbordados de colores

y sin sed, contemplando impúdicas cascadas.

Aquí estoy, recordando el color de las dunas,la danza del siroco en el desierto,

la luz de los misiles y los muertos.

Aquí estoy sin que nadie sospeche

el dolor que esta fecha maldita me provoca.

A esta misma hora

(diez y cuarto de la mañana)

estaréis preparando los desfiles,

desplegando banderas,

estaréis recordando a los ausentes.

Mariam estará en Rabuni recibiendo

a los amigos que vienen de otras tierras;

Suelma se ocupará de los detalles;

humearán las teteras en las jaimas

y Gebbel estará peinando a Maribel II

mientras los demás aguardan, impacientes.

¡Qul le watan oushejade!

gritarán los viejos y los niños,

¡Qul le watan!

¡Qul le watan oushejade!

grito también yo desde este lago

ante los ojos atónitos

de algunos turistas que me miran.

Aquí estoy, hermanos,

en este país también lleno de muertos,

aquí estoy con los unos y los otros,

Aquí estoy, sin perdones, sin olvidos.

Maribel Lacave

Del libro “Sin Fronteras” – Ed. Centro de Cultura Popular canaria- 2001)

Una de las poesías más impresionantes de Maribel Lacave nos cuenta del genocidio cometido por Marruecos al bombardear a la población saharaui, que iba en retirada ante la invasión marroquí, en medio del desierto, en Tifariti, esto fue en Febrero de 1976

Más Sáhara

Más Sáhara

TIFARITI

A Brahim Gali,

esta flor de victoria

Con las heridas abiertas

y el llanto aún resbalando en mis mejillas,

hoy te nombro en voz alta por vivirte

por hacerte renacer de tu agonía.

Acaricio la arena de tu piel

hasta cerrar las huellas profundas, doloridas.

Beso tus piedras y tus talhas

y arremolino el aire de tu brisa.

Sobre tu hermoso suelo liberado

te he amado hasta dolerme el alma adormecida;

mi cuerpo se estremeció de amor y de ternura

y una mirada nueva traigo en los ojos

después de lo vivido.

Sueño contigo

y en mis sueños tu nombre es una herida

que me brota del pecho como un canto

de dolor y de ira.

Pensaré siempre en ti, mi paloma abatida,

tu nombre es la flor de la victoria

¡Ay amor! tu nombre es Tifariti.

Maribel Lacave

(Del libro “Sin Fronteras” – Ed. Centro de Cultura Popular canaria- 2001)

MANIFESTACIÓN ORGANIZADA POR CACHIS EN LA EMBAJADA DE MARRUECOS EN SANTIAGO, CHILE, DICIEMBRE DE 2014

¡FUERA MARRUECOS DEL SÁHARA OCCIDENTAL!

¡FUERA MARRUECOS DEL SÁHARA OCCIDENTAL!

¡La badil!

¡La badil!

¡Aan takrir el massir!

“No hay ninguna alternativa que no sea el derecho a la autodeterminación”

10799746_10152833960332370_1400616028_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, noticia, Pueblo, sildaridad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s