Actualización.- Revolución social kurda: Los kurdos desafían los planes de las potencias para Medio Oriente – ¡Fuera Turquía de Rojava y el Norte de Siria! ¡Abajo el pacto Erdogan-Assad! – ¿Qué viene ahora para Turquía después de la victoria en Jarablus? – Frontera de la República de Rojava atacada por fuerzas turcas (video) – Turquía cruza la frontera también por al-Rai y avanza hacia Jarabulus sin resistencia del Estado Islámico – Prisión de Hesekê, una cara de las atrocidades del régimen

Los kurdos desafían los planes de las potencias para Medio Oriente

Leandro Albani http://www.alterinfos.org/spip.php?article7570

Lunes 5 de septiembre de 2016

Turquía se acerca a Siria prometiendo la “paz”, pero invade militarmente el país con el objetivo de desbaratar la resistencia kurda. Mientras tanto, Estados Unidos y Rusia juegan sus fichas en Medio Oriente generando un futuro incierto. “Los tiempos cambian”, dice la popular frase. Y en Medio Oriente, esos tiempos cambian de forma acelerada con el transcurso de las horas. El ejemplo más concreto y reciente es el del gobierno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Hasta hace apenas unas semanas, sobre Erdogan y su administración caían todas las críticas (principalmente de Siria, Rusia e Irán) por solventar y apoyar al Estado Islámico (o Daesh). Pero ahora, reuniones del más alto nivel mediante, el gobierno turco intenta posicionarse como la llave que permitiría devolver la estabilidad en territorio sirio.

Frustrado el golpe de Estado del 15 de julio pasado en Turquía, Erdogan viró con su política y, luego de restablecer relaciones con Rusia, declaró su disposición en colaborar para derrotar al Daesh y ayudar con la solución del conflicto sirio.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, efectuó varias declaraciones en este sentido. El sábado expresó que su gobierno busca asumir un papel más activo en Siria durante los próximos seis meses para evitar una “división sectaria” del país. De esta manera, Yildirim se refirió más que a “salvar” a Siria, a redoblar los esfuerzos para derrotar el proceso revolucionario que desde hace más de cuatro años se despliega en el norte de Siria, la región kurda denominada Rojava.

En los últimos días, desde el gobierno turco remarcaron que uno de sus principales objetivos es cortar la acción de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG/YPJ) y del Partido de la Unión Democrática (PYD), ambos vinculados al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Erdogan y sus funcionarios no han parado de repetir que la lucha debe direccionarse con el Estado Islámico y el PKK, poniendo a ambas organizaciones en el mismo plano, pese a que se encuentran en las antípodas ideológicas.

En las últimas horas ocurrieron una serie de hechos que muestran que el proceso político generado en Rojava corre peligro:

  • El 23 de agosto, Erdogan se reunió con Masud Barzani, el multimillonario presidente del Kurdistán Autónomo de Irak. Barzani, líder histórico del Partido Democrático de Kurdistán (PDK), es un enemigo declarado del PKK. Ambos mandatarios discutieron medidas para combatir a la insurgencia kurda y al Daesh. La relación de Erdogan y Barzani se acrecentó con el correr de los años, razón por lo cual el dirigente del PDK no emite palabra cada vez que la aviación turca bombardea las montañas de Kandil, ubicadas en el Kurdistán iraquí y donde se encuentra la comandancia del PKK. A diferencia del PKK, Barzani busca a toda costa declarar un Estado kurdo independiente que comprenda los territorios iraquí y sirio. Debajo de ese suelo están las principales reservas petroleras de ambos países. Las razones de Barzani se encuentran en el control de esas riquezas
  • El mismo martes, Turquía ingresó por tierra y aire a Rojava, bajo la excusa de combatir al Daesh. El punto elegido fue Jarablus, el paso fronterizo que el Estado Islámico utiliza para traficar armas y petróleo. Las milicias YPG/YPJ intentan recuperar el control de esa zona para unir los cantones de Cizîr, Kobanê y Efrîn, que conforman Rojava. Ante la avanzada turca, Jalid Isa, representante del PYD, denunció que el gobierno de Erdogan “está tratando de convertir su ocupación indirecta de Siria en directa”, por lo cual exigió que Turquía “se retire inmediatamente del territorio sirio y detenga su apoyo a los grupos terroristas en Siria; de otra manera, obligaremos a las fuerzas turcas a salir de nuestro territorio”. Por su parte, las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS, integradas por kurdos y árabes) alertaron sobre los “peligrosos desafíos que las potencias regionales están imponiendo a nuestro pueblo”. En estos momentos, las fuerzas turcas están combatiendo junto al Ejército Libre Sirio (ELS), grupo considerado “terrorista” por el gobierno de Damasco. A su vez, Rodi Osman, representante del Kurdistán sirio en Moscú, denunció que Jarablus “fue bombardeada por tanques, artillería y aviación. En el ataque también participaron miembros de grupos radicales islamistas, como el Frente Fatah al Sham (antiguo Frente al Nusra), Ahrar al Sham, Sultan Murad, Nureddin al Zinki y Yeish al Fath”.
  • Al mismo tiempo que Turquía atacaba Jarablus, el vicepresidente de Estados Undios, Joe Biden, visitó Ankara. Según el portal Russia Today, Estados Unidos y Turquía llegaron “a un acuerdo por el cual los kurdos no pueden estar en los territorios que se encuentran al oeste del río Éufrates”. Si las fuerzas kurdas no respetan esto, “Washington dejará de prestarles ayuda”, afirmó Biden. La Coalición Internacional que lidera la Casa Blanca es, según el PKK, un aliado táctico en Siria para derrotar al Daesh. Pero algo que se sospechaba empezó a ocurrir: con las declaraciones de Biden se ve el primer paso público de Washington para distanciarse de las Y^PG/YPJ. Estados Unidos respalda militarmente a las milicias kurdas y a las FDS, pero no comparte la creación de una federación autónoma en el norte de Siria y tampoco el proyecto político y social que se impulsa en Rojava.
  • Como nunca había ocurrido antes, las YPG/YPJ se enfrentaron al Ejército sirio durante varios días en la ciudad de Hasake. Desde que las Fuerzas Armadas sirias se habían retirado de Rojava, dejando el control a las milicias kurdas, ocurrieron algunas escaramuzas entre ambos bandos. Aunque se llegó a una frágil tregua entre las YPG/YPJ y el Ejército sirio, las tensiones no disminuyeron. Polat Can, portavoz de las YPG, declaró que el ataque ordenado por Damasco intenta “crear enfrentamientos con los kurdos en Hasake para compensar la pérdida de ISIS de la ciudad Manbij”. Polat Can fue claro al decir que “los kurdos hoy están luchando una guerra que podría evitar guerras en el futuro, por lo que no vamos a negociar más sobre la presencia militar del régimen en la región”. Cuando todavía los fusiles se mantenían hirviendo, Hakan Fidan, enviado del jefe de la Agencia Nacional de Inteligencia (MIT) de Turquía, visitó Damasco para reunirse con funcionarios sirios. El diario libanés As Safir informó que el general Ismail Hakki Pekin, que sirvió como jefe del Departamento de Inteligencia de las Fuerzas Armadas turcas, visitó Siria el 27 de mayo pasado.

Por estas horas algo está cambiando en Siria. Con el acercamiento de Turquía a Damasco, la cuestión kurda parece que está siendo puesta como moneda de cambio, como ya ocurrió en otros momentos. Si en Siria se define buena parte del futuro de Medio Oriente, las opciones no son muchas: o triunfan las ideologías más reaccionarias (encarnadas en el Daesh y en grupos solventados por Arabia Saudí), o se mantiene el status quo histórico sosteniendo al gobierno sirio (algo que buscan Rusia y sus aliados), o se abre paso a un profundo proceso de democratización y transformación social encarnado en la experiencia de Rojava. Por lo visto, esta última opción no conforma ni a Estados Unidos ni a Rusia, y mucho menos a Turquía, que hace todos los esfuerzos para desbaratar la revolución en el norte de Siria y su inevitable contagio a las otras regiones del Kurdistán.

¡Fuera Turquía de Rojava y el Norte de Siria! ¡Abajo el pacto Erdogan-Assad!

http://noticiaskurdas.blogspot.cl/

El día 24 de agosto, las tropas turcas cruzaron la frontera hacia la ciudad de Jarabulus 48 horas después de que las milicias populares de las Fuerzas Democráticas de Siria anunciaran la creación de un consejo para liberar la ciudad de manos del Daesh (ISIS).

Dos días antes, altos funcionarios de los servicios turcos y sirios habían estado reunidos en Damasco, mientras que el 12 de Agosto terminaba de ser liberada la ciudad de Manbij por parte de las Fuerzas Democráticas de Siria, lo que explica la tibia reacción por parte del régimen de Bashar al-Assad y de Putin, su principal aliado.

Mercenarios organizados en grupos opositores sirios, vinculados a los intereses turcos, abandonaron la localidad de Daraya, en las afueras de Damasco, atravesando cientos de kilómetros bajo control del régimen para cruzar la frontera hacia Turquía y formar parte de la invasión turca. Los invasores, que no dispararon un solo tiro, no hicieron otra cosa que cambiar el uniforme a los milicianos de Daesh presentes en Jarabulus por el de los mercenarios.

Las fuerzas de seguridad turcas también protagonizaron otros actos de provocación a lo largo de toda la frontera, donde construyen un muro de concreto fortificado. Los habitantes de Kobanê, símbolo mundial de la resistencia, se encuentran movilizados para protestar ante los hechos. Dos de los residentes resultaron muertos por los ataques de los blindados turcos.

Desde Kurdistán Desde El Sur, haciéndonos eco de lo denunciado en varias oportunidades por funcionarios de la Administración Federal de Rojava y el Norte de Siria, venimos advirtiendo del acuerdo entre los gobernantes de Turquía y Siria, Recep Tayyip Erdogan y Bashar al-Assad.

Este pacto no tiene otro fin que el de atacar la revolución y la libre autodeterminación de los pueblos. Ese acuerdo fue auspiciado por el régimen teocrático de Irán, que ofició de mediador en reuniones secretas entre funcionarios turcos y sirios en Argelia, todo bajo la aprobación de EE.UU. y Rusia.

Los ataques assadistas en Hesekê/al-Hasakah, donde las fuerzas del régimen resultaron categóricamente derrotadas por las milicias populares de YPG/YPJ, la presencia de milicianos de Hezbolá entre los agresores, y la negativa expresada por funcionarios rusos y estadounidenses  a la autodeterminación de los pueblos del Norte de Siria, demuestran que estamos en presencia de un gran frente contrarrevolucionario.

Integrado por EE.UU., Rusia, Irán, Turquía y Siria, este tiene como objetivo principal impedir que triunfe la voluntad popular de las comunidades de Rojava y pueda esta extenderse a todo Medio Oriente.

jarablus-turquia

El humo se eleva en la ciudad fronteriza de Jarablus como se muestra en la imagen tomada desde la ciudad turca de Karkamis.

¿Qué viene ahora para Turquía después de la victoria en Jarablus?

¿Cuáles son los objetivos estratégicos de esta operación? ¿Puede extenderse hacia la línea de Rai-Azaz en el oeste y, más relevante aún, al sureste hacia al-Bab para interferir con las Unidades de Protección Popular (YPG) e impedirles que avancen hacia el oeste y que desafíen las líneas rojas impuestas por Turquía?

Un titular del 25 de agosto en el periódico progubernamental Yeni Safak decía: “Esto es sólo el principio”. Fuentes del Ejército Libre de Siria (ELS, FSA por sus siglas en inglés) que hablaron con Al-Monitor bajo condición de anonimato describieron Escudo del Éufrates como una operación compleja con “objetivos importantes”. En Ankara la sensación predominante es que la operación ha sido, por encima de todo, un éxito diplomático del cambio de perspectiva de Turquía en relación a Siria y de lashuttle diplomacy intensa que ha sido llevada a cabo. En el aspecto militar, Ankara ve la captura de Jarabulus en 12 horas sin bajas y evitando un enfrentamiento de envergadura con el Estado Islámico (EI) como un éxito significativo. Una fuente de los servicios de seguridad en Ankara comentó a Al-Monitor que “es la hora de sacar provecho de estos éxitos. Sería un error imperdonable pensar en limitar la operación solo a Jarabulus, después de estar preparándola un año entero”.

Fuentes en los pasillos estratégicos de Ankara y sobre el terreno hablaron con Al-Monitor sobre la previsión de la duración de la operación y sus dimensiones. Los objetivos de Ankara pueden ser divididos a grandes rasgos entres los políticos y los objetivos de campo.

A nivel político, Ankara quiere reunir y consolidar a la oposición armada sunita bajo un mismo techo, al menos en el norte de Siria, pero preferiblemente en todo el país. Ankara parece haber convencido a Washington y Moscú que una parte importante de la oposición en Siria no debería ser descartada cuando se está determinando el futuro de Siria. Turquía piensa que con esta operación ha conseguido una oportunidad para unir a la oposición siria militarmente en torno a un solo objetivo, bajo un solo mando y bajo una estructura militar única. Ankara espera que al unir las filas de la oposición primero en el norte de Siria, después en Aleppo e Idlib, el ELS puede convertirse en una fuerza creíble sobre el terreno y ser aceptada en la mesa de negociaciones.

Pero el currículum del ELS genera preguntas en relación a su actuación sobre el terreno. Una fuente que habló con Al-Monitor bajo anonimato ha dicho que “la guerra en Siria es una guerra ideológica. Un miliciano chiíta muere por los doce imanes; un combatiente de las YPG muere por Ocalan y el nacionalismo kurdo. ¿Por quién morirá un militante del ELS? Sin motivación yihadista, la mayoría del ELS parece más una banda de mercenarios luchando por dinero”.

A pesar de que Ankara puede haber visto la oportunidad de consolidar a la oposición en Siria política y militarmente, motivar esas fuerzas no será tarea sencilla. Necesitarán un incentivo para fortalecer su eficacia en el combate, pero pasarse de rosca en esa motivación podría acabar en “terrorismo”. No hay duda de que la participación de los “yihadistas moderados” como Faylaq al-Sham y Ahrar al-Sham proveerá de algo de motivación. Ankara tiene que tener cuidado al usar estos grupos en una mezcla con el ELS, para no hacer saltar las alarmas de Washington o Moscú.

A nivel militar, Ankara ha delineado tres objetivos estratégicos.

El objetivo principal es establecer en la región de Jarabulus una base militar permanente donde pueda entrenar y equipar al ELS mientras domina el terreno. Esta base estará unida a Turquía con un corredor aéreo. Trabajos de ingeniería en marcha en Jarabulus apuntan en esta dirección. Si Ankara manda un batallón comando a Jarabulus, entonces sabremos que Ankara está considerando muy seriamente el establecimiento de una base militar permanente en Jarabulus. Si Ankara no consigue persuadir a otros países para sumarse a ese esfuerzo, entonces el plan b de Ankara es hacer de Jarabulus un centro del poder militar del ELS en el norte de Siria con una presencia de soldados turcos.

El segundo objetivo estratégico de Turquía con esta operación es capitalizar el éxito de la operación avanzando hacia el oeste a la línea de Rai-Azaz, que Ankara llama la línea Jarabulus-Cobanbey. Ankara tiene dos objetivos con esta expansión. Primero será dominar totalmente las 55 millas de frontera que se extienden entre Jarabulus y Cobanbey. El otro objetivo será el de presionar desde el este al Cantón de Afrin del Partido de la Unión Democrática (PYD), que ya está bajo presión desde el norte. En efecto, tanto Washington como Moscú están a favor de que Turquía corte esta importante línea de abastecimiento del EI dentro de Siria. Esto, evidentemente, requerirá que Ankara asegure a Washington y Moscú que lo que realmente pretende es luchar contra el EI. La ausencia de reacciones fuertes por parte de EEUU y Rusia en relación a la operación de Ankara sugiere que estas garantías han sido dadas y que los países están satisfechos, por lo menos por ahora.

El tercer objetivo de Ankara con la Operación Escudo del Éufrates es la más arriesgada: aprovecharse del éxito de Jarabulus para avanzar al suroeste y capturar al-Bab. Si Ankara opta por este objetivo, el nombre de la operación tendrá que cambiar de Escudo del Éufrates a “Puñal del Éufrates”, porque terminará con el sueño del PYD de unirse con Afrin vía al-Bab y dominar la región al noroeste de Aleppo, al igual que eliminar cualquier conexión por tierra del EI con Turquía.

Las preparaciones a largo plazo del EI en al-Bab han convertido el pueblo en una fortaleza formidable. Al contrario que en Jarabulus, el EI cuenta con un gran número de efectivos y fortificaciones en al-Bab donde viven miles de civiles. Pero también sabemos que las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF, por sus siglas en inglés), que están compuestas mayoritariamente de las YPG, tienen sus ojos puestos en al-Bab también. Si el ELS, apoyados por Turquía, continua con el viento a favor como demostró en Jarabulus y captura al-Bab, tendrá un bastión importante en el norte de Siria.

El incremento de fuego de artillería disparado sobre posiciones de las YPG en el cantón de Afrin desde Turquía desde el 26 de agosto, y el primer bombardeo aéreo sobre posiciones de las YPG en el mismo cantón por cazas turcos, puede ser señal de un movimiento de las operaciones hacia el oeste.

Ahora todo el mundo, especialmente Washington y Moscú, están vigilando de cerca la actuación sobre el terreno del ELS apoyado por Turquía. Si dicha actuación es sobresaliente, entonces, como señal de buena fe hacia Ankara, Washington y Moscú puede que le den la oportunidad al ELS de liberar al-Bab. Si en cambio su actuación es negativa, entonces a la milicia kurda del YPG le será permitido liberar al-Bab. Washington y Moscú, que han escenificado una competición mortífera entre las YPG y el ELS, están satisfechos con los acontecimientos. El test de Ankara será una motivación para el ELS. El PYD tendrá entonces que decidir si puede aceptar que su momento de gloria en el norte de Siria ha terminado y que ahora existe una fuerza muy motivada y competitiva apoyada por Ankara.

En los próximos días, la cuestión más crucial será quien toma al-Bab de las manos del EI: ¿las YPG, apoyado por el PKK, o el ELS, apoyado por Ankara?

Para predecir las intenciones de Ankara, el tipo de unidades militares que utiliza en Siria y sus movimientos militares deben ser vigilados de cerca. No olvidéis, si Ankara despliega un batallón comando a Jarabulus, significará que Turquía estará ahí indefinidamente. Si manda una brigada mecanizada de infantería esperando en la frontera, entonces la intención de Ankara será extenderse hacia el oeste y limpiar esa parte de la frontera moviéndose hacia Azaz via al-Rai. Pero si manda una brigada blindada junto con una brigada mecanizada de infantería sabremos que su siguiente objetivo es al-Bab. En mi opinión, Ankara primero intentará establecer un control total sobre la región de Jarabulus. Prolongando la operación otorgará a Ankara más cartas en la mesa de negociación, por lo que se puede intuir que pretenden quedarse en el norte de Siria a largo plazo.

Mientras, las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) han sufrido su primera baja en la Operación Escudo del Éufrates, confirmando las preocupaciones de los expertos de que los enfrentamientos entre las TSK y las YPG son inminentes. El 27 de agosto, militantes kurdos de las YPG, a unas 4 millas al sur de Jarabulus, atacaron dos tanques turcos con misiles antitanque rusos Kornet, matando a un sargento e hiriendo a tres soldados. El TSK respondió con fuego de artillería y de tanques y mandó refuerzos a Jarabulus. Informes sobre el terreno dicen que Turquía continuo bombardeando posiciones de las YPG desde el aire y con artillería el 28 de agosto.

Aunque todavía no se ha confirmado, hay también informes que hablan de un civil muerto a causa de de los bombardeos y ataques aéreos turcos. Turquía ha negado estas informaciones alegando que la mayoría de los muertos son militantes de las YPG refugiándose en aldeas cercanas.

FUENTE: Metin Gurcan/Al Monitor – Traducido por Timur Göksel al inglés y al castellano por Rojava Azadi

Frontera de la República de Rojava atacada por fuerzas turcas (video)

4 CIVILES MUERTOS, 2 hijos sólo por tratar de cruzar a sus familiares en casa en una frontera artificial. Pidámosle a Turquía para detener estos ataques transfronterizos y trabajemos en aras de una convivencia pacífica.

5 DE SEPTIEMBRE: Civiles de manera específica, asesinado por el ejército turco cerca de gire ña
Para la prensa y la opinión pública:
Kurdistán Sirio, Siria (5 de septiembre de 2016) – ejército turco continúa su implacable agresión contra rojava-Norte de Siria de la Federación. Siguiente es un registro de las violaciones llevadas a cabo por el ejército turco durante las últimas 24 horas: esta mañana el ejército turco al azar contra los civiles cerca de la frontera entre el pueblo de al-Sarinj, gire ña (tal abyad) Campo. Como resultado de ello, un niño de 7 años de edad, el niño y un hombre murieron y otros tres civiles, incluidos niños, resultaron heridos.
En la noche del 4 de septiembre en el western a orillas del Río Éufrates, un importante movimiento, contra el pueblo de shiukh, fue practicada por los grupos de la coalición Siria que han ocupado la ciudad de yarabulus junto con el ejército turco.
People’s Defense Units YPG | OFICINA DE PRENSA DE 5 de septiembre de 2016

 

sábado, 3 de septiembre de 2016

Turquía cruza la frontera también por al-Rai y avanza hacia Jarabulus sin resistencia del Estado Islámico

Tanques y soldados turcos cruzan la frontera en apoyo a sus mercenarios entrando también a la localidad de al-Rai. La operación “Escudo del Éufrates”, lanzada por Turquía en la ciudad de Jarabulus, abre así un segundo frente. Según lo informado, al menos 40 vehículos blindados de diverso tipo y unos 500 efectivos del ejército participan de esta nueva incursión.
De acuerdo a lo comunicado por la Brigada Sultan Murad, el grupo mercenario más visible, la ofensiva entra en su “fase dos”, cuyo objetivo sería conectar el frente de las zonas rurales de Jarabulus con la denominada “bolsa de Azaz” en la que también se encuentra el poblado de al-Rai.
El ejército turco involucra  en esta avanzada tanques del tipo Leopard, más modernos y mejor protegidos que los M60 utilizados en la primera etapa de la incursión. Esto se debe a que al menos tres M60 fueron puestos fuera de combate por las Fuerzas Democráticas de Siria en las afueras de al-Amarinah, pequeña aldea localizada unos kilómetros al sur de Jarabulus.
Idénticamente a lo sucedido en esa ciudad, en esta nueva avanzada tampoco se han mostrado focos de resistencia por parte de las bandas de Daesh (ISIS), las cuales aparentemente se habrían retirado sin combatir hacia la ciudad de al-Bab, más al sur.
Esto último despierta numerosas dudas, ya que se han reportado auténticos cambios de uniforme por parte de los integrantes del Daesh. Algunos de ellos, que tiempo antes habían sido fotografiados combatiendo con negros conjuntos en lealtad al  “Califato”, en los últimos días fueron identificados en las redes sociales con sus nuevos uniformes “rebeldes” junto a tanques y soldados del ejército turco.

sábado, 27 de agosto de 2016

 Prisión de Hesekê, una cara de las atrocidades del régimen

Fuente: Delyar Ciziry-Hawar News
YPG, YPJ, las fuerzas Asayîş y Unidades de Protección de Civiles liberaron la prisión central de las fuerzas del régimen en la ciudad de Hesekê. La cárcel era un centro de tortura e intimidación y 61 prisioneros fueron quemados hasta la muerte en 1993.
La prisión central de Hesekê se encuentra en Giweyran, y fue construida en 1960 durante la unión entre Egipto y Siria por orden de Gamal Abdel Nasser, y era la mayor prisión de régimen en Jazeera y la tercera mayor prisión en este nivel de Siria después de la cárcel al-Muslimiya en Alepo, y la de Adra en Damasco.

Fue construida para albergar a 200 presos, pero el régimen baasista enviaría unos 700 presos, los prisioneros son transferidos desde todas las regiones de Jazeera a esta prisión.

El régimen baazista, que tomó el poder en Siria en 1963, utilizó la prisión como un centro de tortura e intimidación en la que se practicaron diversos métodos de tortura inhumana, en particular contra los presos políticos.

Un incendio en la cárcel Hesekê

El 24 de marzo de 1993 hubo un incendio en el segundo pabellón de la cárcel. Según los detenidos que se encontraban en la prisión en ese momento, las autoridades de la misma habían rociado queroseno sobre los prisioneros en el segundo pabellón.

Por la noche algunos de los más antiguos convictos, la mayoría de estos por cargos de tráfico de drogas, prendieron fuego al segundo pabellón por órdenes de la administración de la prisión.

A pesar de la angustia de los presos, las autoridades de la prisión no abrieron las puertas del dormitorio para salvarlos. En esa noche 61 personas perdieron la vida – en su mayoría kurdos – y hubieron decenas de heridos.

Cárcel Hesekê durante el levantamiento de Qamishlo

En 12 de marzo el régimen baazista cometió una masacre contra la población civil en la ciudad de Qamishlo, lo que provocó que la gente se levantara contra él.

Durante las protestas, las fuerzas del régimen atacaron a los manifestantes y la agitación se extendió a áreas de Rojava, la ciudad de Alepo y a Damasco. Miles de kurdos fueron detenidos en ese momento y fueron conducidos a la prisión central de Hesekê, donde fueron torturados salvajemente.

Con el inicio de la revolución de Siria en 2011, el régimen baazista ha detenido a civiles de los diferentes componentes y muchos han sido enviados a la prisión central de Hesekê donde fueron torturados.

Después de 56 años, fue liberado un centro de tortura e intimidación. El 16 de agosto las fuerzas del régimen atacaron la ciudad de Hesekê y bombardearon la zona. YPG, YPJ, Asayîş y las Unidades de Protección Civil repelieron el ataque.

Los choques violentos estallaron entonces entre las fuerzas de Rojava y las fuerzas del régimen, y se dio lugar a la liberación de una gran cantidad de puntos. Uno de estos es la prisión central de barrio Giwayran, donde las fuerzas del régimen ya habían enviado detenidos a otro lugar10799746_10152833960332370_1400616028_n

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, Estudiantes, noticia, Pueblo, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Actualización.- Revolución social kurda: Los kurdos desafían los planes de las potencias para Medio Oriente – ¡Fuera Turquía de Rojava y el Norte de Siria! ¡Abajo el pacto Erdogan-Assad! – ¿Qué viene ahora para Turquía después de la victoria en Jarablus? – Frontera de la República de Rojava atacada por fuerzas turcas (video) – Turquía cruza la frontera también por al-Rai y avanza hacia Jarabulus sin resistencia del Estado Islámico – Prisión de Hesekê, una cara de las atrocidades del régimen

  1. Medina Sergio dijo:

    Curioso que el articulo no mencione casi para nada la ayuda militar copiosa que reciben la FDS de EEUU, sólo en los ultimos días 1600 camiones repletos de armas modernas, tampoco menciona que esas feurzas no han combatido el EI y tratan de avanzar lo más posible en la región de DEir Ezzor para llegar antes que el ejercito sirio y sus aliados y que estsas fuerzas controlan importantes regiones que no son kurdas, en particular los pozos de petroleo de la región, de manera que hablar, como lo hace el articulo, que los EEUU están contra los kurdos en Siria, me parece un desproposito. Incluso los kurdos han bombardeado posiciones del ejercito sirio en la región ys se han quejado cuando, ,mucho ms tarde la aviación los bombardeó a ellos. En realidad, están jugando el papel que les ha asignado EEUU para tratar de particionar Siria, personalmente, creo que les va a ir mal, y que perderán pan y pedazo si no vuelven a sus territorios, EEUU una vez que no les sirvan a sus intereses los van a dejar de lado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s