Actualización Honduras: el pueblo hondureño resiste alza de peajes – Asesinatos, masacres, violencia, violaciones de los DDHH, impunidad, el legado del golpe “blando” organizado por EEUU -Defender al medioambiente en América Latina puede ser letal: el caso de Honduras – Expertos advierten que Honduras es uno de los países más peligrosos para los defensores de derechos humanos – Asesinan a Lesbia Yaneth, compañera de Berta Cáceres en la lucha contra los abusos de multinacionales – Policías se esconden mientras asesinan abogada y a joven en Honduras

Actualización: En Honduras aumentaron los peajes, así que el pueblo se defendió del Abuso…

Fuente: PR Informa

https://www.facebook.com/prinforma/?fref=ts

Defender al medioambiente en América Latina puede ser letal

Por ALBERTO ARCE/New York Times

Berta Cáceres obtuvo en 2015 el prestigioso Goldman Environmental Prize por su defensa del medioambiente en Intibucá, Honduras. Su asesinato, en 2016, no es un hecho aislado en región. CreditGoldman Environmental Prize.

berta goldman

La noche del 3 de marzo de 2016, cuando varios hombres armados avanzaron por las calles oscuras de La Esperanza —una bucólica ciudad de techos a doble agua en las montañas del oeste del Honduras— para introducirse en la vivienda donde dormía la líder indígena Berta Cáceres, llegar hasta su habitación y asesinarla, no estaban cometiendo un hecho aislado.

No solo mataban a una dirigente. Aquel crimen era parte de un modo de operar, una manera de resolver conflictos que ahora, tras su muerte, por su muerte, se somete al escrutinio público.

En un giro con el que no contaban, en uno de los países con uno de los registros de homicidios más violentos y más impunes del planeta, los responsables fueron detenidos y provocaron que la atención de quienes se preocupan por la defensa de la tierra en todo el mundo se centrara en Honduras, un lugar casi siempre olvidado.

Berta Cáceres había ganado uno de los premios más prestigiosos a nivel global por su defensa de los ríos en Honduras, el Goldman Environmental Award.  Tenía aliados que volvieron sus ojos a la realidad por la que murió. Y por extensión a la región, América Central, y al continente, donde la tierra siempre ha sido explotada vorazmente, y la persecución de sus defensores es habitual.

amnistia internacional

Amnistía Internacional publicó un informe ayer jueves en el que señala a Honduras como el país del mundo con el mayor número de asesinatos per cápita de defensores de la tierra y el medioambiente. Solo en 2014, en ese pequeño país caribeño fueron asesinados 12 de ellos. Una cifra que la organización enmarca en otra cifra mayor, que sirve para dimensionar el problema: en 2015, según datos de la organización ambientalista Global Witness, hubo 185 asesinatos de líderes ambientales registrados a nivel global; 122 ocurrieron en América Latina.

El fenómeno no es nuevo. Si nos remontamos en el tiempo, en Guatemala (vecina de Honduras), el otro país al que se refiere este informe de Amnistía, la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala (UDEFEGUA) señala que entre el año 2000 y agosto de 2015, el grupo de los defensores de pueblos indígenas y ambientalistas fue el más atacado entre los que trabajan por los derechos humanos.

Según la organización, el contexto en el que se registran niveles de violencia tan altos contra los defensores de la tierra y el medioambiente tiene dos características centrales: la expansión de proyectos de explotación de recursos naturales por parte de empresas y la inacción —cuando no colaboración—, por parte del Estado a la hora de ponerle freno al uso de la fuerza contra quienes se oponen a esas iniciativas.

Se trata de la explotación de los recursos en países donde, según datos del Banco Mundial, más de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza (señalado en menos de un dólar al día): el 62,8 por ciento en Honduras y el 59,3 por ciento en Guatemala.

No es casual, por tanto, que en el caso de Cáceres, activista política marcada por esas cifras —por la defensa de recursos que necesitan la mayoría de las comunidades que viven por debajo de ese umbral de pobreza, indígenas o campesinas, cuyas vidas dependen del acceso a la tierra y a otros recursos naturales— los arrestados fueran de la empresa y del Ejército.

Los procesados por el homicidio eran, en concreto, el responsable de Asuntos Sociales y Medioambientales de la empresa DESA, a cuyo proyecto de utilización del río Blanco para generar energía eléctrica la activista llevaba años oponiéndose; un exresponsable de seguridad de la misma empresa; y dos exmilitares, uno de ellos instructor de la Policía Militar, cuerpo estrella de seguridad creado recientemente por el presidente Juan Orlando Hernández.

Lo que muestra Amnistía Internacional, tanto en Honduras como en Guatemala, es que este tipo de crímenes no surgen de manera aislada, como casos puntuales.

Son el producto un contexto de militarización, radicalización política y degradación de la seguridad marcado por eventos como el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya en Honduras en 2009.

No parece casual que la lucha de Berta Cáceres naciera de su oposición a la ley de aguas de Honduras, que por primera vez abría a empresas privadas la posibilidad de licitar la construcción de embalses para generar energía eléctrica en el país. La ley se aprobó apenas un mes después de ese golpe de Estado que derrocó a Zelaya, contra el que Berta también luchó. Ese gobierno nacido de un golpe licitó 47 proyectos y, en menos de un año, había firmado 40 de las concesiones y adjudicado la explotación de 40 ríos a empresas privadas.

Ariadna Tovar, investigadora de Amnistía, cree que el asesinato de Berta Cáceres pone en cuestión la efectividad de las medidas cautelares que la Organización de Estados Americanos (OEA) había dictado para proteger su vida. “A pesar de esa obligación de protegerla, fue asesinada y eso genera una pregunta: si ella con ese perfil tan alto fue asesinada, ¿qué pasa con quienes no tienen su perfil, cuál es su seguridad?”.

Cáceres había denunciado que iban tras ella y la OEA dictó medidas cautelares para proteger su vida, pero la noche en que murió no la protegía nadie. El informe de Amnistía no se centra solo en la responsabilidad de las empresas, sino también en la del Estado.

Para Tovar, la situación es más grave aún. Personas que han recibido amenazas y deberían estar protegidas no solo reciben ataques, hostigamientos y seguimientos, sino que son asesinadas. “Los ataques continúan. Menos de dos semanas después del asesinato de Berta murió un compañero suyo, Nelson García. El periodista Félix Molina recibió dos tiros en las piernas tras escribir el contexto en el que se realizó este crimen cuando se cumplía un mes del asesinato de Berta”.

Amnistía Internacional es una organización de activistas. En su informe, Tovar pide reconocer algo que parece evidente, pero no lo es: “Los defensores no son opositores sino personas que realizan un trabajo legitimo e importante para la sociedad”.

Lo que demanda el documento de Amnistía es no estigmatizar a quien se opone. Proteger. Dialogar. Investigar. Sancionar. Prestar atención. Que se cumpla la ley, dicen, porque para eso existe.

Expertos advierten que Honduras es uno de los países más peligrosos para los defensores de derechos humanos

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Ginebra / Washington, D.C. – Honduras se ha convertido en uno de los países más peligrosos para los defensores de derechos humanos, advirtieron hoy dos importantes expertos de Naciones Unidas y del sistema interamericano. En lo que va del año, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha recibido información sobre el asesinato de por lo menos 8 defensores en el país.

“El Gobierno de Honduras debe adoptar y aplicar de manera inmediata medidas efectivas para proteger a los defensores de derechos humanos, para que puedan desempeñar su trabajo sin temor o amenaza de violencia o asesinato”, indicaron el Relator especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos de la Organización de la ONU, Michel Forst, y el Relator interamericano sobre los Derechos de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, José de Jesús Orozco Henríquez.

Michel Forst

Este llamado urgente se hace tras el asesinato de otro reconocido dirigente, Kevin Ferrera, el día 9 de agosto de 2016, abogado y presidente de la Juventud del Partido Liberal (‘Juventud Liberal’) y miembro fundador de la organización Oposición Indignada. El Sr. Ferrera trabajaba con el objetivo de empoderar a la ciudadanía a denunciar actos de corrupción e impunidad, y ayudó a organizar las recientes caminatas de protesta en contra de las propuestas de reelección del actual Presidente de Honduras.

“Estamos sumamente preocupados que su asesinato pueda estar vinculado con el trabajo legítimo del Sr. Ferrera en la defensa de los derechos humanos e instamos al Estado a llevar a cabo una investigación para establecer responsabilidades tanto de los perpetradores materiales como de los autores intelectuales de este atroz crimen”, enfatizaron. “La investigación debe ser exhaustiva, seria, imparcial y tomada con la debida diligencia”.

“La violencia y los atentados contra personas defensoras de derechos humanos no sólo afectan las garantías básicas de cada individuo. También socavan el papel fundamental que desempeñan los defensores de los derechos humanos en la construcción de una sociedad más equitativa, justa y democrática”,  subrayaron los expertos.

José de Jesús Orozco

Los Relatores Forst y Orozco Henríquez hicieron referencia a la creación de un mecanismo de protección para defensoras y defensores y otros grupos en 2015, así como también a los esfuerzos del Estado para  que el mecanismo sea totalmente operativo. “No obstante”, señalaron, “aún no se ha puesto a prueba la implementación del mecanismo”.

“Los crímenes cometidos contra los defensores de derechos humanos, especialmente asesinatos a sangre fría, no deben quedar impunes, ya que la impunidad es el enemigo – y el mayor desincentivo de cualquier esquema de protección, no importa cuán comprehensivo sea éste”, los expertos concluyeron.

Asesinan a Lesbia Yaneth, compañera de Berta Cáceres en la lucha contra los abusos de multinacionales

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Asesinan a Lesbia Yaneth, compañera de Berta Cáceres en la lucha contra los abusos de multinacionales: este fue el titular que el periódico español diario.es le dio a esta noticia que demuestra la barbarie e indefensión que viven los defensores del medio ambiente y de los derechos humanos

Yaneth, activista del COPINH, estaba inmersa en un proceso de lucha contra la construcción de un proyecto hidroeléctrico en Honduras.

Un total de 185 personas fueron asesinadas en 2015 en todo el mundo por su implicación en la defensa de la naturaleza.

janeth urquia

“La muerte de Lesbia Yaneth constituye un feminicidio político que busca callar las voces de las mujeres que luchan por sus derechos”, dicen desde el COPINH

Ha ocurrido otra vez. Cuatro meses después del asesinato de la hondureña Berta Cáceres , ha aparecido muerta Lesbia Yaneth, lideresa indígena y también integrante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

La defensora medioambiental hondureña militaba de forma activa contra la construcción de represas de los ríos de su municipio y  estaba inmersa en un proceso de lucha contra la construcción de un proyecto hidroeléctrico en San José (La Paz), según ha confirmado el COPINH en un comunicado.

El cuerpo sin vida de Lesbia Yaneth Urquía apareció este miércoles en el vertedero municipal de Marcala, en el departamento de La Paz. Según la versión recabada por las autoridades policiales, la mujer salió de su casa el pasado martes alrededor de las 5:00 de la tarde en su bicicleta, informa el diario local El Heraldo. Como no llegaba a casa, sus familiares comenzaron a buscarla y hasta que fue localizada sin vida.

 El asesinato de Yaneth ha tenido lugar en el marco de un proceso de ‘consulta’ llevado a cabo por el Gobierno de Honduras acerca de la aprobación del proyecto de ley del Mecanismo de la Consulta Previa, Libre e Informada, por la que llevan años luchando las comunidades indígenas en Honduras. Se trata de un derecho amparado por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según aseguran desde el COPINH, “las reuniones con las que el gobierno pretende impulsar su propuesta de ley se llevaron a cabo en el municipio de Marcala -donde ha aparecido asesinada Lesbia Yaneth- los días 4 y 5 de julio.

El proyecto hidroeléctrico Aurora I, contra el que estaba luchando Lesbia Yaneth, pretende ser instalado en el  municipio de San José, La Paz. Según el COPINH,  “la presidenta del Partido Nacional y vicepresidenta del Congreso Nacional, Gladys Aurora López” tienen una “vinculación directa” con la construcción de la represa. 

Violencia contra los ambientalistas en Honduras

En marzo de este año, la líder indígena y presidenta del COPINH, Berta Cáceres, fue asesinada. Su caso despertó un fuerte movimiento de solidaridad y presión internacional, que de momento no ha frenado los asesinatos a defensores del medioambiente y los derechos humanos en Centroamérica. Recientemente, un exsoldado hondureño reveló a The Guardian que el nombre de Berta Cáceres figuraba desde hacía meses en una lista negra en manos de una unidad especial del ejército hondureño entrenada por Estados Unidos.

Dos semanas después del asesinato de Cáceres, Nelson García, compañero en la defensa del medioambiente, también líder regional del COPINH, fue abatido de varios tiros  cuando se dirigía hacia su casa después de participar en una protesta contra el desalojo forzoso de un centenar de familias.

La persecución y violencia contra quienes defienden el medio ambiente es una constante en aquellos países donde empresas transnacionales extractivas, hidroeléctricas o del sector agroindustrial tienen intereses, muchas veces en connivencia con los poderes políticos y financieros.

Un total de 185 personas fueron asesinadas en 2015 en todo el mundo por su implicación en la defensa de la naturaleza, según el último informe de Global Witness. El año pasado, los países más peligrosos para los defensores del medio ambiente fueron Brasil, con 50 muertes, y Filipinas, con 33.

“La muerte de Lesbia Yaneth constituye un feminicidio político que busca callar las voces de las mujeres que con coraje y valentía defienden sus derechos en contra del sistema patriarcal, racista y capitalista, que cada vez más se acerca a la destrucción de nuestro planeta”, han lamentado los integrantes del COPINH.

Policías se esconden mientras asesinan abogada y a joven en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Las  escenas violentan no cesan en Honduras. Este sábado una abogada penalista fue asesinada a pocos metros de los juzgados capitalinos, donde además pereció abatido un joven que se encontraba en el lugar.

La actitud de los elementos del orden fue cuestionada por las personas que hacían trámites en los juzgados, curiosos y periodistas, ya que en vez de perseguir a los asesinados se fueron sin reaccionar ante al ataque.

Abogada Miriam del Cid en vida

Posteriormente llegaron diez patrullas motorizadas de la Policía, cuyos ocupantes se apostaron en la zona para apartar a la gente y resguardar la escena del crimen, mientras llegaban  los forenses.

La abogada Miriam del Cid en vida

Una abogada que se encontraba haciendo diligencias legales dijo que Del Cid era su amiga y compañera del área pena, quien mientras lloraba de manera desconsolada pidió al presidente, Juan Hernández, que haga algo para parar la inseguridad, porque no es posible que mientras se dispongan de miles de millones de lempiras los asesinatos continúen sin descender.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, Estudiantes, noticia, Pueblo, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Actualización Honduras: el pueblo hondureño resiste alza de peajes – Asesinatos, masacres, violencia, violaciones de los DDHH, impunidad, el legado del golpe “blando” organizado por EEUU -Defender al medioambiente en América Latina puede ser letal: el caso de Honduras – Expertos advierten que Honduras es uno de los países más peligrosos para los defensores de derechos humanos – Asesinan a Lesbia Yaneth, compañera de Berta Cáceres en la lucha contra los abusos de multinacionales – Policías se esconden mientras asesinan abogada y a joven en Honduras

  1. ferbp dijo:

    Reblogueó esto en pásaloya.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s