Sahara Occidental.- CEAS-Sahara denuncia la ilegalidad del juicio contra los presos políticos saharauis de Gdeim Izik – Un juez español, ‘persona non grata’ en Marruecos – Primeras declaraciones de los presos saharauis – Desaparición del activista y fotógrafo saharaui Mohamed Dadi

CEAS-Sahara denuncia la ilegalidad del juicio contra los presos políticos saharauis de Gdeim Izik

Madrid, 14/03/2017(SPS)- CEAS-Sahara denunció, en un comunicado emitido ayer lunes, la ilegalidad del juicio contra los presos políticos saharauis de Gdeim Izik  que fueron detenidos durante el campamento de Gdeim Izik, así como después de su desmantelamiento por parte de Marruecos el 8 de noviembre de 2010, señalando en el mismo contexto que la ONU debe promover y proteger los derechos humanos del pueblo saharaui , así como presionar a Marruecos para que deje en libertad a todos los presos políticos saharauis.

“Este campamento se levantó a las afueras de El Aaiún ocupado, capital del Sahara Occidental, por más de 20.000 saharauis para reclamar sus derechos sociales, civiles y políticos y tras 2 meses fue brutal y violentamente desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquíes”, destacó CEAS-Sahara en su comunicado.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el pueblo saharaui afirmó, en su comunicado, que “Tras décadas de brutal ocupación por parte de Marruecos, el Pueblo Saharaui sigue viendo vulnerados sus más elementales derechos y este juicio es una prueba más de ello”.

“En este juicio, se solicitan penas de hasta 30 años para estos 24 saharauis que llevan ya 6 años en prisión y que fueron juzgados por un tribunal militar marroquí en 2013, tras 3 aplazamientos anteriores”, añade el comunicado.

“Este juicio militar fue denunciado por observadores internacionales y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos por irregularidades en el proceso y falta de garantías procesales para los acusados, denunciando la ausencia de pruebas incriminatorias y que la obtención de las confesiones se produjo bajo tortura. En resumen, se trató de un procedimiento nulo de pleno derecho y sin garantías”, precisó CEAS-Sahara en su comunicado.

Asimismo, CEAS-Sahara señaló, en su comunicado, “que el Sahara Occidental no forma parte del Reino de Marruecos por lo que este país no tiene ninguna soberanía sobre el territorio, que Tal y como dicta la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de ahí la ilegalidad de juzgar a ciudadanos saharauis por algo que ocurrió en el Sahara Occidental, fuera de territorio marroquí”. SPS

090/102

Texto del comunicado:

COORDINADORA ESTATAL DE ASOCIACIONES SOLIDARIAS CON EL SÁHARA

COMUNICADO CEAS-Sahara y FEMAS-Sahara

CON MOTIVO DEL JUICIO A LOS PRESOS DE GDEIM IZIK

 CON MOTIVO DEL JUICIO A LOS PRESOS POLÍTICOS SAHARAUIS DE GDEIM IZIK

 ANTE LA PASIVIDAD Y COMPLICIDAD DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU EN RELACIÓN

A LOS DERECHOS HUMANOS DE LA POBLACIÓN SAHARAUI EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS

POR MARRUECOS.

 DENUNCIAMOS LA ILEGALIDAD DE ESTE JUICIO

Hoy, 13 de marzo, estamos aquí frente a la Embajada de Marruecos, al igual que otros compañeros y compañeras en más de 15 ciudades de todo el Estado español para denunciar la celebración en

Rabat de otro juicio farsa, tras varios aplazamientos del juicio del pasado 26 de diciembre, contra 24 saharauis que fueron detenidos durante el campamento de Gdeim Izik, así como después de su

desmantelamiento por parte de Marruecos el 8 de noviembre de 2010.

Este campamento se levantó a las afueras de El Aaiun ocupado, capital del Sahara Occidental, por más de 20.000 saharauis para reclamar sus derechos sociales, civiles y políticos y tras 2 meses fue brutal y violentamente desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquíes.

Tras décadas de brutal ocupación por parte de Marruecos, el Pueblo Saharaui sigue viendo vulnerados sus más elementales derechos y este juicio es una prueba más de ello.

En este juicio, se solicitan penas de hasta 30 años para estos 24 saharauis que llevan ya 6 años en prisión y que fueron juzgados por un tribunal militar marroquí en 2013, tras 3 aplazamientos

anteriores.

Este juicio militar fue denunciado por observadores internacionales y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos por irregularidades en el proceso y falta de garantías procesales para los acusados, denunciando la ausencia de pruebas incriminatorias y que la obtención de las confesiones se produjo bajo tortura. En resumen, se trató de un procedimiento nulo de pleno derecho y sin garantías.

Tal y como dicta la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Sahara Occidental no forma parte del Reino de Marruecos por lo que este país no tiene ninguna soberanía sobre el territorio, de ahí la ilegalidad de juzgar a ciudadanos saharauis por algo que ocurrió en el Sahara Occidental, fuera de territorio marroquí.

Tras la presión internacional, el Tribunal de Casación marroquí declaró nulo el juicio militar y remitió el procedimiento a la jurisdicción ordinaria que señaló el juicio civil contra los presos políticos saharauis para el pasado 26 de diciembre, fecha que fue conscientemente elegida para evitar la presencia de observadores y juristas internacionales, así como personas del movimiento de

solidaridad con el Pueblo Saharaui por tratarse del día siguiente a la fiesta de Navidad.

Vulnerando una vez más la legalidad internacional, Marruecos aplazó dicho juicio hasta el 23 de enero, y ese día lo aplazó una vez más hasta hoy, 13 de marzo y denegó la solicitud de libertad provisional

para las presos, cuyo único delito ha sido ser saharauis y defender los derechos de su pueblo en su propio territorio, pueblo que lleva más de 40 años luchando por volver a su tierra y por conseguir que

se celebre finalmente el referéndum de autodeterminación mediante el que las y los saharauis puedan decidir libremente su futuro.

Marruecos demuestra una vez más que su única razón es la fuerza y adopta una nueva decisión política represiva, utilizando los tribunales como un instrumento más en la acción sistemática de vulneración

de los derechos de la población saharaui que lo único que hace es luchar contra la ilegal ocupación de su País.

LAS NACIONES UNIDAS DEBEN PROMOVER Y PROTEGER LOS DERECHOS HUMANOS

DEL PUEBLO SAHARAUI. STOP REPRESIÓN EN EL SÁHARA

¡¡¡NO MÁS JUICIOS POLÍTICOS!!!

LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS SAHARAUIS.

EN EL SAHARA OCCIDENTAL NO PODRÁ HABER PAZ NI ACUERDO POLÍTICO VIABLE SIN

ATENDER A LOS DERECHOS HUMANOS Y A LA REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS

¡¡¡NO MÁS EXCUSAS!!!

PAZ, JUSTICIA Y LIBERTAD

PARA EL PUEBLO SAHARAUI

 

Un juez español, ‘persona non grata’ en Marruecos

Marruecos denegó el domingo la entrada al país a un juez español acreditado como observador internacional en el juicio a los saharauis de Gdeim Izik, que ya había sido expulsado en abril

El Frente Polisario está instalado con un puesto en Guerguerat, la frontera  del Sáhara Occidental con Mauritania.
El Frente Polisario está instalado con un puesto en Guerguerat, la frontera del Sáhara Occidental con Mauritania. / Javier Otazu (EFE)
Sonia Moreno, Rabat

14/3/2017

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Jesús María Martín Morillo, hizo el viaje de ida y vuelta a Marruecos el domingo sin pisar el país. “Al llegar al aeropuerto de Rabat, en el control de pasaportes, me denegaron la entrada en Marruecos“, relata a la Cadena SER. El propósito del juez español era ejercer de observador internacional, acreditado por el Consejo Español de la Abogacía, en el juicio a los 24 presos saharauis acusados de la muerte de 11 gendarmes marroquíes durante el desmantelamiento del campamento Gdeim Izik, en El Aaiún en noviembre de 2010.

El responsable de la policía al frente de los controladores invitó a Jesús Martín a acompañarle a un despacho en el aeropuerto y al cabo de 20 minutos le notificaron una resolución administrativa prohibiéndole la entrada en el país. Poco después le gestionaron una tarjeta de embarque con un compañía de low cost y le devolvieron a Madrid en el avión de esa misma noche.

El juez desconoce el motivo por el que no tuvo acceso al territorio marroquí ya que no le dieron una copia de la notificación. “Las gestiones que realizó el Cónsul y las protestas que se formularon no dieron ningún resultado“, lamenta Martín Morillo.

Precisamente el Cónsul de España en Rabat viajó el domingo por la tarde en el mismo avión que los juristas españoles, y confirma a la SER que “estuvo pendiente desde ese momento pero que no había nada que se pudiera hacer“. El juez asturiano es el vicepresidente del Observatorio de Derechos Humanos en Asturias, y ya fue expulsado de Marruecos en el mes de abril de 2016, junto a otros cuatro abogados españoles y dos franceses, “por ser un peligro para la seguridad interior”, según las autoridades marroquíes.

Jesús aterrizó a medianoche en Madrid y se vio obligado a buscar un alojamiento por la falta de transportes en horario nocturno para viajar a su comunidad autónoma, el Principado de Asturias. Ya en España, anunció que recurrirá ante los tribunales marroquíes la resolución policial y después formulará una denuncia ante el Comité de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El lunes, también fue devuelta a París la activista francesa Claude Mangin, esposa del considerado líder del campamento de Gdeim Izik, Naama Asfari, preso desde 2010 y con una pena de 30 años de prisión. Aterrizó en Marruecos, junto a los tres abogados franceses de la defensa de los presos, y fue retenida dentro del aeropuerto, donde pasó la noche en espera del siguiente vuelo. Es su tercera expulsión consecutiva.

Mohamed Dadi, activista y fotógrafo saharaui en paradero desconocido desde el lunes, cuando desapareció de la manifestación frente al Tribunal Penal de Salé.
Mohamed Dadi, activista y fotógrafo saharaui en paradero desconocido desde el lunes, cuando desapareció de la manifestación frente al Tribunal Penal de Salé. / Cadena SER

Primeras declaraciones de los presos saharauis

El lunes se reanudó el proceso, más de 12 horas de juicio con las primeras declaraciones de algunos detenidos.Están presos desde el desmantelamiento del campamento Gdeim Izik en noviembre de 2010. El juicio se celebró en el Tribunal Militar en 2013, pero el Tribunal de Casación de Rabat lo anuló en 2016 y lo derivó a un Tribunal de 2ª Instancia atendiendo a la reforma constitucional de 2011, que no permite juzgar a civiles en tribunales militares. Aunque el nuevo litigio comenzó en enero, solo se discutió sobre cuestiones de forma.

El primero en declarar el lunes fue Mohamed El Ayoubi, que no pudo asistir a la vista anterior por encontrarse enfermo. Mostró en la sala los hematomas y golpes en su cuerpo, que achacó al “maltrato dentro de la prisión”, e incluso confesó al tribunal que fue “torturado y violado”. Ateniéndose a lo solicitado por la defensa, citaron a testificar a un Teniente Coronel y a un Capitán del ejército marroquí, responsables de redactar los informes de los presos. Además la defensa rechazó ver un CD sobre los hechos ocurridos en el desmantelamiento del campamento saharaui “porque no fue presentado en el Tribunal Militar”.

Los observadores internacionales denuncian que “el tribunal permite que participen las víctimas con testigos y pruebas nuevas” en segunda instancia y “no es lícito”. “Al final decidirán que no pueden intervenir, pero después de haber contaminado todo el proceso”, se queja a la SER el catedrático de Derecho Internacional Juan Soroeta.

Desaparición del activista y fotógrafo saharaui Mohamed Dadi

Como en cada sesión, en el exterior del Tribunal se manifestaron dos grupos de personas, los que defienden a las víctimas y los están a favor de los presos. En esta ocasión llamaron la atención más de medio centenar de fotografías del rey Mohamed VI ondeando al viento junto a las habituales banderas de Marruecos. Fuentes saharauis denuncian la desaparición del activista y fotógrafo Mohamed Dadi, que se habría acercado para tomar unas imágenes al grupo que defiende el Sáhara marroquí. “Dos policías vestidos de civiles le pegaron una paliza, y se lo llevaron”, denuncian fuentes saharauis. Sigue en paradero desconocido.

Según explicó a la SER, Lorenzo Peñas, el único abogado español en el proceso, que defiende a las familias de las víctimas, “el juicio se desarrollará por los trámites que ya había establecidos. Va a haber una sesión esta semana de marzo, y probablemente la última será en abril”.

Sin embargo, según ha podido saber La SER, los Chiuj, o jefes de las tribus saharauis, han salido del Sáhara Occidental el lunes por la tarde hacía una ciudad de Marruecos, probablemente Agadir o Rabat, y podrían solicitar por escrito el indulto real a Mohamed VI para los 24 presos de Gdeim Izik.camilo-pendon-cachis

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s