Las mujeres que luchan por la liberación de Palestina – IDF violence against ‘Marianne’ peace sailors – Leila Khaled, toda una vida en lucha por la Liberación de Palestina – Entrevista a Leila Khaled-mítica guerrillera Palestina del FPLP

 

Las mujeres que luchan por la liberación de Palestina

Varias mujeres protagonistas de la resistencia palestina relatan a eldiario.es la historia de su lucha y la represión sufrida

Aseguran que la liberación de su pueblo va de la mano de la liberación de las mujeres: “Para que seamos libres, tenemos que serlo nosotras dentro de nuestra sociedad”

Este miércoles ha partido hacia la Franja el barco de la iniciativa “Mujeres Rumbo a Gaza” para “honrar el espíritu impermeable” de las mujeres de la resistencia palestina

Isabel Pérez

13/09/2016 – 20:52h

Mariam Abu Daqqa (segunda por la izquierda) durante la primera Guerra de El Líbano. | Foto cedida por Abu Daqqa.

Mariam Abu Daqqa (segunda por la izquierda) durante la primera Guerra de El Líbano. | Foto cedida por Abu Daqqa.

“No viviré abandonada o atada. Tengo un mañana y por ese mañana marcharé, revolucionaria, rebelde. No tengo miedo de los tornados que ocupan el horizonte. Provocaré un seísmo en todo el mundo y marcharé con un ejército unido”.

Son los versos que Mariam Abu Daqqa escribió en una carta al jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Ahmed Shukeiri, cuando supo que el llamamiento a filas no incluía a mujeres. Era 1967 y pronto estallaría la Guerra de los Seis Días con Israel que terminó con la ocupación israelí de las zonas palestinas de la franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén-Este, los Altos del Golán sirios y la península egipcia del Sinaí.

Una tarde, mientras estudiaba debajo de un albaricoquero, un primo llegó y le propuso ser fedaya, guerrillera. “Por fin lo había conseguido. Hombres y mujeres, fedayín de la guerrilla nacionalista palestina, luchando juntos”, recuerda con nostalgia.

Su madre se convirtió en su confidente. Escondía los panfletos y las granadas con las que entrenaba y convencía a su padre de que las horas fuera de casa las pasaba con sus primas. Hasta que llegó el día en que los soldados israelíes rodearon su casa y la detuvieron.

El interrogatorio estuvo cargado de violencia. “Sentía que estaban jugando con mi cabeza como si fuera una pelota, golpeándola de una pared a otra. Me preguntó si temía por mi honor –una forma de amenazar con ser violada–. Le dije que mi honor es mi madre patria”, relata Abu Daqqa.

Mariam Abu Daqqa con una foto de ella misma a los 15 años, justo antes de ser encarcelada. | Foto: Isabel Pérez

Mariam Abu Daqqa con una foto de ella misma a los 15 años, justo antes de ser encarcelada. | Foto: Isabel Pérez

Tras seis meses de cárcel, Mariam fue liberada. La forzaron al exilio, quedando abandonada entre Israel y Jordania hasta que llegaron las brigadas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) con las que, a los 29 años, Mariam Abu Daqqa se convirtió en una de las primeras mujeres líderes militares. En la primera Guerra de El Líbano (1982) comandó a guerrilleros de ambos géneros, no sin pocas críticas que eran acalladas por su valentía y su agilidad con el RPG.

“No se puede negar que las mujeres tuvimos un papel importante en la liberación de Palestina, y todavía lo tenemos, porque resistir es también criar a los hijos e hijas, es no emigrar de Palestina o participar en la vida política”, afirma Abu Daqqa, quien hoy es miembro del politburó del FPLP.

No es la única figura femenina palestina en la resistencia armada. Fátima Barnawi, nacida en Jersualén en 1939 y con raíces africanas, entró a formar parte de las filas de Fatah en 1966. En 1967 llevó a cabo una operación, frustrada por israelíes, contra el cine Zion en Jerusalén- Oeste.

“Después de aquello volví a Qalqilia, donde trabajaba como enfermera. Vinieron los israelíes y me detuvieron. Soy negra, por eso me descubrieron. Fui la primera prisionera palestina de los territorios ocupados en 1967”, cuenta Barnawi desde su casa en Gaza.

Fatima Barnawi con dos famosas fotografías suyas tomadas durante su arresto. | Foto: Isabel Pérez

Fatima Barnawi con dos famosas fotografías suyas tomadas durante su arresto. | Foto: Isabel Pérez

Dos años después, comenzaron a llegar más y más jóvenes mujeres a la cárcel. “Era sorprendente, las mujeres habían roto el tabú y participan en la liberación de Palestina. Ahí estaban las compañeras Mariam Shakhshir, Doris Khuri, Rasmiya Odeh…”, recuerda. La mención de esta última le hace sonreír. Ella fue la que le motivó a formar parte del intento de fuga de la cárcel israelí de mujeres.

“Cavamos un agujero con ayuda de todo lo que encontramos, como las cucharas de la cocina. Los israelíes se dieron cuenta y acordonaron la zona, pensaban que iba a escapar toda la cárcel. Yo les dije que no iba con ellas porque mi color era demasiado llamativo”, explica.

Todo resultó en vano y Barnawi fue liberada 10 años después, cuando fue expulsada de su tierra. Cuenta que más tarde volvió, y cuando se formó la Autoridad Palestina, Arafat le pidió que formara la primera sección de mujeres policía en Gaza.

La lucha pacífica de las mujeres palestinas

El papel de la mujer en la liberación no siempre ha estado cargado con fusiles. Khadiya Assalman es hoy una anciana muy venerada en la franja de Gaza que años atrás formó parte de una resistencia desarmada y pacífica. En su casa de Beit Lahiya cuenta a eldiario.es cómo organizó el primer acto de desobediencia femenino contra la ocupación militar israelí.

“Era 1971 y habíamos llegado a un punto en el que los israelíes habían detenido a todos hombres y jóvenes de Beit Lahiya, solo quedábamos las mujeres”, relata Assalman. Fue ella quien organizó todo. ” Les dije que las mujeres debían salir y enfrentarse a los soldados, pero sin armas, ni siquiera armas blancas. Solo con sus puños”, explica.

Durante el choque con los sorprendidos soldados israelíes, muchas fueron heridas y hospitalizadas. “A algunas heridas las llevaron al hospital y las sedaron para que no continuaran las protestas”, añade la anciana.

Khadiyya Assalman con varias menciones honoríficas de diferentes grupos palestinos. | Foto: Isabel Pérez

Khadiyya Assalman con una mención honoríficas de un grupo palestino. | Foto: Isabel Pérez

Pero no se dieron por vencidas y poco después organizaron una marcha pacífica, que también fue reprimida por los soldados. “Usaron excavadoras para apartarnos. Cogían con ellas a las mujeres y las tiraban a un lado”, recuerda Assalman.

A base de pelear lo suyo consiguieron que el gobernador de la ocupación militar israelí en el norte de la franja les prometiera un mejor trato durante las redadas. “La revolución es hermosa. Estoy orgullosa de lo que hice, orgullosa de ser palestina”, sentencia.

Con el acceso a la educación muchas mujeres abrieron otro ‘frente’. Sigue siendo pacífico, pero también es académico, cultural, aunque incluso de este modo, persisten las amenazas del exilio o del encarcelamiento.

Como le ha sucedido a la poeta Darín Tatour, palestina de un pueblo de Nazaret (Israel), quien responde a nuestras preguntas desde un apartamento que se ha convertido en su celda, y que un juez israelí dictó que estuviera a 40km de su casa familiar.

Explica que está bajo detención domiciliaria desde enero de 2016, no puede salir ni usar Internet. Su ‘crimen’ fue el poema “Resiste mi pueblo, resístelos”, por el cual Israel le acusa de incitar a la violencia. De su tobillo cuelga un aparato electrónico que controla su localización.

“El arte es lucha y, en nuestro caso, buscamos obtener derechos. Para mí la poesía es la forma de expresión como oprimidos, para mostrar nuestro sentimiento de represión, decepción y dolor. Pedir la liberación es un derecho fundamental para la persona reprimida, las leyes internacionales hablan de esto”,  reclama Tatour.

Ella pasó tres meses en la cárcel antes de ser puesta bajo detención domiciliaria y cuenta cómo allí se encontró incluso con menores de edad. “Es una vergüenza para el mundo que las mujeres sea tratadas así en las cárceles. Hay que poner fin a la ocupación israelí”, denuncia.

Cartel por la liberación de Darín Tatour cedido por su padre.

Cartel por la liberación de Darín Tatour cedido por su padre.

Un barco de mujeres hacia Gaza

Tras la creación de la Autoridad Palestina (1994) la Unión General de Mujeres Palestina (UGMP) trabaja principalmente en la lucha nacional contra la ocupación para establecer un Estado palestino, pero “también en la lucha social sobre la base de igualdad y derechos de la mujer”, aclara Amal Hamed, directora de la unión en su rama de Gaza.

Entienden que la liberación de Palestina va de la mano de la liberación de las mujeres. “Para que seamos libres, tenemos que serlo dentro de nuestra sociedad”, apunta Hamad. Sabe que esta semana algo llega para remover conciencias.

Este miércoles saldrá rumbo a sus costas el barco del proyecto “Mujeres Rumbo a Gaza”, a bordo del cual van varias activistas de todo el mundo que buscan apoyar la causa de las mujeres palestinas. “Lo agradecemos profundamente. Cualquier esfuerzo internacional es bienvenido, sobre todo si es de mujeres”, apunta Hamad.

Lo mismo cree Intimaa Alsdudi, una joven refugiada palestina que vive en Gaza. Miembro del PSCABI (Campaña Estudiantil Palestina para el Boicot Académico de Israel, en sus siglas en inglés) y feminista con estudios en Género e Interseccionalidad, Alsdudi está en contacto, sobre todo, con las mujeres sudafricanas.

“Las mujeres negras apoyan a las mujeres palestinas. Conectan su libertad a un discurso más amplio de derechos humanos y feminismo”, explica la joven. Afirma que existe una analogía entre el BDS (Campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel) y la lucha contra el Apartheid sudafricano.

“La escritora Alice Walker cree que la causa palestina es una causa de toda la humanidad”, dice. Con la ilusión de quien sigue a un modelo, Alsdudi señala: “Walker habla de su propia historia por ser negra y mujer en los EE.UU. y abraza el papel valiente de las defensoras y defensores de los derechos humanos de las flotillas rumbo a Gaza”.

 

Fuente: eldiario.es

 

IDF violence against ‘Marianne’ peace sailors

Publicado el 30 jun. 2015

Video that shows the violence used by israeli comandos during the kidnaping of ‘Mariane’ boat of Freedom Flotilla III.

 

Leila Khaled, toda una vida en lucha por la Liberación de Palestina

Símbolo de la lucha armada por la liberación de Palestina, integrante del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).leila1

A continuación, la primera entrevista publicada por Kaosenlared y de una periodista en Londres, sobre los aspectos de su vida de combatiente y revolucionaria.

Entre 1969 y 1970, con algo más de veinte años, participó en el secuestro de dos aviones de pasajeros. En la actualidad sigue luchando por una Palestina libre. Leila Khaled, presidenta de la Unión General de Mujeres Palestinas, miembro del Consejo Nacional Palestino, miembro del Buró Político del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) e historia viva de la resistencia visito Galiza el pasado mes de abril invitada por la asociación Galiza por Palestina.

¿Es usted una terrorista?

Las instituciones, gobiernos y países que están en contra de la paz siempre consideraron la resistencia como un acto terrorista, pero en realidad la ocupación es el terrorismo. Por lo tanto, la base del terrorismo en el mundo es Estados Unidos e Israel. Yo me considero parte del pueblo palestino que resiste a la ocupación, y la resistencia es un derecho que tiene cualquier pueblo ocupado.

¿Qué es el terrorismo?

El terrorismo se define con la ocupación y con las instituciones que ocupan territorios por la fuerza militar. Detener a la gente sólo por poseer una ideología distinta también se define como terrorismo. Como también lo es la destrucción de casas y de árboles en Palestina y apoderarse del agua. Todas esas formas de actuar que violan los derechos del pueblo palestino son terrorismo.

Durante los años cuarenta, la violencia golpeaba Palestina, debido a la actividad de grupos armados judíos como Irgun (Etzel). El 22 de julio de 1946, un centenar de personas mueren en el Hotel King David de Jerusalén tras una acción de este grupo -liderazdo por Menachem Begin, que luego sería primer ministro de Israel y Premio Nobel de la Paz. En este sentido, en el documental /Leila Khaled Hijacker/, de Lina Makboul, se hace una reflexión: “¿Es correcto ser terrorista? Siempre y cuando ganes”…

Nunca aceptamos el terrorismo. Lo que sí se acepta es la resistencia; así lo reconoce todo el mundo. Incluso en la constitución de la ONU hay un artículo que reconoce a los pueblos ocupados el derecho a resistir incluso con las armas. Estados Unidos cambió el concepto de terrorismo acusando a pueblos como el de Irak, Líbano, Palestina, Afganistán de ser terroristas, simplemente por resistir ante la ocupación.

¿Por qué tras la guerra de los Seis Días, con 25 años, decide formar parte de la FPLP y tomar las armas? (En 1969 secuestró el vuelo TWA 840 Roma-Atenas y lo desvió a Damasco; en 1970, participó en el secuestro múltiple de cuatro aviones, en relación con el Septiembre Negro, y fue detenida -su compañero Patricio Argüello murió- y liberada 28 días después en un intercambio de prisioneros).

Simplemente por el hecho de haber una ocupación y por ser una refugiada al igual que otros ocho millones que se encuentran fuera de Palestina.

¿Cómo evolucionó la relación de los palestinos con Jordania, tras los acontecimientos del Septiembre Negro, en 1970, y con el Líbano, tras los combates en el campo de refugiados de Nahr Al Bared, en 2007?

En el año 1948 muchísimos palestinos huyeron (tras el fin del mandato británico y con el inicio de la Guerra de Palestina, el llamado /Nakba/ o Desastre) a refugiarse a Jordania, Líbano y Siria, viviendo en campos de refugiados. Pero tras varios años, empezaron a vivir en ciudades. En 1951, Jordania incluye a Cisjordania dentro de su territorio, por lo que los palestinos allí residentes se convierten en ciudadanos jordanos. Los palestinos en Jordania representan más del 75% de la población.

Por otro lado, en el Líbano hay palestinos que viven en las ciudades y los hay que viven en los campos de refugiados, pero a estos les está prohibido trabajar en el país. Esto dificulta mucho su vida y facilita su expulsión. Muchos jóvenes palestinos se vieron obligados a ir a trabajar a países del Golfo (Pérsico) para poder alimentar a sus familias. No obstante, hubo siempre una unión entre palestinos y libaneses para enfrentarse a la ocupación y a los ataques de Israel.

¿Cómo describiría la situación de los refugiados, en especial el de las mujeres?

Hay dos tipos de refugiados: los que viven en la propia Palestina y los que viven fuera, en Jordania, Siria, …. La situación de cada refugiado depende del país. En Jordania son ciudadanos con los mismos derechos. En Siria también, pero no pueden trabajar en el gobierno ni votar y tampoco pueden solicitar la nacionalidad; cuentan con un documento identificativo especial. En el Líbano, como ya dije, no tienen derecho a trabajar, así que la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo) les ofrece puestos de profesores. La mujer sufre la ocupación por igual, pero si estamos hablando de que un hombre no puede encontrar trabajo, eso ya sería totalmente imposible para una mujer.

¿Qué política aplica Israel en relación con los campos de refugiados?

Israel intenta eliminarlos. También aquellos que están fuera de Palestina. En 1982 cometió una matanza horrible en el Líbano, en los campos de Sabra y Shatila. Los refugiados palestinos sufren continuos ataques. Las condiciones de vida son pésimas… las condiciones sanitarias son muy malas.

La tasa de desempleo en Gaza y Cisjordania, según datos de 2001 de la Iniciativa Palestina para la Promoción del Diálogo y la Democracia Global (MIFTAH), ascendía al 57%. Esto incluye no sólo a los que perdieron sus empleos en Israel, sino también a los que no pueden salir a trabajar por culpa del bloqueo de las carreteras…

El motivo de que esta tasa sea tan alta es que la industria en Palestina no está asentada. Las últimas estadísticas señalan que el paro alcanza el 80% en Gaza y el 45% en Cisjordania. La mayoría de los palestinos dependen de la agricultura; plantan principalmente olivos, almendros, naranjos y también verduras. Pero la situación impide que puedan comercializar estos productos fuera de Gaza, porque está rodeada y nadie puede salir de allí. En Cisjordania tienen menos dificultades. Por otra parte, el gobierno israelí confiscó y continúa confiscando tierras, muchas para construir sus colonias y asentarse.

Dejando a un lado la política, ¿cuál es la actitud de la Unión Europea hacia Palestina en el campo económico?

La mejor ayuda que puede aportar la UE a los palestinos, además de la económica, es la política. Sin embargo, tal y como se vio en 2006, cuando Hamas ganó las elecciones, la UE cerro el grifo. Aportan dinero al gobierno palestino según sea su comportamiento político. Además, cualquier ayuda tiene que pasar por el control de los EUA. La UE está muy influenciada por los EUA.

El pasado 29 de noviembre, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, advertía en una entrevista en el diario /Haaretz/: “O se estabelecen dos estados, o Israel desaparecerá”. Comparaba la situación con Sudáfrica, cuando la mayoría negra consiguió pasar por encima del /Apartheid/. ¿Es la demografía el arma más poderosa de los palestinos?

No he oído hablar de esa noticia, pero lo que sí te puedo decir es que Israel siempre va a permanecer allí por motivos militares, económicos… Es una reacción muy natural por parte de los palestinos tener hijos al ver que cada día se están muriendo. Además, tradicionalmente les gusta tener muchos miembros en la familia. Normalmente, alrededor de siete y en otros casos, doce o trece.

El FPLP ha solicitado a la comunidad internacional que rompa los acuerdos económicos con el gobierno del Estado de Israel, concretamente piden “un boicot a los productos israelíes, así como la anulación de los acuerdos militares”…

Tenemos la esperanza de que los países socialistas apoyen de alguna manera a los palestinos. No les pedimos que vayan a luchar a Palestina, sino que simplemente no les faciliten armamento a los israelís. También pedimos el boicot para que se resientan sus empresas y esto provoque pérdidas en la economía de Israel y, de este modo, se nos facilite un poco continuar resistiendo contra la ocupación.

Y llegado el momento de negociar, hacerlo en unas condiciones más equilibradas entre las dos partes.

En las negociaciones realizadas hasta el momento no se ha visto para nada esta igualdad. Son negociaciones sin rumbo, porque por el momento siempre fueron favorables a los intereses israelís. Por eso nosotros, desde la FPLP, rechazamos las negociaciones. Somos conscientes de que no nos van a llevar a ningún punto de encuentro entre las partes.

¿Se refiere a las conversaciones de Annapolis entre Mahmud Abbas y Ehud Olmert del pasado mes de noviembre?

Hablo de todas, desde las de Oslo hasta las de Annapolis.

¿No comparten lo acordado en Oslo?

En esas negociaciones se habló de todo excepto de nuestros derechos. No se habló de retirar las tropas israelís del territorio palestino, de las fronteras de 1967 (antes de la Guerra de los Seis Días); no se habló de Jerusalén, ni tampoco de los asentamientos ilegales de los colonos; ni de los refugiados ni del agua. Por tanto, ¿que se fijó?

Israel simplemente se reunió con dirigentes palestinos y no se responsabilizó de comportarse como una fuerza ocupante, delegando en ellos toda la responsabilidad. El gobierno de Palestina no tiene ningún poder sobre su situación, ni sobre el agua, ni sobre sus fronteras. Si el presidente quiere salir del país tiene incluso que pedirle permiso a Israel.

Sin embargo, con Oslo llegó el reconocimiento mutuo de ambos Estados.

Nunca se reconoció nada en esos acuerdos. Por eso los EUA presentaron otra hoja de ruta para solucionar el conflicto. No consiguieron nada… tener un Estado palestino, sí, pero en la práctica no existe.

¿Cuál son para usted los principales errores y los principales logros de Yasser Arafat?

Fue, principalmente, quien dirigió la resistencia armada y también el representante de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y por lo tanto el representante del pueblo palestino y de la revolución. El error que cometió fue a firmar los acuerdos de Oslo con Israel. Pudimos ver como lo mantuvieron tres años ’encarcelado’ (recluido y bombardeado en la Muqataa, sede de la Autoridad Nacional Palestina) hasta que murió. Por los hechos se ve que Arafat intentó formar un Estado palestino junto con el israelí, pero Israel no quiere ni eso.

¿Cuál sería para el FPLP el mapa soñado de la región?

La mejor solución sería que los refugiados regresaran la Palestina, y que Israel lo aceptara y trabajara en ese sentido. Así podríamos convivir con los israelís en esa tierra, con los mismos derechos y con la posibilidad de tomar decisiones políticas en igualdad. Creemos que formar un estado político único democrático puede solucionar el conflicto.

¿Un estado en el que convivan palestinos e israelís, no dos estados?

Sí, absolutamente.

¿Qué papel juegan los países del entorno de Palestina, especialmente Irán, y las corrientes islamistas más extremistas de estos países, en su enfrentamiento con el Estado de Israel?

Los países más próximos a Palestina son Egipto, Siria, Líbano y Jordania. Egipto y Jordania firmaron acuerdos de paz con Israel. Israel invadió el Líbano cuatro veces y aún ocupa parte de su territorio. También una gran parte de Siria está ocupada. Por lo tanto, palestinos, sirios y libaneses compartimos el mismo sufrimiento. Siria, además, es uno de los países que rechazó el proyecto israelí-americano para la zona, y apoya la resistencia del pueblo palestino; también lo hacen grupos religiosos libaneses. Yo no conozco ningún país extremista islamista, sólo conozco Irán, que es un país islamista.

En Palestina se aprecia una progresiva islamización de los movimientos de la resistencia cuando, tradicionalmente, este espacio estuvo ocupado principalmente por formaciones laicas. ¿A qué es debido?

Es cierto. El movimiento nacionalista de Gamal Abdel Naser (ex presidente de Egipto y símbolo del anticolonialismo árabe) no se llevó a cabo. Tampoco los proyectos nacionalistas de los movimientos laicos dentro de Palestina. Eso facilitó a los movimientos islamistas el atraer cada vez más gente hacia su ideología. Las creencias religiosas influyen mucho en el pueblo palestino; muchos creen que les va a ayudar a conseguir la paz. Por otra parte, los movimientos comunistas acabaron por desintegrarse.

El 11 de abril de 1944, dos días después de nacer usted, en plena II Guerra Mundial, Anna Frank escribía en su diario: “¿Quién hizo a los judíos diferentes al resto de la gente? ¿Quién permitió que sufriéramos tanto hasta el día de hoy? Fue Dios quien lo hizo, pero será también él quien nos vuelva levantar una y otra vez…”. ¿Considera que la situación que están viviendo los palestinos en el Estado de Israel es similar a la vivida por los judíos en Europa?

En primer lugar, Dios no tiene nada que ver con la creación de gentes diferentes. Todos somos iguales. Toda la gente nace igual, a pesar de las diferencias de color, de sangre o de cualquier otra cosa. El propio humano es el que crea las diferencias. El movimiento sionista usó este tipo de pensamientos para divulgar que el judío es diferente del resto de la humanidad y, por lo tanto, justifican ahora su sufrimiento al que le seguirá la paz.

Es cierto que los nazis arrasaron con toda Europa y que mataron muchísima gente. Pero no sólo mataron a judíos, también a otras personas. Lamentablemente, estamos viendo que las barbaridades que antes cometieron los nazis contra el pueblo judío, actualmente las están cometiendo contra los palestinos. Fuente: Kaosenlared

REPORTAJE DE LA ENTREVISTA EN LONDRES EN EL AÑO 1999leila2

Cuando la combatiente palestina, Leila Khaled, secuestró su primer avión en 1969, se convirtió en el símbolo internacional de la lucha armada. Luego hizo cirugía estética con el fin de volver a hacerlo. Ahora se habla de la labor de la mujer en la guerra.

Se la recuerda ahora precisamente porque está debatiendo en Londres su trayectoria en la lucha por la liberación de Palestina, junto con el resto de palestinos que han tomado el relevo en esta sagrada lucha.

“Mi madre nunca ha dejado de recordarnos que el Líbano era para nosotros un refugio temporal y que eventualmente regresaremos a nuestros hogares en Palestina”, dice Leila. La vida de los refugiados palestinos en los campos, es dramáticamente dura sobre todo en los años que siguieron al Nakba (La Catástrofe). Su refugio temporal se estaba convirtiendo en permanente y sus vidas dependía tan sólo de las escasas raciones de ayuda suministradas por la UNRWA, de la ONU para los refugiados .

“Nuestros profesores nos insistían en la manifestación contra los “días negros”, como el día de la creación del estado de “Israel” el 15 de Mayo de 1948, o la declaración infame de Balfour el 2 de Noviembre de 1917 que llamaba al establecimiento de un hogar para los judíos en Palestina, nuestro país”, dice Leila .

Yo sólo tenía ocho años cuando por primera vez tome parte en una manifestación, añadió.

La revolucionaria recuerda que su madre se vistió de negro y nunca volvió a cocinar los días 15 de Mayo, en recuerdo de aquel negro día. “Sentí la necesidad de hacer algo tangible para atraer la atención del mundo hacia la causa palestina ” recordó Leila.

Treinta años después de su primer acto de llamar poderosamente la atención del mundo, el anillo, la granada, el Kalashnikov , convirtieron a Leila en un símbolo de resistencia que los palestinos y el mundo entero nunca podría olvidarla tan sencillamente. La razón de esta imagen tan frívola de poder y la belleza mezclada con violencia, en cómputo general hicieron la historia de Leila Khaled.

Leila -la secuestrador internacional de aviones del Frente popular Para la Liberación de Palestina (FPLP), como describían los periódicos de los años 70, ” Chica terrorista” y ” belleza mortal” , ahora tiene 57 años , sentada en la casa de los Comunes , en su primera entrevista formal en suelo inglés.

Leila se pone la Keffiah (pañuelo palestino) terminado con los colores de la bandera palestina , rojo , verde , negro , y blanco, como un chal. Pero ahora su mirada es diferente de aquella de la foto, ya que aquella foto fue tomada en 1969, después de su glorioso “secuestro” del avión de la TWA, Leila hizo no menos de 6 operaciones de cirugía estética de su cara, de la manera que nadie podría reconocerla otra vez. Rechazó andar por ahí con la cara de famosa ” que cualquier persona podría desear para obtener fama”.

El cirujano hizo pequeñas diferencias a mi nariz y los pómulos” Dijo Leila, pero funcionó, nadie me reconoció. Eligió hacer la cirugía sin anestesia general, porque como dice ella misma, “Tengo una causa mas grande y noble que la mía propia, una causa en la cual todos los intereses privados tienen un segundo lugar”.

Hablando así de revolucionaria, es recordar que Leila Khaled viene de un tiempo diferente, un tiempo en el que los secuestros de aviones eran una herramienta política del momento, como cometido, conllevaba un sacrificio, y extremo riesgo dignos de admiración que a veces fueron romantizados.

La cirugía significaba que Leila estaba dispuesta a realizar su segundo secuestro sin ser detectada, esta vez, con el avión de EL AL ( sionista) desde Amsterdam.

En el aeropuerto de Amsterdam, mí camarada Patrick Arguello (nicaragüense) y yo fuimos parados por los oficiales de seguridad israelíes, nos han registrado a fondo las maletas, pero no encontraron nada, porque tenía las granadas en los bolsillos”, dice Leila. Respiró profundamente. “Teníamos pasaportes de Honduras, y el oficial me preguntó ¿Habla Ud español? (en inglés), enseguida le contesté Sí señor, tuve suerte, porque eran las únicas palabras que conozco en español.

En medio del viaje, Leila y Patrick , intentaron perturbar la cabina del capitán, llamaron a la puerta, Leila sacó las anillas de las granadas con sus dientes, y ordenó al capitán para dejarles entrar. Pero había guardas armados en el avión y empezaron a disparar.

Patrick, fue alcanzado por la espalda cuatro veces, y un hombre vino con una botella de Whisky y la rompió sobre su cabeza”, dice Leila. “era terrible”. ¿Por qué no le dispararon a ella? Ah “tenía las granadas” decía Leila, pero aún así fui alcanzada por la parte baja del cuello por una bala, y perdí el conocimiento, cuando desperté me encontré atada de pies y manos, y siendo pataleada.

Los pasajeros gritaban, una mujer decía, “parad este baño de sangre”. Pero teníamos estrictas instrucciones, -No hacer daño a los pasajeros- solo nos defendíamos .añade Leila, pero en ambos secuestros ningún pasajero sufrió daño alguno, era para asustarles. El avión aterrizó en el aeropuerto de Heathrow (Londres) y Leila fue llevada a la comisaría de policía y fue retenida durante 28 días , hasta entonces el primer Ministro Edward Heath, la liberó en un intercambio de rehenes occidentales llevado acabo por la FPLP.

De alguna manera , las mujeres de occidente, por aquel entonces, consideraban a Leila como un ejemplo de protesta contra el machismo, aunque no lo mencionaban abiertamente, consideraban que era el momento para la liberación de la mujer.

Las mujeres de la época de los 70 recuerdan muy bien lo que Leila significó para ellas, por eso Leila nunca se consideró una terrorista para las mujeres, defendía una causa justa, ” si el mundo no te escucha, mientras siga tu represión, todos los métodos son factibles para llamarle la atención a tu problema”. Leila lo consiguió, y con ello abrió el camino de Palestina al mundo.

Leila Khaled, nació en Haifa , ahora una costa “israelí” , se hizo refugiada con su familia en un campo en Tyre, Líbano, como niña en 1948 (durante su primer secuestro en 1969 del avión de la TWA, obligó al piloto a sobrevolar Haifa, de manera que podría mirar, a través de la ventanilla, a su pueblo natal , al que no le permitían visitar) .

Recuerda, con la edad de 4 años, que su madre le decía que no recogiera naranjas, porque estaban en el Líbano, y las naranjas no eran suyas, y que en Haifa tenían muchos naranjos que les esperan para cuando vuelvan.

Se ha comprometido en tiempo completo a la lucha armada a los 15 años.

Desde los tiempos de los secuestros, Leila vivió entre Syria, Líbano , y Jordania, sigue con su activismo, primero como combatiente, y luego como político de la FPLP, como miembro del consejo nacional legislativo de Palestina.

Leila, sigue tan radical como nunca, “La lucha de los palestinos ha tomado varias formas, lucha armada, Intifada, y ahora ambas, lo que significa, que mientras haya ocupación en nuestro país, el conflicto continuará”.

La periodista que la entrevistó, le pregunta ¿se puede considerar a Leila como terrorista? Leila dice: “¿Quién planteó el terrorismo en nuestra zona?, algunos vienen y toman nuestra tierra, nos obligan a marchar, nos obligan a vivir en campos de refugiados, Creo que este es el terrorismo”.

Utilizando los medios para combatir este terrorismo y parar sus efectos ­ Yo llamaría esto una lucha”, y recuerda a los niños que estaban en los aviones, y dice: “nosotros también somos los niños, y somos parte de la raza humana”.

La periodista le vuelve a mirar, y le pregunta; ¿Puede Leila seguir muriendo por la causa palestina?, Leila dibuja una silueta con su cigarrillo, y dice- “Por supuesto -moviendo su cabeza, y sonriendo, mientras el cigarrillo se va consumiendo entre sus dedos- Por supuesto”.

Fuente: Tercera Información

Entrevista a Leila Khaled-mítica guerrillera Palestina del FPLP

Encuentro con Leila Khaled en la sede del Frente Popular de Liberación de Palestina en Amman-Jordania. 30/3/2013

Muro Leila

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, Estudiantes, noticia, Pueblo, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s