Actualización: Turquía: La tensión del velo y la magia de la tierra (Vídeo) – Turcos y kurdos se enfrentan en el oeste de Francia tras el referéndum constitucional – Turquía: el presidente Recep Tayyip Erdogan gana referendo que le da amplios poderes de gobierno – Los que dijeron NO en Turquía: kurdos y sectores democráticos turcos

Turquía: La tensión del velo y la magia de la tierra (Vídeo)


<p><a href=”https://vimeo.com/199359642″>EP02 / Turqu&iacute;a</a> from <a href=”https://vimeo.com/marchantravioly”>marchantravioly</a&gt; on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

Olvidados por el gobierno, kurdos, turcos , gitanos y africanos conviven en Tarlabasi, histórico barrio griego en pleno centro de Estambul.
Sus habitantes viven del comercio y artesania en la vecina calle Istiklal.
El ayuntamiento esta llevando a cabo una demolición del barrio, dentro del proceso de “rehabilitación” del centro de la ciudad.
Los habitantes de Tarlabasi han sido expulsados de su casas, forzados a vivir en el extrarradio de la ciudad , sin ningún tipo de forma de ganarse la vida y sin ningún futuro prometido.
Nos hemos vuelto tan snobs que ahora miramos este mundo como si no nos perteneciera.
He recorrido el paÌs en casi toda su extensión, desde su parte más occidente hasta los tensos bordes con Oriente Medio, la tensión del velo y la magia de la tierra conviven bajo el mismo techo, la vida y la muerte nuevamente frente a frente.
Motivado y atraído principalmente por el mundo Gitano/Kurdo y su relación con el gobierno islámico moderado, es que llegue aquí, tras largos días compartidos y vividos con la “minoría” de 15.000.000 de gitanos/kurdos en barrios segregados del milagro económico de Estambul y Ankara,
donde el deterioro urbano y social van a la par con el transcurso de los días.
Paro, abandono escolar y analfabetismo son solo tres de los problemas que la comunidad Kurda/Gitana afronta cada dÌa y que el gobierno aun anota en su lista de pendientes.
Como una amalgama de elementos griegos y turcos, islámicos y cristianos, finalmente la religión no hace más que generar distancias imposibles de superar.

—-

La imagen puede contener: 2 personas Erdogan inspirado

Violentos enfrentamientos en el oeste de Francia

Actualización: Turcos y kurdos se enfrentan en el oeste de Francia tras el referéndum constitucional

© Sputnik.
16:24 17.04.2017(actualizada a las 16:35 17.04.2017) URL corto

MOSCÚ (Sputnik) — Miembros de las comunidades kurda y turca protagonizaron la noche del 16 de abril una pelea con barras de hierro y bates de béisbol en la Bretaña francesa (Rennes), informó la emisora France Bleu.

La policía tuvo que intervenir para poner fin a la reyerta en la que participaron un centenar de personas y que coincidió con la celebración del referéndum de reforma constitucional en Turquía del 16 de abril.Un oficial resultó levemente herido en el enfrentamiento que tuvo como escenario el barrio de Blosne y en el que acabaron detenidas dos personas.

El paquete de enmiendas constitucionales propuesto por el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), pieza clave de una reforma que convertirá a Turquía en república presidencialista, obtuvo más del 51% de los sufragios, según el escrutinio preliminar.

En Francia, donde participaron en la votación unos 143.000 turcos de un total de más de 326.000 con derecho a voto, el sí logró casi el 65% de los apoyos.Los cambios otorgan amplios poderes ejecutivos al presidente de la nación que podrá promulgar decretos con fuerza de ley, declarar el estado de excepción, designar vicepresidentes, ministros y otros altos cargos.

Además no estará obligado a suspender la filiación política como ahora.

La mayor fuerza de oposición turca, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), ya denunció manipulaciones en el proceso de recuento y dijo que recurrirá los resultados del referéndum ante la Corte Constitucional de Turquía y, si es necesario, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Turquía: el presidente Recep Tayyip Erdogan gana el histórico referendo que le da amplios poderes de gobierno

erdogan1
Antes de que las autoridades anunciaran los resultados, Erdogan reclamó el triunfo en un mensaje televisado.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, obtuvo la mayoría de los votos en el histórico referendo de este domingo, con cerca de51,3% de los votos, frente al 48,7% que consiguió la campaña del“No”, con el 99% de los sufragios contados, que puso a consulta los planes del mandatario para reformar la Constitución.

Los resultados definitivos serán declarados en 12 días.

Los seguidores de Erdogan señalan que reemplazar el sistema parlamentario con una presidencia ejecutiva modernizará al país.

El “Sí” le daría al mandatario oportunidad de permanecer en el cargo hasta 2029.

Mientras los partidarios del oficialismo celebraban, los dos principales partidos de la oposición denunciaron que hubo irregularidades masivas. El Partido Republicano Popular (CHP) exigió un recuento del 60% de los votos.

Unos 55 millones de turcos estaban habilitados para votar en 167.000 mesas de votación, y la participación fue de al menos el 85%.

La jornada tuvo algunos brotes de violencia que provocaron víctimas fatales.

En la provincia suroriental de Diyarbakir tres personas murieron a tiros cerca de un centro de votación durante lo que se reportó como una disputa sobre el manejo de las casillas

Algunos de los puntos del proyecto presidencial son:

  • Las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias se celebrarán el 3 de noviembre de 2019.
  • El presidente tendría un mandato de cinco años, por un máximo de dos periodos.
  • El presidente podría nombrar directamente a altos funcionarios públicos, incluidos ministros. También podría designar uno o varios vicepresidentes.
  • El puesto del primer ministro, actualmente en poder de Binali Yildirim, será eliminado.
  • El presidente tendría facultad para intervenir en el poder judicial, que Erdogan ha acusado de ser influenciado por Fethullah Gülen, el predicador con sede en Pensilvania (EE.UU.) que culpa por el fallido golpe de Estado en julio.
  • El presidente decide cuando se impone un estado de emergencia.
Grey line

“Hoy Turquía ha tomado una decisión histórica”, dijo en una conferencia de prensa en su residencia oficial de Estambul, el Palacio Huber. “Con el pueblo, hemos realizado la reforma más importante de nuestra historia“, añadió.

También sugirió que la restauración de la pena de muerte se lleve a votación en un próximo referendo. De volver a instalarse, esto pondría fin a las negociaciones de Turquía para entrar en la Unión Europea.

Mientras los jubilosos partidarios de Erdogan se reunían en las grandes ciudades, los opositores al referéndum golpearon en ollas y sartenes, una forma tradicional de protesta.

erdogan referendoCientos de personas se reunieron para escuchar el discurso del presidente y celebrar la victoria que declaró la autoridad electoral.

La oposición denunció que los funcionarios electorales a lo largo del país aceptaron papeletas no estampadas como válidas.

La Unión Europea pidió a Erdogan que busque el consenso más amplio posible tras su victoria y reconozca lo cerrado del resultado, así como las implicaciones de largo alcance de las enmiendas constitucionales.

Sobre el corto margen de diferencia, el periodista de la BBC en Ankara, Mark Lowen, comenta: “Esta no ha sido la victoria rotunda que Erdogan quería, lo que pone dudas sobre su legitimidad”.

“Se esperaba que esta votación pudiera aportar estabilidad a Turquía, pero eso todavía parece estar lejos”, dice Lowen.

Más poderes

Las reformas constitucionales son el programa más amplio de cambios desde que Turquía se convirtió en república, hace casi un siglo.

Al presidente se le otorgan poderes amplios paranombrar ministros del gabinete, emitir decretos, elegir jueces superiores y disolver el parlamento.

El nuevo sistema elimina el esquema de gobierno parlamentario y el rol de primer ministro y concentra el poder en manos del presidente, poniendo bajo su control toda la burocracia estatal.

Erdogan dijo que los cambios eran necesarios para abordar los desafíos de seguridad de Turquía nueve meses después del intento de golpe de Estado de 2016.

El objetivo, dijo, es evitar los frágiles gobiernos de coalición del pasado: “Esta votación pública es (sobre) un nuevo sistema de gobierno en Turquía, una elección sobre cambio y transición”, dijo después de votar en Estambul.

El nuevo sistema, dice el presidente, se asemejará al de Francia o Estados Unidos y servirá para traer calma en un tiempo de turbulencia marcado por la insurgencia kurda, los ataques islamistas y el conflicto en la vecina Siria, lo que ha llevado a una enorme afluencia de refugiados.

Pero sus críticos señalan que se trata de un camino hacia el totalitarismo.

Argumentan que se convertirá un gobierno de un solo hombre, sin los controles y equilibrios de otros sistemas presidenciales como los de Francia y EE.UU. a los que se refirió Erdogan.

Denuncian también que su habilidad de mantener lazos con un partido político —Erdogan podría reanudar el liderazgo del AKP, del que es cofundador— acabarían con cualquier posibilidad de ser imparcial.

Después del intento de golpe

Muchos turcos ya temen el aumento del autoritarismo en su país, donde decenas de miles de personas han sido arrestadas, y al menos 100.000 removidas o suspendidas de sus empleos, desde la intentona de golpe de Estado el pasado julio.

La campaña por el referéndum se desarrolló bajo un estado de emergencia impuesto tras el fallido levantamiento contra la presidencia.

Erdogan asumió el cargo, diseñado para ser un puesto meramente ceremonial, en 2014 luego de haber sido primer ministro durante más de una década.

Bajo su mandato, la clase media se ha globalizado y la infraestructura se ha modernizado, mientras que los turcos religiosos han sido empoderados.

Las relaciones con la Unión Europea, mientras tanto, han sufrido deterioros.

Erdogan discutió amargamente con los gobiernos europeos que prohibieron las manifestaciones de sus ministros en sus países durante la campaña del referéndum. Llamó a las prohibiciones “actos nazis”.

 

Los que dicen NO en Turquía

Los que dicen NO en Turquía

Nathalia Benavides y Leandro Albani/Resumen Medio Oriente* – La decisión es NO. Así piensa y siente la mayoría de la población kurda de Turquía que, este domingo, debe recurrir a las urnas para participar en el referéndum que podría habilitar la reforma de la Constitución.

La propuesta de reforma fue realizada por el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan y es duramente criticada porque, de ser aprobada, permitiría que el mandatario acumule un poder desmedido, tenga posibilidad de inmiscuirse en decisiones del Poder Judicial y saltearse controles parlamentarios.

Aunque en la población kurda en rechazo al referéndum es concreto, saben que su situación no va a cambiar después del domingo. Es más, sobrevuela que la guerra desatada desde 2015 por el gobierno turco se va a acrecentar.

El referéndum en Turquía se realizará en un escenario crítico, en el cual la administración de Erdogan mantiene el estado de emergencia en 15 localidades del sudeste del país, en el territorio kurdo histórico. A esto se suma la reciente denuncia presentada por un grupo de relatores de Naciones Unidas que alertaron que en el país se violan los derechos básicos de la población. Y por si fuera poco, los miles de kurdos desplazados internamente ahora vuelven a sus ciudades para votar, sin saber con qué se van a encontrar, pero entienden que su obligación moral es participar en el referéndum.

Frente a esto, el presidente turco encabeza una fuerte campaña por el SI en la que se combina un fuerte llamado a los sectores conservadores y a defender la “moral turca”, y la represión al movimiento kurdo y de izquierda, nucleado en el Partido Democrático de los Pueblos (HDP). El último golpe contra el HDP fue la prohibición de la canción de campaña por el NO que el partido había difundido.

Desde mediados de 2015, el gobierno turco desató una cacería contra el HDP y los kurdos en general. Once diputadas y diputados de la organización fueron encarcelados, entre ellos sus co-presidentes Selahattin Demirtaş y Figen Yüksekdağ.

Pese a la opresión en el sudeste de Turquía, los kurdos redoblaron la campaña por el NO y hasta los niños salen a las calles a rechazar la reforma constitucional, repartiendo volantes, sosteniendo pancartas con la palabra “Hayir” (No, en turco) y haciendo flamear las banderas con sus colores: rojo, verde y amarillo.

Desde Amed, Clair, una joven kurda militante del HDP que accedió a brindar su testimonio a este medio, es clara en sus palabras: “Frente al referéndum digo NO. Digo NO para continuar la liberación de las mujeres, por la libertad a los marginalizadxs, por la autonomía de Kurdistán. Y digo NO por  todos los pueblos reprimidos y por toda la sociedad”.

Brusk es un joven trabajador de la ciudad de Silvan, localidad que junto a las de Sur, Cizre, Nusaybin y Sirnak, fueron destruidas por el Ejército turco. Cuando relata esos días, Brusk recuerda que luego de los bombardeos contra su localidad, el gobierno ordenó que lo que quedaban en pie fuera arrasado por topadoras, orden que el ejército se encargó de cumplir. En Silvan, luego de declarado el estado de sitio, sus pobladores estuvieron “muchos días sin agua ni pan. Sobrevivieron comiéndose los animales que se iban muriendo”, cuenta Brusk. Por eso, sabe que rechazar la reforma constitucional es fundamental para “que el poder no se concentre en una persona, y para que ese poder no decida sobre todos los pueblos”. “Hay que entender que aquí no sólo vive el pueblo turco, sino que viven muchas minorías. Este país no es sólo de los turcos –remarca-.  Queremos que en este país también pueda vivir el pueblo kurdo. Por todo esto digo NO”.

Görkem, estudiante universitaria de Amed, explica que si triunfa el SI, los derechos de las mujeres se verán afectados. “Yo digo NO porque pienso que es necesaria la voz de la mujer –resalta-. Por los derechos de las mujeres y por mi libertad digo No”.

No hay dudas de que el próximo domingo se juega buena parte del futuro de Turquía. Con el triunfo del SI no sólo los kurdos, y otras minorías del país, perderán derechos conquistados pacientemente y pese a una represión que se remonta a 1923, cuando fue creada la actual República. Si Erdogan avanza con sus políticas de liberalización de la economía, de negación de otros pueblos y de acumulación de poder en su persona, los pobladores turcos también recibirán los golpes de un Estado que, día a día, cercena las libertades individuales y colectivas.

*Fotos de la campaña por el NO: agencia Firat News (ANF – www.anfenglish.com)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, Estudiantes, noticia, Pueblo, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s