Actualización.- Mujeres por Palestina: chilena Jeannette Escanilla rumbo a Gaza – Cómo participar iniciativa rumbo a Gaza – Manifiesto 2016: Mujeres de Gaza, bastiones de resistencia y de vida – ¡Mujeres campesinas Sudamericanas Solidaridad y Lucha con el Pueblo Palestino! – Flotilla de la Libertad compuesta solo por mujeres busca poner fin al bloqueo contra Palestina (video) – La situación de la mujer en Palestina – Brigadista venezolana en Gaza: “Los gobiernos de Europa y EEUU son ladrones y genocidas, y encima se atreven a dar lecciones a América Latina” – “Mujeres Rumbo a Gaza”: acción directa contra el bloqueo de Gaza (video) – Barcelona despide a la Flotilla de la Libertad, que llevará a Gaza la voz de las mujeres del mundo

mujer-palestina-con-honda

Actualización: chilena Jeannette Escanilla rumbo a Gaza

Dentro de las mujeres europeas participantes se encuentra la chilena residente en Suecia: Jeannette Escanilla, la cual es  miembro fundadora de la ONG defenza del patrimonio nerudiano en Suecia. La iniciativa “Rumbo a Gaza” intenta romper el bloqueo sionista al territorio palestina de Gaza y está constituida  por mujeres de diferentes nacionalidades.

escanilla

En la foto de “Ship to Gaza” se puede apreciar en la derecha a Jeannette Escanilla

Cómo participar iniciativa rumbo a Gaza

http://www.rumboagaza.org/participa/

Rumbo a Gaza es una iniciativa nacida desde la sociedad civil. En 2016 la Flotilla de la Libertad vuelve a denunciar el ilegal bloqueo marítimo sufrido por Palestina en su zona costera: la Franja de Gaza. Con el proyecto Mujeres Rumbo a Gaza se pone de nuevo encima de la mesa, no sólo la ocupación y el bloqueo que impone el régimen israelí al pueblo palestino, sino la responsabilidad de gran parte de los gobiernos occidentales, que con su silencio o colaboracionismo se convierten en cómplices de este acto criminal. No sólo denunciamos los crímenes y la impunidad israelíes, sino también el papel pasivo del resto del mundo ante una injusticia que se remonta a casi siete decenios. Con esa nueva acción de la Coalición de la Flotilla de la Libertad se quiere poner en relieve las innegables contribuciones de las mujeres palestinas en la lucha contra el bloqueo y la ocupación de Palestina.

¿Qué puedes hacer para apoyar la iniciativa?

>> Necesitamos tu ayuda y apoyo para conseguir los fondos económicos que permitan llevar a cabo la acción de laFlotilla de la Libertad. Haz una donación para apoyar la campaña.

>> Forma parte activa de los grupos de apoyo a Rumbo a Gaza ayudándonos en la organización de eventos o sumandote en las comisiones de trabajo. Ponte en contacto con nosotros y solicita más información sobre cómo sumarte a la campaña escribiendo a colabora@rumboagaza.org.

>> Firma sumando tu adhesión a las misiones de la Flotilla de la Libertad.

>> Adquiere merchandising de la campaña.

>> Sigue el avance de la campaña a través de Facebook y Twitter.

¡Participa! Tú también puedes ponerte en marcha en tu radio de acción para apoyar esta iniciativa que pretende romper y acabar con el bloqueo a la Franja de Gaza.

 

Manifiesto 2016

Mujeres de Gaza, bastiones de resistencia y de vida

Por Teresa Aranguren http://www.rumboagaza.org/manifiesto/

No los vamos a matar de hambre pero les vamos a someter a una dieta extrema de adelgazamiento”. La frase la pronunció en 2006,  Dov  Weisglass  asesor del entonces  primer ministro de Israel, Ariel Sharon.  Así, con el cinismo de quien se sabe impune, anunciaba el inicio del bloqueo israelí sobre la población de Gaza.

Nueve años después, en esta pequeña franja de tierra palestina, más de un millón ochocientas mil personas continúan sometidas al cruel e inhumano asedio del ejército israelí. Más de un millón ochocientas mil personas encerradas en un territorio de no más de 360 k cuadrados, donde el ejército de Israel entra y sale cuando quiere:

Desde sus torres de vigilancia, soldados israelíes disparan contra los campesinos que han tenido la desgracia de que sus tierras queden demasiado cerca de la zona de frontera donde no puede haber árboles, ni cultivos, ni un niño corriendo detrás de una pelota porque todo lo que se mueva será abatido.

Buques de la armada israelí disparan contra los pescadores que intentan faenar en las zonas donde queda algo de pesca y que ahora les están vedadas. El 85% de las zonas marítimas que según los Acuerdos de Oslo eran “aguas palestinas” son ahora zonas prohibidas para los pescadores de Gaza.

Periódicamente, desde un helicóptero Apache o desde un avión bombardero o mediante un comando camuflado y entrenado para matar, el ejército israelí lleva a cabo incursiones que llama “asesinatos selectivos” y que nunca son selectivos pero sí asesinatos, en los que muere el objetivo buscado, sus vecinos y los transeúntes que la mala fortuna hizo pasar por allí.

Y de tiempo en tiempo el Gobierno de Israel decide lanzar una devastadora ofensiva que siembra de muerte y destrucción la martirizada franja de Gaza.

Todos los niños que han cumplido los siete años ya han vivido en su corta vida tres de esas atroces ofensivas: 2008, 2012, 2014. La última, en el verano de 2014, dejó más de 2000 muertos y más de 500 eran menores. Los niños de Gaza han visto morir a sus padres, abuelos, hermanos, vecinos, compañeros de clase…Muchos tienen pesadillas que les hacen gritar, otros apenas hablan, apenas duermen o lloran de pronto o se dan cabezazos contra la pared o tiemblan y se esconden al menor ruido…  Según informes de Naciones Unidas unos 400.000 niños de Gaza necesitarían asistencia psicológica.

Pese a las promesas hechas por la Comunidad Internacional tras la atroz operación de 2014, es muy poco lo que se ha reconstruido.  El ejército israelí apenas deja entrar material de construcción. Y Gaza sigue siendo un escenario de ruinas.  Bajo los escombros de las viviendas destruidas por las bombas, más de 17.000, aún quedan 7.000 artefactos explosivos sin estallar.

Y hay tan solo unas seis horas al día, de suministro eléctrico. Y el paro asciende ya al 42%. Un informe de naciones Unidas advierte: si no se remedia, en el plazo de cinco años, Gaza será un lugar inhabitable.

En realidad hace tiempo que Gaza solo es habitable porque sus gentes se empeñan en hacerla habitable. Sus gentes y sobre todo sus mujeres. Pese a las bombas, las ruinas, los cortes de luz y de agua potable, pese al encierro forzado y el acoso de uno de los ejércitos más poderosos del mundo, las gentes de Gaza se empeñan en vivir. Entre los escombros de las casas demolidas, las mujeres de Gaza recogen los restos de enseres domésticos, un taburete cojo, una sartén abollada, a veces un biberón o un cuaderno escolar… Y reconstruyen, ellas saben reconstruir, el escenario de la vida. Hacen el pan y cuecen el arroz de cada día y consuelan al hijo que cada noche llora porque teme que los aviones vuelvan, y mandan a sus niñas repeinadas y milagrosamente limpias a las escuelas de la UNRWA. Las mujeres de Gaza son bastiones de resistencia y de vida. Y no se dejan destruir.

Por eso, mujeres de distintos países del mundo, vamos de nuevo Rumbo a Gaza. Para expresar nuestra solidaridad con la población asediada y llevar nuestro abrazo a modo de homenaje al valor y la fortaleza de las mujeres de Gaza.  Nuestras hermanas de Gaza.

Por todo eso y porque el crimen del bloqueo que desde hace ya nueve años se viene perpetrando contra la población de Gaza no sería posible sin el silencio, la pasividad y la complicidad de muchos gobiernos que se dicen democráticos. Porque no queremos ser cómplices de ese crimen, vamos de nuevo Rumbo a Gaza.

2014: Mujeres campesinas  Sudamericanas Solidaridad y Lucha con el Pueblo Palestino!

El colectivo de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina Sudamérica conformada por delegadas de organizaciones  de Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Argentina, Colombia, Venezuela, Colombia, Perú,  Bolivia y Ecuador, reunidas del 12 al 16 de Julio en la ciudad de Quito, denuncian al Estado Israelí y su aliado EE.UU,  que  en estas semanas han agudizado el expansionismo y el militarismo en su intento  imperial de extinguir  la liberación de  Palestina, que no es otra cosa  sino un genocidio contra un pueblo.

Las mujeres campesinas  demandamos el respeto al principio de soberanía y el derecho de las campesinas y los campesinos palestinos, de vivir,  producir y permanecer en su tierra y territorio. En ese sentido, haciendo eco de toda la comunidad internacional expresamos  nuestra solidaridad frente a la invasión genocida y  a las prácticas colonialistas que ejerce el Estado sionista de Israel, el cual ha demostrado ser un transgresor  sistemático de  los derechos humanos y  de las resoluciones de las Naciones Unidas respecto a Palestina.

Palestina es hoy un  símbolo de coraje,  sabiduría y resistencia en su lucha por la tierra, por lo cual hacemos un llamado a movilizarnos en las embajadas y a hacer presión con los Estados para que se pronuncien a favor de Palestina, por la vida de hombres, mujeres y principalmente niñas y niños que cotidianamente están siendo asesinados por el sionismo.

Para vivir en un mundo con menos desigualdad y paz, es necesario denunciar el atropello que sufren los pueblos del mundo y con más razón, el genocidio al que se somete al pueblo Palestino. Los movimientos sociales, populares del mundo tienen que alzar su voz de protesta frente a la masacre perpetrada en Palestina, viendo que los gobiernos de occidente en su mayoría callados son cómplices de este atropello.

Cese al fuego contra Palestina

Fuera Estado de Israel Genocida de Gaza

Paz y libertad para Palestina

Patria Palestina Libre: venceremos!

Flotilla de la Libertad compuesta solo por mujeres

busca poner fin al bloqueo contra Palestina

La situación de la mujer en Palestina

palestina portada

La prolongada ocupación israelí y el colapso del proceso de paz, suponen una pesada carga para la población palestina que lucha por la estabilidad, la paz, la autosuficiencia y la seguridad humana, en un contexto fuertemente militarizado. La población ve amenazada su vida y sus propiedades y en muchas ocasiones se ve obligada al desplazamiento forzoso ya la separación física de familias. Además sufre restricciones a la libertad de movimientos y acceso a los medios de vida, así como a servicios básicos. Se estima que más de un 39 % de la población vive por debajo de la línea de pobreza, los índices de desempleo son del 43 % en Gaza y en el caso de jóvenes de 24 a 35 años) alcanza un 88% entre las mujeres y un 48% entre los hombres. Naciones Unidas señala que 2,3 millones de personas están necesitando asistencia humanitaria actualmente.

El sistema patriarcal y su presencia en las prácticas culturales somete a las mujeres a una situación de vulnerabilidad y discriminación con altos niveles de violencia de género, pobreza y escasas oportunidades de desarrollo. Las mujeres palestinas ostentan la tasa de participación en el mercado laboral más baja del mundo, a la vez que soportan la mayor parte de las responsabilidades familiares y de cuidados.

Las mujeres y niñas palestinas tienen grandes dificultades para tomar decisiones sobre su salud sexual y reproductiva, y se enfrentan a prácticas como el matrimonio temprano y la negativa por parte de la familia o el marido del uso de métodos de planificación familiar. Los marcos legales son discriminatorios, y las instituciones son débiles para garantizar los derechos de las mujeres firmados en los tratados internacionales. La gran mayoría son dependientes social y económicamente, lo que limita su autonomía y contribuye a aumentar los índices de violencia de género.

Fuente: http://www.alianzaporlasolidaridad.org/paises/palestina

El relato de una brigadista venezolana en Gaza: “Los gobiernos de Europa y EEUU son ladrones y genocidas, y encima se atreven a dar lecciones a América Latina”

Por María Fernández
Viernes 8 de julio de 2016
El relato de una brigadista venezolana en Gaza:

Ampliar

Valeria Cortés es una activista y brigadista internacional que ha pasado dos años y medio en Gaza, siendo testigo de las atrocidades que comete a diario Israel contra los casi dos millones de palestinos retenidos en la franja, un lugar que ella define como un “campo de concentración”. Cortés tiene nacionalidad venezolana, argentina y española. Su familia es de origen español, sus abuelos emigraron durante la Guerra Civil a Argentina, donde sus padres se conocieron, y de donde tuvieron que huir, una vez más, a Venezuela. Se confiesa indignada ante la manipulación de los medios de comunicación sobre la situación en Gaza, al igual que con Venezuela, y narra con estupor, emoción y rabia, los duros episodios que ha vivido en la franja.

Has regresado a España hace unas semanas, tras haber estado en Gaza desde 2013. ¿Qué te llevó a ir allí como brigadista?

El interés primordial es la colaboración entre pueblos, es una misma lucha. El problema en Palestina no es religioso sino de imperialismo y ocupación, y es algo que hemos vivido en carne propia en América Latina. Lo que pretendemos es que no se vea como un problema local o regional, sino una lucha internacional. La misma lucha que estamos dando en Venezuela por ser libres, la están librando los palestinos, aunque en condiciones diferentes. Palestina es un símbolo de resistencia para los pueblos que luchan contra la opresión. Se trata de un mismo combate, sin fronteras, es una lucha de los pobres del mundo, de los oprimidos, contra ese 1% de la población que están acabando con el futuro del planeta y de la humanidad.

Has sido testigo de los cruentos ataques del verano de 2014, que se saldaron con más de 2.000 palestinos muertos y más de 11.000 heridos. ¿Qué es lo que más recuerdas de aquellos días?

Se me quedaron grabadas dos cosas: primero, la gran fortaleza del pueblo palestino y especialmente de la mujer palestina, como aspecto positivo en medio de la masacre, y es que los palestinos están dispuestos a luchar hasta vencer. La mujer palestina es valiente aunque su pozo de dolor no tenga fondo porque ve morir a sus hijos hasta 3 veces. Digo 3 porque los matan 3 veces; primero lo hacen físicamente, luego, lo hacen al negarles cualquier tipo de justicia, y llegan al tercer crimen, que es la calumnia, y es que los medios de comunicación convierten al verdugo en víctima y a la víctima en verdugo. Lo segundo que se me quedó grabado, en el lado negativo, es la tremenda cobardía del ocupante, que no está luchando por su tierra como hacen los palestinos. He visto cómo bombardeaban hospitales, escuelas de la ONU donde había niños que se refugiaban de los bombardeos en las calles, y nunca olvidaré los cuerpos de esos niños en las morgues. Está claro que todos podemos ser víctimas de un crimen, pero cuando nos ocurre, tenemos una justicia que nos respalda, y los palestinos no. Ellos entierran a sus muertos ante un inmenso silencio político y sin esperanza de que se haga justicia porque Israel tiene impunidad total. Yo creo que en Palestina se juega el destino de la humanidad porque si hay un sitio donde está bien definido el bien y el mal, la cobardía y la valentía, lo mejor y lo peor de la humanidad, es en Gaza. He visto a soldados israelís asesinar a agricultores que sólo querían cultivar sus tierras, he visto barcos que atacaban a los pescadores que sólo buscaban alimento para un campo de concentración donde hay casi 2 millones de personas sitiadas. Lo terrible y lo hermoso de la humanidad, lo he visto en Gaza.

¿Por qué crees que la comunidad internacional mira hacia otro lado e incluso respalda abiertamente a Israel?Israel no sobreviviría sin el capitalismo. Aunque suene a cliché es cierto… y no existiría sin el imperialismo; es una entidad ocupante y colonial, y lamentablemente, la humanidad ya ha vivido casos similares. Israel no es un estado, es una entidad artificial. Yo conozco a palestinos más ancianos que Israel, y es que es una base militar europea y americana en territorio palestino. Si todos los gobiernos boicotearan a Israel, diplomática y económicamente, Israel no existiría, pero forma parte de este sistema inhumano y capitalista al que sólo le importa el lucro de los más poderosos a costa de la población. Ese capitalismo feroz alcanza su máxima expresión en la ocupación israelí sobre Palestina. Es difícil imaginar la brutalidad del ocupante y la soledad en la que se encuentra Palestina, rodeada de países con gobiernos que consienten la invasión sionista y el sistema capitalista mundial. Por eso, digo que es un sistema enfermo engendrado por una entidad psicópata como es Israel, que no tiene ninguna identificación con la tierra que ocupa. No tienen nada que ver con los judíos, que incluso explican que Israel está haciendo un daño terrible a la religión judía. Israel es un estado racista que utiliza el judaísmo como excusa para oprimir a un pueblo. ¿Alguien piensa que puede existir un país sólo para cristianos, o un país sólo para blancos, o sólo para ateos? Eso ya es una actitud de apartheid y segregacionista, y además, ellos ni siquiera son judíos, son personas a las que se les ofrece un territorio, una casa y armamento a cambio de colonizar una tierra que no es suya, porque los que viven allí tienen doble o triple nacionalidad. Una encuesta reveló que el 30% de los que se llaman israelíes querían emigrar porque no se sienten, ni lo son. En la Palestina histórica vivían en total paz judíos, musulmanes, cristianos, ateos… Por tanto, eso es lo que se querría ahora, un solo estado, llamado Palestina, que sea secular, y en el que todas las religiones puedan convivir.

Hay extranjeros que no sólo encuentran dificultades para entrar sino también para salir, e incluso algunos ni siquiera han podido salir. ¿Has tenido esas dificultades para entrar y salir de Gaza?

Salir es tremendamente difícil, es un campo de concentración incluso para los extranjeros que están allí, que desde hace un año y medio ya no pueden entrar por Rafah. Yo tuve que salir por el cruce de Rafah, que está controlado por Egipto y que a veces permanece cerrado durante meses, incluso ha llegado a morir gente que esperaba poder salir para someterse a un tratamiento médico. Egipto le ha dejado elegir a Israel qué extranjeros entran y cuáles no, e Israel no permite la entrada de activistas y brigadistas a la franja de Gaza. Además, las condiciones para entrar y salir con terribles, es una humillación constante. En el cruce de Rafah, a los palestinos se les lleva como deportados, y lo sé porque viajé con ellos. Allí les retienen el pasaporte y hasta que no están montados en un avión en el aeropuerto de El Cairo, no se les entrega su pasaporte. Ni siquiera hacen el recorrido que todos hacemos en los aeropuertos, sino que son custodiados en todo momento por la policía, que es quien lleva sus pasaportes. Es una situación en la que la realidad supera a la ficción, porque aunque quisiéramos inventar algo más dramático para Palestina, sería imposible.

Jaldía Abubraka, española de origen palestino y miembro de Unidad Popular-Izquierda Unida (UP-IU), estuvo retenida 4 meses en Gaza, y consiguió volver gracias a la presión desde España. Ella definió Gaza como la mayor cárcel al aire libre del mundo.

Es un campo de concentración, y es peor que una cárcel, porque las cárceles no son bombardeadas a diario y Gaza sí. Allí están retenidas a casi dos millones de personas en condiciones inhumanas, con el mayor desempleo del mundo, muchísimos casos de cáncer en niños, que además son cánceres atípicos. Yo tuve la desgracia de visitar hospitales, hablar con médicos y pacientes, y los testimonios son terribles. Había una madre cuyo hijo tenía un cáncer muy extraño de garganta, y con 8 años ya había vivido tres de las grandes masacres que han sufrido los palestinos. Masacres como la de 2014 llaman la atención de los medios de comunicación por su magnitud, pero esto es un genocidio rutinario. El pasado 12 de marzo, desde la cobarde distancia, bombardearon una humilde casa, mejor dicho, un humilde cuarto donde dormían 6 niños con su madre. Murieron dos: una niña de 3 años y un niño 10. Cuento esto porque entre tantas cifras, quiero rescatar la parte humana, cuando el padre de ese niño me enseñó su impoluto cuaderno escolar, y me dijo que la profesora le había dicho que tendría un gran futuro. Ese futuro fue destruido por una bomba de una tonelada, que además de acabar con dos vidas, dejó al resto de hermanos con un miedo que les impide dormir. Estamos hablando de un drama humano, con nombre y apellidos, y sueños destruidos.

¿Cuál es la labor de un brigadista en la franja de Gaza?

Sobre todo, somos testigos de una masacre. No podemos proteger a los palestinos porque estábamos con ellos en los hospitales, y los bombardearon igualmente. Si a Israel no le apetece, no dispara, pero si quiere, lo hace aunque haya 100 o 200 extranjeros. Lo importante aquí es ser testigo y dar difusión a lo que está ocurriendo. Nosotros no podemos ser guardaespaldas, vamos allí como hermanos a presenciar, denunciar y darle voz a los que no la tienen. Recuerdo que, en mitad de un bombardeo, una mujer gazatí me pidió que contara lo que estaba viendo y me dijo: “Por favor, nos están matando como a perros y si fuéramos perros, habría una mayor reacción internacional”. Después de haber estado dos años y medio sin salir de Gaza, se me sigue haciendo raro sentarme en una terraza y ver a la gente pasar. Tengo claro que no podemos seguir esperando a que los gobiernos hagan algo, tenemos que ser los pueblos porque hoy son ellos, pero mañana podemos ser nosotros. La indiferencia mata. Si nuestros pueblos estuviesen en las condiciones en las que está el pueblo palestino, querríamos solidaridad internacional porque lo peor es la soledad. Yo quisiera que quien lea esto, convierta su indignación en acción porque hay que parar estos asesinatos ya.

¿Cómo ves el futuro próximo de los palestinos?

Eso depende de nosotros, de los pueblos, porque depende de nosotros presionar a nuestros gobiernos e incluso luchar por tener gobiernos más humanos y justos. Los gobiernos deberían boicotear a Israel, romper las relaciones diplomáticas. Veo la situación muy difícil porque los organismos internacionales, como la ONU, que deberían estar llamados a defender los Derechos Humanos, lo que hacen es darle más tiempo a Israel para que prolongue la ocupación. Yo soy optimista en cuanto a la resistencia de los pueblos, tarde o temprano, Palestina será libre, pero lamentablemente, está costando y costará, más sangre inocente. Al menos que el pueblo se levante, no sólo por Palestina, sino por sus propios derechos, será difícil avanzar. Si todos los gobiernos del mundo hicieran lo que algunos gobiernos de América Latina, como Bolivia, Ecuador o Venezuela, y cortaran sus relaciones con Israel, no seguiría muriendo gente. Quiero insistir en que los niños y las mujeres no son daños colaterales, porque Israel tiene la tecnología militar para matar a quien quiera, son objetivos militares, y esto no lo digo yo, lo dicen las cifras. Asesinan mujeres, niños y jóvenes porque son objetivos militares, los bombardeos a hospitales, a escuelas de la ONU, a casas particulares, están planificados y son rutinarios.

Decías que la ONU le está dando tiempo a Israel para que prolongue la ocupación. ¿Qué debería hacer este organismo internacional?

Lamentablemente, la ONU es un instrumento imperialista, y eso lo demuestra su práctica. Se aprueba una resolución contra Irak, e Irak es invadido y devastado. Contra Israel hay casi 500 resoluciones que son quedan muy bonitas sobre el papel, pero luego no hay ni la más mínima presión a Israel, es letra muerta sobre papel mojado. Es una burla hacia la humanidad entera porque Palestina sólo cuenta con los pueblos del mundo, por eso, quiero hacer un llamamiento para que la gente se conciencie de lo que está ocurriendo y actúe. Hay que impulsar el boicot a Israel, movilizarse en las calles y tratar de presionar a los gobiernos. Europa se llena la boca hablando de democracia, cuando ha sido la gran saqueadora de los recursos naturales del planeta junto con EEUU. América Latina y África no somos países subdesarrollados sino países super- explotados, y encima tienen indignidad de darnos lecciones de democracia. Los gobiernos de Europa y EEUU son ladrones y genocidas, y encima se atreven a dar lecciones a América Latina y África sobre cómo vivir y actuar.

‘Mujeres Rumbo a Gaza’,

acción directa contra el bloqueo de Gaza

 

Barcelona despide a la Flotilla de la Libertad, que llevará a Gaza la voz de las mujeres del mundo

Barcelona despide a la Flotilla de la Libertad, que llevará a Gaza la voz de las mujeres del mundo

Ampliar
(Foto: Pablo Miranzo)
Miércoles 14 de septiembre de 2016
Activistas, políticas, médicas, profesoras, artistas, atletas y hasta una Premio Nobel de la Paz se subirán a bordo de la Flotilla de la Libertad, que zarpará rumbo a Gaza. Los veleros Amal (esperanza) y Zaytun (Oliva) trasladarán la voz de las mujeres de todo el mundo en solidaridad con las palestinas, que son pilar de la resistencia y ejemplo de lucha contra la ocupación y el bloqueo israelíes. La iniciativa ‘Mujeres rumbo a Gaza’ tiene un doble objetivo; por un lado, pretende visibilizar el papel de la mujer en acciones internacionales por los derechos humanos, y por otro; mostrar al mundo la resistencia de la mujer palestina y su lucha por la liberación de su pueblo, una imagen que contrasta con la mirada occidental, que ve en las palestinas a mujeres relegadas al ámbito doméstico.

Gaza lleva una década resistiendo el cruel e inhumano bloqueo israelí, y durante este tiempo, los casi dos millones de personas que viven en esta franja, de apenas 360 km2, han sufrido innumerables ataques, que han convertido su vida en una pesadilla de la que no pueden despertar. A pesar de las promesas hechas por la Comunidad Internacional tras los atroces ataques de 2014, en los que murieron más de 2.000 personas y resultaron heridas otras 10.000, es muy poco lo que se ha reconstruido, y Gaza sigue siendo un escenario de ruinas. Se estima que Gaza tardará 20 años en reconstruir todo lo derribado en este ataque. Bajo los escombros de las más de 17.000 viviendas destruidas por bombas, aún quedan 7.000 artefactos explosivos sin estallar.

Según Naciones Unidas (ONU), si esta situación no se remedia, en 5 años, Gaza será un lugar inhabitable. Lo cierto es que ya hubiera dejado de ser habitable de no ser por sus gentes y sobre todo, por sus mujeres. A pesar de las bombas, los cortes de luz y agua, el encierro forzado, y el acoso constante del ejército israelí, Gaza se empeña en sobrevivir.

Entre los escombros de las casas demolidas, las mujeres gazatíes recogen los restos de enseres domésticos, y reconstruyen, porque ellas saben reconstruir, el escenario de sus vidas. Hacen el paz y cuecen el arroz cada día, consuelan al hijo que llora cada noche por miedo a que los aviones regresen, y envían a sus hijas repeinadas y milagrosamente limpias a las escuelas de la ONU.

Además de reconstruir sus vidas una y otra vez, las mujeres palestinas han jugado un papel primordial en organizaciones y movilizaciones desde la primera intifada en 1987. Al principio, las mujeres recibieron formación y medios para mantener sus hogares y participar en el levantamiento; se crearon nuevas organizaciones para cubrir los huecos en servicios, y cuando los comités vecinales fueron prohibidos en 1988, las mujeres tuvieron que crear nuevos grupos. Las mujeres también trabajan en la Autoridad Nacional Palestina (ANP), y otros organismos oficiales, pero debido a la ocupación, gran parte de ese trabajo se lleva a cabo de forma extra oficial y apenas recibe reconocimiento.Un ejemplo de resistencia femenina es la lucha popular no violenta que llevan a cabo las mujeres de ‘Nabi Saleh’, una población de Cisjordania que defiende su derecho al acceso a la fuente de agua más cercana, que fue arrebata por los colonos.

Acabar con el bloqueo ilegal impuesto a la Franja de Gaza desde 2006, poner fin a la ocupación de los territorios palestinos, reclamar el derecho al retorno de la población refugiada, exigir responsabilidad jurídica y económica a Israel por los ataques perpetrados, y la suspensión del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea e Israel, son los principales objetivos que abandera la Flotilla de la Libertad.

Aunque será la voz de todo el planeta la que resonará en Gaza, un grupo de mujeres se encargará de trasladar esa voz a los oídos de quienes necesitan saber que no están solos. Activistas, políticas, artistas o deportistas forman parte de esta tripulación exclusivamente femenina.

Entre las pasajeras, que se embarcan este miércoles en Barcelona, se encuentran:Jaldía Abubakra, activista española de origen palestino y miembro de Izquierda Unida; Paulina de los Reyes, ex refugiada política y profesora de Historia Económica en la Universidad de Estocolmo, y presidenta de la Asociación Sueca de Estudios de Género; Norsham Abu Bakar, Gerente de Servicios de Apoyo en el Hospital Especializado de An­Nur y en 2012 lideró una iniciativa de recaudación de fondos para la construcción de dos centros de mujeres en Rafah y en Jabaliya (Gaza); Malin Björk, ex diputada del Parlamento Europeo, trabajó en la ONG del Lobby Europeo de Mujeres y evitó la deportación de un solicitante de asilo en Suecia;Lisa Fithian ha trabajado por el cambio social no violento desde mediados de 1970, organizó la acción en la Marcha de la Libertad de Gaza en El Cairo, Egipto, en 2009, y en 2011 ofreció apoyo y formación en acción no violenta a la delegación del barco estadounidense de la Flotilla de la Libertad; Kit Kittredge, activista y miembro del Comité Directivo de ‘Mujeres rumbo a Gaza’, donde ha viajado 6 veces; Fauziah Hasan se licenció en Medicina en la Universidad de Tasmania, y es muy activa en campañas humanitarias; Ann Wright, organizadora de ‘Women´s Boat to Gaza’, fue militar del Ejército de Estados Unidos y fue diplomática de su país durante 16 años en las embajadas de Nicaragua, Granada (Antillas Menores), Somalia, Uzbekistán, Kirguistán, Sierra Leona, Micronesia, Afganistán y Mongolia. Renunció a su cargo en marzo de 2003 en oposición a la guerra de Irak, y desde su renuncia ha viajado siete veces a Gaza; Zohar Chamberlain Regev es una ciudadana israelí, nacida y criada cerca de Nazaret, que ha vivido en España los últimos 12 años y coordina el Comité Directivo de Mujeres Rumbo a Gaza.

Durante la travesía, se sumarán a la Flotilla de la Libertad, Mariead Maguire,activista por los derechos humanos en Irlanda del Norte, que recibió el premio Nobel de la Paz en 1976; Marama Davidson es parlamentaria del Partido Verde en el congreso de Nueva Zelanda; Jeannette Escanilla es diputada suplente del Partido de Izquierdas de Suecia en el Parlamento sueco y miembro del Parlamento Autonómico de Uppsala, donde también es vicepresidenta del Comité de la Infancia y la Juventud, Eva Manly, es una documentalista retirada y fotógrafa, cuyo trabajo ha sido mostrado a nivel nacional e internacional, Naomi Wallace, guionista y dramaturga estadounidense, Gerd von der Lippe, una atleta profesional y académica de Noruega, Çiğdem Topçuoğlu, atleta profesional y entrenadora turca que navegó en el Mavi Marmara en 2010 y cuyo marido estaba entre las 10 personas asesinadas por las fuerzas israelíes en ese viaje; Wendy Goldsmith, trabajadora social en Londres durante los últimos 20 años, es una de las fundadoras de ‘Londinenses puerta a puerta’; Ellen Huttu Hansson estudia “International Culture Project Management”, y trabaja como cantante y compositora mientras estudia canto contemporáneo en el Instituto de Música Contemporánea, Yudit Ilany es una ciudadana israelí que vive en Jaffa y trabaja como consultora parlamentaria para MK Haneen Zoabi. En su trabajo, se centra en los derechos de la mujer, y como activista, está implicada en la lucha por el derecho a la vivienda, así como la lucha para impedir la limpieza étnica de comunidad palestina de Jaffa.

Los veleros Amal y Zaytun partirán este miércoles desde Barcelona, ciudad que ha acogido los preparativos del viaje estos últimos días, y donde se han celebrado charlas, conciertos y actividades para concienciar a la población sobre lo que está ocurriendo en Gaza. Más de 3.000 personas recibieron a la Flotilla a su llegada al puerto de Barcelona, y desde la organización ‘Rumbo a Gaza’ esperan superar esa cifra hoy, miércoles, en el momento de la despedida. A las 18.30 un pasacalle abrirá el acto de salida de la Flotilla de la Libertad, y a partir de las 19.00 horas se sucederán las actuaciones musicales de Marinah (Ojos de Brujo), Amparo Sanchez y Les Kol·lontai (Montse Castellà, Sílvia Comes, Meritxell Gené y Ivette Nadal) y ‘live painting’ de la ilustradora Iris Serrano. Antes de las actuaciones, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau dedicará unas palabras a las mujeres que inician este viaje de solidaridad y mostrará el respaldo del Ayuntamiento de Barcelona a esta iniciativa.

soy-desertica

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, Estudiantes, noticia, Pueblo, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Actualización.- Mujeres por Palestina: chilena Jeannette Escanilla rumbo a Gaza – Cómo participar iniciativa rumbo a Gaza – Manifiesto 2016: Mujeres de Gaza, bastiones de resistencia y de vida – ¡Mujeres campesinas Sudamericanas Solidaridad y Lucha con el Pueblo Palestino! – Flotilla de la Libertad compuesta solo por mujeres busca poner fin al bloqueo contra Palestina (video) – La situación de la mujer en Palestina – Brigadista venezolana en Gaza: “Los gobiernos de Europa y EEUU son ladrones y genocidas, y encima se atreven a dar lecciones a América Latina” – “Mujeres Rumbo a Gaza”: acción directa contra el bloqueo de Gaza (video) – Barcelona despide a la Flotilla de la Libertad, que llevará a Gaza la voz de las mujeres del mundo

  1. Reblogueó esto en colectivogarciacoreray comentado:
    Mujeres por Palestina

    Me gusta

  2. Exigimos el cese al fuego contra Palestina

    Fuera Estado de Israel Genocida de Gaza

    Paz y libertad para Palestina

    ¡¡¡Felicitamos a la Flotilla de la Libertad compuesta solo por mujeres, heroicas y comprometidas, que busca poner fin al bloqueo contra Palestina!!!

    Me gusta

  3. Magaly Urquidi dijo:

    BASTA AL GENOCIDIO DE LOS HERMANOS PALESTINOS, MUJERES BOLIVIANAS UNÁMONOS PARA SALVAR A NUESTRAS HERMANAS PALESTINAS

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s