Primer ministro RASD: “No es un farol, o la ONU se mueve o la guerra con Marruecos va a estallar” – Campamentos de refugiados saharauis: siguen recuperándose de una de las peores inundaciones de su historia – Cultura saharaui: Diez refranes para un Sáhara libre

“No es un farol, o la ONU se mueve o la guerra con Marruecos va a estallar”

El primer ministro de la República Árabe Saharaui Democrática, Abdelkader Taleb Omar, advierte de que el espacio para la vía diplomática se está agotando y emplaza a la comunidad internacional a intervenir con Marruecos para evitar derramamiento de sangre

El primer ministro de la República Árabe Saharaui Democrática, Abdelkader Taleb Omar.- VIRGINIA UZAL

El primer ministro de la República Árabe Saharaui Democrática, Abdelkader Taleb Omar.- VIRGINIA UZAL

Publicado 21/10/2016

DAJLA (CAMPAMENTO DE REFUGIADOS SAHARAUIS EN TINDUF (ARGELIA).- El primer ministro de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), Abdelkader Taleb Omar, trae la lección aprendida. A la primera pregunta del periodista lanza la advertencia: “O la ONU se mueve o el conflicto va a estallar”. Este es uno de los pocos elementos de presión que puede utilizar un Frente Polisario de puertas para afuera. Y así lo ha hecho habitualmente. Sin embargo, Taleb Omar dice que ahora es diferente y explica que la vía diplomática surgida con el alto al fuego de 1991 está prácticamente agotada.

Recibe a Público en un edificio del campamento de refugiados de Dajla. Se muestra cordial y agradece el apoyo recibido por la sociedad civil española. También la de los periodistas que han acudido a cubrir la XIII edición Festival Internacional de Cine Fisahara, pero rápidamente entra en materia. Insiste en que hoy por hoy las tropas de Marruecos y del Frente Polisario se encuentran a poco más de 200 metros. De momento nadie ha disparado, a pesar de que el Reino alauita ha violado el acuerdo de paz de 1991. Pero la paciencia de un pueblo agotado y condenado a vivir en la sala de espera de la vidasiempre tiene un límite. La pregunta es hasta cuándo.

Hace dos años usted me dijo que abril de 2015 era la fecha límite de la ONU para reorientar el conflicto. Que si no se reorientaba el Frente Polisario podría volver a las armas. Ha pasado un año y medio desde entonces. A simple vista, todo sigue igual.

Hay cambios. Marruecos ha mostrado su debilidad expulsando al personal civil de la Minurso (la misión de la ONU para la celebración de un referéndum en el Sáhara Occidental), pidiendo su ingreso en la Unión Africana tras 32 años de ausencia, o violando el acuerdo de paz de 1991. La violación de Marruecos de este acuerdo de paz ha llevado a que las tropas marroquíes y saharauis estén solo a 120 metros de distancia. En cualquier momento puede pasar cualquier cosa. Es que ya no hay más margen de maniobra. La vía que se abrió en 1991 está llegando a su fin. O tenemos un desenlace hacía un proceso pacífico de independencia del Sáhara Occidental o, de nuevo, volverán a hablar las armas. Estamos en esa situación. Algo tiene que ocurrir. Es urgente que la ONU tome conciencia de esto y que se mueva antes de que ocurra lo peor. Las cosas están llegando a unos límites donde tienen que inclinarse hacia una postura u otra.

La efectividad de una amenaza de guerra desciende cuanta más veces se utiliza. Y el Polisario lleva muchos años repitiendo una consigna similar

Pero la situación es así. Las tropas de ambos países están muy cerca. Marruecos siempre ha aparentado colaborar con la Minurso, pero ahora ya se ha quitado la careta y ha dejado claro que no quiere un referéndum de independencia en el Sáhara. Antes siempre decía que respetaba la legalidad internacional. Ahora las cosas ya están claras para todo el mundo. O la ONU toma posiciones claras o Marruecos va a pasar las líneas rojas que hemos marcado y el Polisario será libre para responder. Nuestra respuesta será como la que ya hemos tenido recientemente: poner el ejército ahí y advertir a Marruecos de que si pasa, habrá guerra. Es una demostración de que los saharauis pueden pasar a la acción.

“Marruecos no es una gran potencia. La historia de los saharauis se puede comparar con la historia de muchos países, como por ejemplo la de Timor e Indonesia o la de Argelia y Francia”

¿No se trata de un farol? ¿De un método de presión?

No. Los hechos están ahí. Hay 120 metros de distancia. O la ONU hace algo o los saharauis están dispuestos a ir a la guerra.

¿Usted de verdad cree que el Frente Polisario puede ir a la guerra contra una gran potencia militar como es Marruecos? 

Marruecos no es una gran potencia. La historia de los saharauis se puede comparar con la historia de muchos países, como por ejemplo la de Timor e Indonesia o la de Argelia y Francia. Eran pocos ciudadanos frente a las potencias colonizadores, pero estos países ganaron gracias a su resistencia y pudieron imponer sus legítimos derechos a la libertad. El Sáhara no puede ser la excepción. Hoy todo el mundo reconoce nuestro derecho a la autodeterminación y ningún país reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara. Es una fuerza de ocupación. La cuestión está clara en el Derecho Internacional. Marruecos está ahí por la fuerza. Los saharauis están sufriendo pero están unidos y determinados.

Pero reconocerá que sobre el papel parece una derrota segura. ¿Puede correr con ese riesgo?

Nosotros no partimos de algo teórico. Hemos estado 16 años en guerra contra Marruecos y aquí estamos. Los saharauis han tenido miles de prisioneros marroquíes, hemos recuperado material de guerra y la historia lo evidencia. Los saharauis han demostrado su capacidad de resistir. Y podemos repetirlo. Ahora somos más numerosos, más experimentados, más conocidos a nivel mundial. Antes nadie nos conocía y no teníamos experiencia.

El primer ministro de la RASD

El primer ministro de la RASD

¿Esta linea más dura tiene que ver con la elección del nuevo presidente?

Somos una organización con un programa político consensuado con todos los militantes. Los líderes pueden ir o venir, pero hay un programa político. Se puede cambiar en el estilo, pero en políticas, no. Son las condiciones y el desarrollo del conflicto los que están creando estos cambios, no las personas.

Me sorprendió mucho que una de las condiciones para presentarse a presidente era haber participado en la guerra como dirigente. 

El Polisario considera que aún estamos en un período de lucha por la liberación. Para la liberación se necesita la preparación del Ejército y un dirigente militar con experiencia. Por tanto, es un requisito para este período de lucha en el que se encuentran los saharauis. Por eso, eligen a un dirigente con experiencia militar. Aunque hay otras opciones diplomáticas, no se descarta que todos debemos estar listos para la guerra y por eso un dirigente con experiencia.

¿Y no es una limitación al derecho a elegir a un presidente de todos los saharauis?

Son los congresistas del Polisario los que eligen esto para demostrar que se mantiene esa línea de lucha de liberación. El presidente es el jefe supremo de las fuerzas militares del Polisario. Un jefe debe saber dirigir y estar a la altura militar. El ejemplo no es que el dirigente debe mandar y estar en casa, sino que debe estar frente a las tropas militares. Somos un movimiento de liberación que anima a la gente con su propio ejemplo.

Una de las grandes novedades en esto conflicto es la elección del nuevo secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres. Estuvo en los campamentos de refugiados, ¿qué opinión le merece?

“El Polisario considera que aún estamos en un período de lucha por la liberación. Para la liberación se necesita la preparación del Ejército y un dirigente militar con experiencia”

Estuvo aquí y lo encontramos una persona sensible a las dificultades de la gente. Se entrevistó con los refugiados y con nosotros. Fue una persona amable, sociable, no puso obstáculos entre él y la gente. Esperamos que ese espíritu y forma de ser la convierta en política.

En España parece que se aclara la investidura de Mariano Rajoy. ¿Pedirán una reunión con el nuevo Gobierno para que ponga el foco sobre el conflicto saharaui durante su presidencia en el Consejo de Seguridad?

Nosotros nos interesamos muchísimo por lo que sucede en España porque lo que pase allí repercute en nosotros. Los anteriores gobiernos nos han defraudado. Tanto el PSOE como el PP y el PP peor que el PSOE. Es una realidad que está ahí. Tenemos esperanzas de que las cosas mejoren porque hay nuevas fuerzas políticas que se expresan mejor a favor del pueblo saharaui. No obstante, siempre queremos lo mejor para España porque si mejoran nosotros lo notamos y si empeora también. Cuando inició la crisis notamos mucho la disminución de ayuda. Deseamos lo mejor para España y que tenga lo antes posible un gobierno.

¿Se repite el mismo guion? ¿Les apoyan en la oposición y no en el Gobierno?

El Partido Popular tuvo palabras excelentes con nosotros mientras estaba en la oposición. Iban a hacer de lo mejor de lo mejor, pero ya en el poder hizo otra cosa.

¿Y con Unidos Podemos y Ciudadanos? ¿Han hablado?

Todos han expresado posiciones excelentes a favor de la causa saharaui. Tanto Unidos Podemos como Ciudadanos. Esto nos anima, pero también esperamos que se concrete más. La Comisión de Justicia ha adoptado la resolución de considerar saharauis como país que ha tenido una relación histórica con España, como los países latinoamericanos o Guinea. Eso es un paso positivo, pero nosotros reclamamos que se reconozcan las instituciones y la situación general del pueblo saharaui y que no solo nos reconozcan a título individual.

“Nosotros nos interesamos muchísimo por lo que sucede en España porque lo que pase allí repercute en nosotros”

¿Teme el Polisario que esto pueda ser un arma de doble filo y supongo un incentivo muy potente para salir de estos campamentos?

Ya existe esa diáspora y sufre por los papeles. Gente que tiene sus casas aquí, salen y luego vuelven. La decisión de la Comisión de Justicia facilita la comunicación, la movilidad y tenemos la confianza de que no va a suponer una separación. No tenemos ningún problema con la doble nacionalidad. Los saharauis en el extranjero ayudan a sus familiares aquí y ayudan a reconocer a la causa saharaui en otros sitios. Lo vemos como un punto positivo que fortalece la lucha sharaui. Los que tienen nacionalidad española no se han desarraigado de sus raices saharauis.

Uno de los problemas que está habiendo desde que gobierna el PP es el alto índice de denegaciones por parte de España de visados sanitarios. ¿Se ha averiguado ya a qué se debe?

Se debe a los recortes que se han hecho en España. Se puede relacionar con la crisis y las medidas que el Gobierno del PP impuso. Esperamos que cuando se mejore la situación en España esto se corrija. También coincidió con la llegada del PP y sus posiciones duras en algunos aspectos. Antes, el PSOE facilitaba los visados sanitarios y fortalecía la cooperación económica y la ayuda humanitaria hacia los saharauis. Es una diferencia radical entre el PP y el PSOE aunque en posiciones políticas van en la misma dirección.

¿El Frente Polisario no tiene ninguna responsabilidad? ¿No ha habido nunca miedo a que se vayan a España por motivos de salud y nunca regresen?

Ninguna. Somos el mismo Polisario. Nos hemos comportado igual tanto con los gobiernos del PP como con los del PSOE. Lo que ha cambiado son los gobiernos de España, no el Polisario. Y no, no tenemos ningún miedo. Si el Polisario tuviera ese miedo no facilitaría ni pasaportes ni autorizaciones. El Polisario sigue presentando listas y peticiones para que la gente salga. La gente que tiene el pasaporte está saliendo y viniendo. Es la demostración de que consideramos la nacionalidad como un elemento muy positivo. Animamos a España a que facilite los visados. Aquí todo el mundo es libre de moverse. La gente se mantiene aquí por su propia convicción y no por otra cosa.

CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS / LOS EFECTOS DE LA LLUVIA SIGUEN VISIBLES EN DAJLA UN AÑO DESPUÉS

Los saharauis siguen recuperándose de una de las peores inundaciones de su historia

MIGUEL MUÑOZ | Publicado: 23/10/2016 10:08 

https://www.cuartopoder.es/deidayvuelta/2016/10/23/los-saharauis-siguen-recuperandose-de-una-de-las-peores-inundaciones-de-su-historia/10688

Sahara1

CAMPAMENTOS SAHARAUIS DE DAJLA.- En octubre de 2015, los campamentos de población refugiada saharaui en Tinduf (Argelia) sufrieron una de las mayores inundaciones que sus habitantes recuerdan. Dajla, el más alejado de la ciudad argelina, es sin duda el más afectado. La mayoría de casas de adobe sufrió daños y muchas de ellas se cayeron por completo a causa de las lluvias torrenciales. Un año después el campamento sigue recuperándose. Lentamente, al compás también del ritmo general del conflicto. Los visitantes que acudieron a Dajla con motivo del Festival Internacional de Cine del Sahara (FiSahara), celebrado entre el 11 y el 16 de este mes, pueden observar aún algunos efectos de aquellas lluvias. El edificio que albergaba la sala de prensa en 2015 ya no existe como tal. Montones de ladrillos de adobe, plásticos o haimas con el logo de ACNUR o saharauis trabajando directamente en los arreglos, se entremezclan con el paisaje festivo que el evento cultural introduce estos días.

“Este campamento fue completamente arrasado por las inundaciones. Por completo. No hay una vivienda que no se quedara inutilizada”, señala Salek Baba, gobernador de Dajla. “Fue terrible, pero el mayor logro es no haber tenido pérdidas humanas”, añade. Recuerda cómo en 1994 sí se produjeron, en otro campamento, 7 muertes debido a unas lluvias menos intensas que las más recientes. Fueron 15 días seguidos lloviendo intensamente que obligaron a los habitantes de Dajla a vivir durante esos mismos días encima de unas pequeñas montañas que rodean “el centro” del campamento. Y también se quedaron sin beber agua otros tantos días hasta que se realizaran los análisis pertinentes para evitar la propagación de epidemias. “El adobe cuando se moja tarda un par de días en caerse por lo que tienes que esperar varios días sin estar en casa”, narra Baba.

“Miedo”. Es la palabra que más repiten los familiares que entran y salen de la haima de Maimaja Abidín. El aspecto de la vivienda es muy distinto al del año pasado y el anterior, cuando este periodista la visitó por primera vez. Faltan paredes y una de las estancias de adobe donde se alojaban los visitantes ha desaparecido por completo. En su lugar, una nueva habitación con una placa que certifica la ayuda internacional que ha permitido levantarla. Un programa de apoyo de la ONU ha proporcionado material de construcción para que las familias puedan reparar sus casas. Se benefician, según Baba, 2.100 familias en una población aproximada de 15.000 habitantes en Dajla. La aportación concreta para cada familia es de 30 sacos de cemento, 8 chapas de zinc y tres vigas de madera. “Algunas recibieron el material pero tienen problemas de mano de obra porque tienen que esperar a que vengan jóvenes que puedan trabajar”, explica.

Sahara4

No todas las familias, como se puede ver dando un paseo por el campamento, han resuelto aún sus reconstrucciones. Aunque en los edificios de servicios públicos como hospitales o escuelas la situación es mejor, casi completada al 80%. “Gracias al apoyo internacional de emergencia podemos decir hoy en día que todos nuestros niños tienen aulas. Hasta junio la mayoría de los niños estudiaban en tiendas de campaña ya que los edificios no se podían utilizar”, explica el gobernador de Dajla. Fundamentalmente la ayuda de emergencia proviene de las diferentes agencias de la ONU aunque las familias españolas o asociaciones solidarias, por los vínculos creados con los saharauis, también han aportado fondos económicos.

Queda mucho por hacer después de un año. “Las mayores preocupaciones siguen siendo que las infraestructuras están muy frágiles. Se ha hecho la primera intervención de emergencia, pero todo es provisional”, cuenta Baba señalando las grietas del edificio que acoge la administración de Dajla, reconstruida tras las inundaciones pero que ya vuelve a dar muestras de debilidad. “Si resistimos 40 años aquí, unas lluvias no nos van a hacer bajar los brazos”, afirma Mohammed, un joven residente en Dajla.

Sahara2

Tensión militar entre el Frente Polisario y Marruecos

Entre medias, como no podía ser de otra manera, las conversaciones políticas se suceden en el campamento. La presencia de medios de comunicación españoles e internacionales es el mejor momento para que los saharauis expresen sus opiniones. “Sois nuestro altavoz”, es el mensaje más repetido por los saharauis que se cruzan en el camino de los periodistas. En este sentido, es complicado encontrar a algún joven que no defienda la vuelta a las armas, que no te hable desde el convencimiento de que quizás es lo único que les queda para solucionar el conflicto después de más de 40 años de exilio. “Espero que pase así porque queremos volver a las armas y cuanto antes mejor. Sabemos lo que Marruecos tiene y lo que tenemos nosotros. Nuestros padres nos cuentan la historia de la guerra. En ese tiempo, con Hassan II era un país poderoso también. Nosotros éramos muchos menos que ahora y mucho menos formados. Nuestros padres enfrentaron cara a cara y le dio vergüenza a Marruecos que unos nómadas pudieran con un Reino. Nosotros ahora, aunque tengan más poder, tenemos la idea de que podemos liberar nuestra tierra con las armas”, afirma a este medio Abdala Hamadi, de 23 años.

Un nuevo conflicto dentro del conflicto ha endurecido aún más el mensaje del Frente Polisario, que gestiona el gobierno saharaui y ejerce como su legítimo representante. A finales de agosto denunciaron que Marruecos había penetrado en una zona que corresponde administrar al Polisario en Guerguerat, cerca de la frontera con Mauritania. El objetivo del reino alauí era construir una carretera. Por ello, las máximas autoridades saharauis han advertido a Marruecos. Así lo reflejó el nuevo presidente de la RASD, Brahim Galli, en un encuentro con los medios durante estos días. “Hemos sido obligados a enviar militares saharauis y la distancia entre ambos es muy corta. Sus provocaciones se mantienen y si no fuera por nuestro apego a la paz la situación sería muy diferente. La violación del acuerdo de paz por Marruecos nos permitía volver a la guerra, pero nos hemos mantenido tranquilos”, destacó. Incluso documentos internos de la ONU corroboran la infracción del país en el que reina Mohammed VI. “A Marruecos nadie le dice nada. En este momento quieren meterse en un territorio liberado y los saharauis decimos que vamos a dar hasta la última gota de sangre por ese territorio. Si pasan un centímetro volveremos a las armas”, señala por su parte Hamadi.

Sahara3

Haimas con wifi y electricidad

Una de las cosas que más llama la atención a los visitantes, sobre todo los que han ido a los campamentos desde hace algunos años, es la proliferación de conexiones a Internet, incluso en las propias haimas o la electricidad que permite instalar aparatos de aire acondicionado. La ayuda de Argelia ha permitido que prácticamente el 80% de la población de Dajla tenga luz. El proyecto finalizará a finales de este año y queda por resolver si en el futuro los saharauis tendrán que hacer alguna aportación económica por el consumo. Una situación novedosa que suscita debate entre los propios saharauis. Azman Hafed, ingeniero de telecomunicaciones, es una de las personas que más sabe sobre tecnología en los campamentos. Gracias a él, la conexión de Internet para los periodistas que visitan FiSahara es más avanzada. “Las comunicaciones tienen muchísimas ventajas para la población saharaui”, destaca Hafed mencionando tanto la formación cultural como las posibilidades de difusión de la causa. “Internet es el elemento imprescindible para que los que nos visiten encuentren la forma de divulgar la realidad de lo que hay”, afirma. La imagen de saharauis con móvil y conexión a Internet casi permanente es ya muy habitual. Algo que también les permite, por ejemplo, estar en contacto con las familias de acogida en España.

Sin embargo, Hafed, como otras personas más veteranas, tiene sus reservas con los avances que se están dando en los campamentos. “Al instalar electricidad me da la impresión que a largo plazo nos vamos a convertir en un asentamiento definitivo. Y ante eso estoy en contra”, comenta. “Estoy a favor de que el pueblo tenga mejores condiciones pero no a que se olvide de la causa o se produzca un acomodamiento”, añade. Pide a los jóvenes que no se olviden de las razones por las que los saharauis están en este desierto. “La lucha no se pierde, se mantiene en las nuevas generaciones. Están comprometidos con su causa”, afirma Baba. “Tenemos clara cuál es nuestra lucha, no nos vamos a quedar aquí resignados. Vamos a volver a nuestra tierra”, señala Hamadi.

Publicado: 16/10/2016

Diez refranes para un Sáhara libre

Los proverbios forman la base de una cultura oral milenaria que se transmite de generación en generación. Proyectos como ‘Cuéntame abuelo’, impulsados por el Frente Polisario, tratan inmortalizar por escrito la cultura oral transmitida de padres a hijos.

publicidad

MEDIA: 5
VOTOS: 3
COMENTARIOS: 0
Mujeres saharauis caminan por el campo de refugiados de Smara, en la región argelina de Tindouf, el 2 de marzo de 2016.- REUTERS

Mujeres saharauis caminan por el campo de refugiados de Smara, en la región argelina de Tindouf, el 2 de marzo de 2016.- REUTERS

http://www.publico.es/internacional/diez-refranes-sahara-libre.html

TINDUF (ARGELIA) CAMPAMENTO DE REFUGIADOS SAHARAUIS.-  Cuenta Tiba Sidi, director general de Cooperación de la República Árabe Saharaui Democrática, que lo único que tiene el pueblo saharaui hoy por hoy es su cultura, su identidad. Saben que sólo cuentan con la fuerza que les da el estar juntos, que no es poca, y que a un lado y a otro del muro de la vergüenza levantado por Marruecos, conforman un pueblo con una tradición milenaria que a pesar de las adversidades sufridas a lo largo de la historia como la colonización española o la ocupación marroquí se ha transmitido de abuelos a nietos y de padres a hijos.

Con el objetivo de no perder ni un poco de ese conocimiento, el Frente Polisario está impulsando proyectos dentro de los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf. Un ejemplo de este tipo de iniciativas es Cuéntame abuelo, coordinado por el propio Tiba, en el que se intenta inmortalizar sobre la tinta y el papel el saber y conocimiento que acumulan sus mayores en la cabeza pero que corre el riesgo de desaparecer con el paso de los años y con el intento de Marruecos de absorber cultural y militarmente al pueblo hassaní.

En esta cultura oral milenaria tiene un lugar primordial los refranes. Es prácticamente imposible mantener una conversación de más de diez minutos con un saharaui sin que utilice uno de sus refranes. Dice Azman Hafed, el ingeniero de telecomunicaciones del desierto, que los proverbios significan para ellos “un medio de enseñanza, una manera de educar a los más jóvenes con el conocimiento de “generaciones y generaciones” de saharauis que “no se puede perder” porque sería perder una parte de la historia de un pueblo que luchará hasta el final por su supervivencia.

1. El que no está en la batalla se puede considerar valiente

Este refrán nos lo cuenta Tiba y explica que se puede aplicar tanto al que desde el sofá de su casa explica cómo debe jugar un equipo de fútbol como al que desde España, Francia o cualquier punto del mundo da lecciones al pueblo saharaui sobre cómo debe defender su causa y conseguir la liberación del territorio ocupado por Marruecos.

2. El que no vive para servir no sirve para vivir

El proverbio necesita poca explicación. Nos lo dice Abdallah, que hace de guía para los periodistas que han acudido a la XIII edición del Fisahara, y dice mucho de una filosofía de vida de un pueblo que entiende que los deseos de la comunidad están por encima de los deseos del individuo.

3. Nadie engorda en los años de sequía, excepto los lobos

Este refrán es aplicable también a la crisis económica que ha vivido Europa y a esas grandes corporaciones que han aumentado sus beneficios. En el caso saharaui Tiba nos lo explica señalando que es aplicable a aquellos que se aprovechan de la desesperación del pueblo saharaui para hacer negocios.

4. Con una sola mano no se puede aplaudir

Este dicho lo cuenta Abdullah Arabi, representante del Frente Polisario en Madrid. Dice que es su favorito porque sirve para explicar que es imposible alcanzar los objetivos del pueblo saharaui sin el esfuerzo y la lucha de todo un pueblo.

5. Si el hablar es de plata, el silencio es de oro

Una vez más el dicho se explica solo y queda claro. Si lo que tienes que decir no aporta nada, mejor quedarse callado. Así nos lo explica Azman Hafed, el ingeniero del desierto.

6. El piojo de la alfombra pica y se esconde

La explicación de este refrán nos la vuelve a ofrecer Tiba. El ejemplo es significativo de su realidad: “Es como cuando España nos abandona en el desierto, permite que nos ocupe Marruecos y después dice que está con los Derechos Humanos y con la legalidad internacional.

7. La muerte es una ley natural, pero la humillación no

Este proverbio muestra la resistencia y la dignidad del pueblo saharaui. Se puede aceptar la muerte, porque es una ley natural, pero rechazan vivir bajo ocupación marroquí en el Sahara Occidental. Prefieren vivir en un campamento de refugiados en un campamento de refugiados pero con la dignidad de mantener la lucha por la soberanía.

8. Al que le ha picado una serpiente, después le da miedo una cuerda

La explicación de Tiba en este punto es sorprendente. La cita es literal: “La gente que ha votado a Felipe González, ha confiado en él y después se sintió traicionado, ahora tiene miedo de votar a Pablo Iglesias. Puede que no sean lo mismo, pero está el miedo”.

9. Todos los ojos tienen la misma forma, pero no la misma visión

Este refrán viene de una de las personas que vigilan la puerta donde se hospeda el primer ministro durante el Fisahara. Dice que le gusta porque muestra la diversidad del ser humano. La diferencia de pensamiento, de opiniones y la necesidad de respetar. Él ha vivido en Andalucía, Murcia y Euskadi. En el 2010 ya no consiguió un nuevo trabajo en España y decidió regresar a los campamentos de refugiados saharauis. Abdullah Arabi, representante del Frente Polisario en Madrid, suele decir que este campamento de refugiados es el único del mundo donde la gente que se va casi siempre vuelve para estar con su pueblo.

10. Cuando el tonto habla, el oyente debe ser inteligente

Este es otro de los refranes que nos cuenta Azman y también es fácil de entender. Dice que es útil para tener claro que no hay que rebajarse al nivel del otro cuando dice tonterías y evitar así discusiones o peleas innecesarias. El Frente Polisario, de momento, no se ha puesto al nivel de Marruecos en sus últimas provocaciones, que han violado el alto al fuego firmado en 1991 dando pie a los saharauis a comenzar una nueva guerra. De momento, prima la inteligencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Primer ministro RASD: “No es un farol, o la ONU se mueve o la guerra con Marruecos va a estallar” – Campamentos de refugiados saharauis: siguen recuperándose de una de las peores inundaciones de su historia – Cultura saharaui: Diez refranes para un Sáhara libre

  1. ¡¡¡Por favor que la ONU trabaje con esmero para evitar la guerra en Marruecos!!!Como afirma el Primer ministro RASD: “o la ONU se mueve o la guerra con Marruecos va a estallar”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: