8 de marzo de 2016, día internacional de la mujer trabajadora; mujeres chilenas, peruanas, mapuche, saharauis, palestinas, kurdas: un día más de lucha

 

Multitudinaria marcha por el Día Internacional de la Mujer

http://m.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/03/08/multitudinaria-marcha-por-el-dia-internacional-de-la-mujer/

8 marzo 2016

[Fotos] Multitudinaria marcha por el Día Internacional de la Mujer

Los manifestantes se desplazan por la calzada sur de la Alameda hasta Plaza Los Héroes, lugar donde la marcha -que fue autorizada por la Intendencia Metropolitana- finalizará con acto cultural.

Cerca de las 19:00 horas más de 9 mil personas se dieron cita para marchar en el marco del Día Internacional de la Mujer, en Santiago, Chile.

Los manifestantes se desplazan por la calzada sur de la Alameda hasta Plaza Los Héroes, lugar donde la marcha -que fue autorizada por la Intendencia Metropolitana- finalizará con acto cultural.

La convocatoria original fue realizada por la Coordinadora de mujeres feministas y trabajadoras por un “8 de marzo en Lucha”, a la que se sumaron distintas orgánicas, entre ellas federaciones estudiantiles.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

8 DE MARZO: DÍA DE LUCHA (PERÚ)

8 de marzo: día de lucha

Las dos revoluciones más importantes de nuestros tiempos tienen como tema fundamental la liberación de la mujer y eliminación del machismo. Eso lo vemos en las mujeres kurdas y no kurdas de Siria (y Turquía), y en las zonas zapatistas de Chiapas (México). Pero también están los miles de colectivos y organizaciones feministas que se han desplegado por todo el mundo en la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y varones.

Y Perú no es ajeno a esto, pues no sólo se han incrementado los colectivos feministas sino que el tema de género y feminismo es también transversal ahora también a otras organizaciones,  por supuesto aún falta mucho… pero son estas compañeras y compañeros feministas que han logrado visibilizar temas antes ocultos o incluso no percibidos como formas de violencia.  Las temáticas más urgentes en sus luchas son: Por la despenalización del aborto, por la reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos, por el derecho a decidir sobre sus cuerpos, contra la violencia a la mujer en todas sus formas, por no olvidar las esterilizaciones forzadas de la dictadura fujimorista y la reparación a las víctimas, por contrarrestar los estereotipos de género, por reivindicar los derechos de la comunidad LGTB, contra el acoso callejero, por la igualdad en derechos laborales, por el derecho a la educación y a la información.

Y otro tema que ha estado muy presente es por la defensa del territorio y del medio ambiente, donde compañeras como Maxima Acuña de Chaupe en Cajamarca es uno de los bastiones en la lucha contra la minera “Newmont”, también estan las “Poncho Rojo” del Valle de Tambo en Arequipa contra la minera Southern, también está Julia Magaño que vive al costado de los terrenos de la mina Glencore en Espinar (Cusco) que soporta a diario todas las agresiones por defender su territorio; y así muchas compañeras más que han mostrado su fuerza, resistencia y la continuidad en la lucha contra proyectos extractivistas que asesinan todo a su paso.

Mujeres saharauis: 8 de marzo en los territorios ocupados por el invasor marroquí y en campamentos de refugiados

Las celebraciones de la mujer campesina en el desierto de Smara (territorios ocupados por el invasor marroquí), 8 de Marzo de 2016, día internacional de la mujer y el primer aniversario de la caída de un mártir.

Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.

Las mujeres saharauis de Smara (territorios ocupados por el invasor marroquí) en su día mundial, desafiando las fuerzas represivas de Marruecos y salen a protestar en sus narices en una manifestación de vida, 8 de marzo de 2016 (traducción libre)

Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.
Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.
Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.
Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.
Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.

 

Las mujeres saharauis de Smara (territorios ocupados por el invasor marroquí) en su día mundial y encarna la pintura bạrb‘yn cuarenta y una mujeres con la bandera nacional, como expresión de la memoria de los cuarenta años de la proclamación del estado saharaui (RASD), 8 de marzo de 2016 (traducción libre)

Foto de ‎من سلوان سمارة نيوز‎.

El 8 de marzo viaja en el taxi de las saharauis

Ante la presión de la sociedad de confinarlas al rol tradicional de madres y esposas, las saharauis se esmeran en buscar salidas. Este 8 de marzo de 2016 inauguran una cooperativa de taxis, donde las chóferes son mujeres. También lanzan una campaña que pretende convencerlas de ser candidatas en las contiendas políticas.
Sarai Martin, del Eje de Género de Mundubat y del Consejo de Dirección de la ong, compartió con ellas mientras celebraban en los campamentos de refugiados saharauis, en Tinduf, Argelia, el 40º Aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), el pasado 27 de febrero.
Las saharauis son fundamentales en el reparto de la ayuda humanitaria.
Mundubat: ¿Qué ha significado esta primera vez en los campamentos de refugiados saharauis?
Sarai Martin: “Lo he vivido con mucha admiración. No quedan tantos pueblos que se mantengan tanto tiempo luchando por su independencia. Y sorprende que esto suceda tan cerca. La situación política y económica es compleja, porque de los 83 países que han reconocido a la RASD, algunos se han echado para atrás.
“En lo económico, el problema es grave. Estamos hablando de la sobrevivencia de todo un pueblo. En las bodegas de la Media Luna Roja sólo había comida para mes y medio, y únicamente había patatas y aceite. Nos dijeron que a nivel de donantes, todos han bajado la ayuda.”
Como feminista, como defensora de los derechos humanos, ¿hubo conexión con las mujeres saharauis?
Sarai: “Se veía que las mujeres saharauis que visitamos en sus casas, deseaban compartir sus necesidades. Te contaban que en la mayoría de las casas no hay hombres y los que están, no son muy activos. Luego nos reunimos con las mujeres de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS), con las cuales Mundubat ha desarrollado trabajos. Visitamos la Casa de las Mujeres.
“La UNMS quiere desarrollar programas de formación en informática, idiomas, violencia, liderazgo, higiene en salud y nutrición, ya que la mayoría de las saharauis tiene anemia, debido a la escasez de alimentos.”
Hace 40 años, las saharauis levantaron los campamentos y pusieron los cimientos del refugio. ¿Siguen teniendo un rol importante?
Sarai: “Hay un retroceso. Ellas aceptan que han ido asumiendo una posición más sumisa. También pusieron el ejemplo de que antes, en los cargos políticos, rondaban el 34% de presencia y que ahora pelean por una cuota del 30%, la cual, confesaron, veían difícil de conseguir.
“A pesar de este panorama, se mantienen optimistas. La UNMS acaba de empezar una campaña para animar a las mujeres a participar como candidatas a cargos públicos en la política. La idea es convencerlas de que pueden ejercer otro rol, además de ser madres y esposas.”
Después de esta experiencia con las saharauis, ¿qué debe señalarnos a las mujeres un 8 de marzo?
Sarai: “La lucha continúa. Este 8 de marzo, las saharauis lo celebrarán con una actividad que se titula “La importancia del trabajo de las Mujeres para que sean autosuficientes”. Inaugurarán una cooperativa de taxis en Bojador. Un donante sueco dio un dinero a la UNMS que compró cuatro vehículos, convertidos ahora en taxis. Ya tiene a las cuatro saharauis con los permisos de trabajo y de conductoras.
“Si tiene éxito la cooperativa en Bojador, después replicarán la experiencia en otros lugares. Esta iniciativa es una respuesta a una limitante cultural que viven las saharauis a diario: ellas no pueden subirse a un vehículo conducido por un extraño. Únicamente sí el chófer es un familiar se atreven a contratar los servicios del taxi. En consecuencia, muchas caminan largas distancias y, a veces, por esto no asisten a las reuniones en la UNMS o a las mismas formaciones.
“En principio, las nuevas taxistas tienen ya clientas seguras. Asimismo han asumido el reto de destruir el estereotipo de que las mujeres no saben conducir bien un coche.”
El pueblo saharaui, 40 años después, aún espera el cumplimiento de las resoluciones de la ONU y la realización del Referéndum de Autodeterminación. Sarai Martin (segunda de izquierda a derecha) formó parte de la Delegación de la Comunidad Autónoma Vasca que apoyó la causa saharaui por su Independencia como nación.

Resumen Medio Oriente / Maan /8 de marzo 2016.- Con motivo del Día Internacional de la Mujer, las organizaciones internacionales y palestinas elogiaron el progreso de la lucha por los derechos de la mujer en la ocupada Cisjordania y Gaza, mientras que destacan los obstáculos que se siguen presentando en la batalla por la igualdad de género.

La organización palestina de derechos humanos Al-Haq expresó “su profundo reconocimiento a la mujer palestina y su enorme e importante papel como parte de la sociedad palestina, destacando sus sacrificios por las violaciónes de los derechos humanos por parte de Israel.”

El Centro Al-Mezan en Gaza para los Derechos Humanos dijo que ocho mujeres palestinas y siete niñas han sido asesinadas por las fuerzas israelíes desde octubre. El grupo añadió que 118 mujeres fueron detenidas durante el mismo período de tiempo.

Según la organización de derechos de los presos Addameer, 60 mujeres palestinas fueron detenidas en las cárceles israelíes a partir de febrero.

Otras cuestiones como la pobreza y la violencia basada en el género se pusieron de relieve, indicando que afectan mucho a las mujeres palestinas.

“La inseguridad y la pobreza exacerban la discriminación de género y la desigualdad, y evitan que las mujeres y las niñas puedan tener acceso a la igualdad de oportunidades en Palestina ocupada”, dijo una vocera. “Creemos firmemente en la importancia de la potenciación de la mujer palestina para construir una fuerte sociedad palestina.”

Sólo el 18,8 por ciento de las mujeres palestinas participaron en la fuerza de trabajo en 2015, en comparación con el 72,1 por ciento de los hombres.
Al-Haq también pidió a la Autoridad Palestina a tener una “política clara” en cumplimiento de la legislación internacional en materia de derechos de la mujer, así como una cuota de género del 30 por ciento para garantizar la participación política de las mujeres palestinas.

Mientras tanto, el Centro Palestino para el Desarrollo y Libertades de Medios (MADA) se centró específicamente en el destino de las mujeres periodistas, saludando “a todos los periodistas mujeres por todos sus logros y dedicación en el trabajo, a pesar de todas las dificultades socio-económicas y políticas en Palestina.”

La organización ha destacado “la necesidad urgente de eliminar todas las formas de abusos contra las mujeres periodistas, tras una escalada significativa de agresiones cometidas sobre todo por las fuerzas de ocupación israelíes durante los últimos meses del año pasado, al tiempo que cubre los acontecimientos del levantamiento popular en Cisjordania “.

MADA añadió que “las mujeres periodistas también se enfrentan al ninguneo de los partidos palestinos, además de la discriminación que se traduce en la prohibición de que cubran los papeles principales en los medios de comunicación.”

En 2015, las tropas israelíes hirieron a 30 palestinos, en su mayoría mujeres, durante una conmemoración del Día Internacional de la Mujer en Cisjordania en una marcha pacífica.

 

  • Soldados israelíes se enfrentan con mujeres y niños palestinos.

    Soldados israelíes se enfrentan con mujeres y niños palestinos.

Desde el inicio de la Intifada de Al-Aqsa, en septiembre de 2000 hasta la fecha, más de 1400 mujeres palestinas han sido detenidas y encerradas en cárceles israelíes, según fuentes palestinas.

“Las fuerzas de la ocupación israelí han detenido y encarcelado a 1403 mujeres palestinas desde septiembre de 2000 hasta ahora”, informó el lunes el activista en asuntos de presos palestinos Abdul Naser Farwana.

En declaraciones con ocasión del Día Internacional de la Mujer, el activista enfatizó que la lista de las detenidas, incluye a madres, ancianas, embarazadas, activistas sociales, parlamentarias, estudiantes y niñas.

Una mujer palestina asesinada por soldados de Israel el 8 de marzo

Una mujer palestina resultó asesinada por disparos de agentes de seguridad israelíes cerca de la Puerta de Damasco, uno de los principales accesos a la ciudad vieja de Jerusalén.

EFE/Atef Safadi

La policía, como es frecuente en sus “informes”, aseguró que la mujer había querido atacar a los soldados con un cuchillo. Según esta versión, los policías de frontera “reaccionaron rápidamente, se produjo un tiroteo y fue neutralizada”.

La mujer palestina de 50 años murió poco después debido a las heridas de bala.

 

Queremos manifestar todo nuestro apoyo y reconocimiento a la KJA en su Congreso de Mujeres Libres Kurdas que se está celebrando esta semana

Rojava 8M

República de Rojava, 8 de marzo de 2016

“Como mujeres kurdas, cada día es 8 de marzo”, Frente de Mujeres de YJA-STAR

Redacción Desinformémonos

Kurdistán-Mujeres-Guerrilleras-602x400

Las mujeres kurdas del Frente de Mujeres de YJA-STAR emitieron un mensaje con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, para enfatizar su lucha contra las fuerzas que amenazan a su pueblo.

“Estamos resistiendo contra miembros del ISIS, y vamos a seguir resistiendo hasta el final. Hacemos un llamamiento a todas las mujeres a aumentar la resistencia y romper el silencio sobre estas masacres”, expresaron.

“El 8 de marzo es un día importante para las mujeres. Fue creado por la resistencia de todas las mujeres en el mundo. Debemos salir todas a las calles. Como mujeres kurdas, cada día es 8 de marzo. Hemos tomado conciencia y lucharemos contra la mentalidad dominante patriarcal, con el liderazgo del líder Abdullah Öcalan”, indicó Feraşîn Berfin, una de las mujeres combatientes.

Berfin agregó que “las mujeres kurdas hemos pagado un precio muy alto. La resistencia de las mujeres se ha extendido con el ejemplo de Sara, Zilan, Beritan y Arin. Se han convertido en símbolo de la resistencia de las mujeres por todo el mundo. Debemos resistir en todos los ámbitos de la vida, y ahora nos hemos situado en primera línea para luchar contra los miembros del Daesh. Hemos dado nuestra palabra al pueblo, vamos a continuar resistiendo hasta la victoria”.

Así mismo, la armenia Sitêra Jiyan, que también lucha contra las fuerzas de ISIS en Kirkuk (Kurdistán iraquí), señaló que “en los anales de la historia la mujer era considerada como la diosa de la libertad y la igualdad, sin embargo las mujeres han caído cautivas por la mentalidad dominada por los hombres. Las mujeres tenemos una gran fuerza de voluntad y energía. Saludamos a la resistencia de las YPS-Jin con el espíritu del 8 de marzo. Las mujeres trabajadoras son las mujeres que resisten”.

http://desinformemonos.org.mx/como-mujeres-kurdas-cada-dia-es-8-de-marzo-frente-de-mujeres-de-yja-star/  (Con información de Rojo y Negro)

Combatientes de YJA-STAR han declarado que resistirán invocando el espiritu del 8 de marzo

https://rojavaazadimadrid.wordpress.com/2016/03/08/combatientes-de-yja-star-han-declarado-que-resistiran-invocando-el-espiritu-del-8-de-marzo/

770x500cc-kerkuk-03-03-16-8-adare-manset

10:48 March 3 / 2016

Şengar Bradost/JINHA

KIRKUK – Las mujeres del YJA-STAR que luchan contra el ISIS en el frente de Kirkuk han lanzado un mensaje para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y saludaron a las YPS-JIN: “Estamos resistiendo contra los grupos terroristas en el frente y continuaremos así hasta el final. Hacemos un llamamiento a todas las mujeres: resistir y no permanezcáis en silencio ante las masacres”

Las combatientes de las YJA-STAR que están luchando en el frente de Kirkuk en el Región Federal del Kurdistán (Kurdistán iraquí), analizaron la importancia del Día Internacional de la Mujer. Feraşîn Berfîn, una de las combatientes, habló de la historia de la lucha de las mujeres diciendo que “el 8 de marzo es un día muy importante para todas las mujeres. El día 8 de marzo fue creado a través de la resistencia de las mujeres alrededor del mundo. Deberíamos celebrarlo en las calles”.

Feraşîn dijo también que como mujeres kurdas, empleamos la resistencia todos los días del año y no solo el 8 de marzo. Declaró que se han politizado y han decidido luchar contra la mentalidad machista al igual que el PKK y su líder Abdullah Öcalan.

“Las mujeres kurdas han incrementado la resistencia pagando un alto precio por ello. La resistencia de las mujeres se ha extendido a Sara, Zilan, Beritan y Arîn. Somos un símbolo de la resistencia de las mujeres alrededor del mundo. Las mujeres deben resistir en cada aspecto de su vida. Deben levantar un frente contra la opresión. Nosotras estamos resistiendo contra grupos terroristas en el frente y continuaremos así hasta el final. Prometemos al pueblo que alcanzaremos la victoria. Hacemos un llamamiento a todas las mujeres: resistir y no permanezcáis en silencio ante las masacres” concluyó Feraşîn.

Sitêra Jiyan, de Armenia, también está luchando en el frente de Kirkuk contra los bandas de terroristas. Sitêra desea un feliz 8 de marzo a todas las mujeres. “Al principio de la historia las mujeres eran consideradas diosas de la libertad y la igualdad. Pero las mujeres fueron dominadas por la mentalidad machista. Las mujeres tenemos la fuerza de voluntad y la energía. Saludamos la resistencia de las YPS-JIN en honor al 8 de marzo. Las mujeres trabajadoras son mujeres luchadoras”

Fuente Jinha

Traducido por Rojava Azadi

Reflexiones de dos mujeres académicas mapuche en el día internacional de la mujer

http://www.eldesconcierto.cl/debates-y-combates/2016/03/08/reflexiones-de-dos-mujeres-academicas-mapuche-en-el-dia-internacional-de-la-mujer/

Elisa Loncón Antileo / Carolina Poblete  – Expertas en Educación Intercultural, Académica Departamento de Educación, Universidad de Santiago

Producto de la propia colonización, nacionalización y patriarcalización de la sociedad mapuche y chilena, en la historia de la mujer mapuche, se ha adormecido su reencuentro con lo lúdico. Estos desafíos son mayores, el descolonizarse, despratriarcalizarse, debe ser un debate al interior de las familias, al interior de cada uno de ustedes y nosotras, al interior de cada espacio donde haya al menos un mapuche. Hace falta volver a pensar sin miedo al pecado del cuerpo, sin temor a construir y tomar para esta nueva construcción todo aquello que un mapuche de hoy necesita para ser mapuche en el siglo XXI.

elisa-y-carolina-790x445

Con Carolina, profesora de educación física, conocida por su trabajo en la revitalización de los juegos ancestrales mapuche  y en especial del palin para todos los géneros; nos propusimos escribir como académicas mapuche, en el marco del Día Internacional de la Mujer. Escribir sobre nuestro trabajo desde múltiples perspectivas, como mujeres, como indígenas y desde la cultura en resistencia del cual somos parte; ello implica, hablar de una postura identitaria con un yo interior de origen comunitario, sin olvidar lo que somos ni de dónde venimos, orgullosamente mapuche;  quienes para ser escuchadas hemos tenido que romper el discursos colonial y patriarcal que invisibiliza a las mujeres en general y doblemente a la mujer indígena. Lo común entre nosotras además de ser profesoras de la USACH, es la experiencia de fortalecimiento identitario obtenida en la práctica de la cultura mapuche e indígena, de modo que nuestro aporte al conocimiento, pasa por el nivel de vinculo comunitario y la oportunidad de profundizar en la cultura ancestral, sea en los juegos, en la lengua, en el canto, en la cultura. También en el diálogo con la comunidad adoptiva, que es el espacio intercultural que generamos en nuestras clases con alumnos de otros orígenes, pero que se acercan a nosotras con respeto a nuestra cultura y pueblo. La experiencia nos dice que mientras más acercamiento a las raíces, más saberes, más especificidad, y mayor calidad de conocimiento aportamos a la academia y a nuestro pueblo; para que ello sea así,  la condición básica exigida es el respeto a nuestra cultura y a nosotras mismas.

Podemos decir que hemos abierto puertas y se nos ha escuchado en más de alguna oportunidad, a nivel internacional, nacional y comunitario; sin embargo la participación de la mujer indígena y su contribución en la producción del conocimiento es muy débil; hay una brecha enorme entre mujeres indígena y no indígenas en ámbito académico, y también brecha de género entre nuestro propio pueblo. Sobran dedos de la mano para contar las académicas indígenas en Chile, y son todavía menos las dedicadas a profundizar en el campo del conocimiento propio del mundo indígena, en la medicina, en la astronomía, las humanidades y en otros ámbitos. Las razones del porque ocurre esto son de carácter histórico, la mujer indígena que ha salido de su comunidad ha ocupado los empleos socialmente memorizados, como empleadas domésticas, secretarias, a lo mucho profesoras como nosotras.

En lo personal, en enero de 2016  fui invitada a la ONU,  Nueva York para participar de una mesa de trabajo de expertos indígenas en el tema de las lenguas originarias, fuimos cinco expertos convocados por el Foro Permanente Indígena, de diferentes latitudes (Rusia, Oceanía, Norte América, África, y Sud américa) cada uno de nosotros informó sobre el estado de nuestras lenguas y de las acciones que se llevan a cabo para evitar su extinción, identificando aquellas experiencia exitosa de revitalización lingüística como es el caso del hawaiano en Hawai, el maorí en Nueva Zelandia. En mi intervención expuse ampliamente la necesidad del reconocimiento de los Derechos Lingüísticos indígenas y del uso público y multifuncional de las lenguas; porque son las demandas emanadas de tres congresos de lenguas indígenas.

La instancia de las Naciones Unidas es un importante espacio de toma de decisión y de negociación que requiere de la intervención de expertos,  y en materia indígena, es mayor la necesidad porque los temas indígenas son menos desarrollados. Los gobiernos recogen las recomendaciones y finalmente deciden la política o medida a adoptar sobre un tema en cuestión. Para que el planteamiento indígena sea escuchado, el lobby debe ser fuerte y consistente; tarea que compete al Foro Permanente Indígena y a la dirigencia indígena que llega a la ONU. Me permití consultar quién representa a los pueblos indígenas de Chile y a sus organizaciones; se habló de dos personas, desconocían sus nombres, aunque se les ve en casi todas las reuniones; sin duda, podrían ser más; por ejemplo, los indígenas del norte asisten masivamente, pero en muestro caso no es así, y es casi nula participación de la mujer.

En el ámbito nacional, he contribuido en el desarrollo técnico de la educación intercultural bilingüe y en la promoción de los derechos lingüísticos; demandas sostenidas por los pueblos, educadores tradicionales, profesores, jóvenes estudiantes. A pesar del apoyo de base, las propuestas culturales y lingüísticas han tenido poco eco en la política nacional, se ha avanzado más en la recuperación de tierras que en la recuperación de la lengua por ejemplo; lo que constituye un riesgo, porque recuperar la tierra sin la lengua es perder el corazón del pueblo, porque en la lengua esta la identidad, los conocimientos y el sentimiento de orgullo por lo que somos. Se necesitan escuela, universidades, espacios de hegemonía cultural lingüística mapuche, para recuperar la lengua y desarrollarla sin dependencia del castellano. Porque en el mapuzugun se podría hablar de todas las materias, aunque se necesita la terminología nueva, actualizar el idioma, una escritura unifica, por lo menos. Esto demuestra que falta mucho todavía para que una académica indígena hablante de su lengua pueda impartir clases en lengua originaria en la universidad, pero sobre todos faltan los hablantes.

En lo comunitario,  estudiar significó dejar la comunidad y el trabajo académico se desarrolla fuera de la comunidad y en la ciudad. Este orden no debiera ser siempre así, porque debieran existir políticas investigativas de mejor convivencia con el mundo indígena y que fomenten la investigación, docencia de y en los temas indígenas, además un trabajo académico con vínculo comunitario. La comunidad indígena necesita del conocimiento reflexivo de sus propios miembros para superar las brechas hoy existentes en materia de conocimiento y sobre todo detener su extinción, como también detener la fuga de investigadores indígenas.

En este contexto, los indígena académicos estamos  enfrentados a una disyuntivas que cambiará para siempre nuestros mundos, o dejamos que la cultura dominante acabe con la nuestra, con nuestra lengua y conocimientos;  o nos transformamos en ser los primeros profundizar nuestra cultura, en aprender la lengua, escribirla y desarrollarla; fomentando con ello el orgullo de ser sujetos de nuestra historia y que generosamente la heredamos a las nuevas generaciones de nuestro pueblo.

La voz de la mujer mapuche en la academia: ¿dónde se escucha?

 Weluyu ñaña¡ kvme zugun!  “intercambiemos amiga”

Hace falta pensarnos desde la academia ñaña, porque es el espacio que hemos elegido para hacer florecer nuestras ideas y porque a consecuencia, creemos que es un espacio donde caben muchas verdades, o al menos así debiese ser. Iñche ta Carolina Poblete Gálvez pingen, Carolina Kvrvf pikenu tañi pu wenüy. Mapuchengen, de tercera generación, tañi nuke püle (por lado materno). Apellido mapuche (como algunos llaman) nielan (no tengo) se quedó hasta mi kuku (abuela materna) por el sistema patriarcal de identificación.  Tañi lof Pucón ka Curarrehue mew müley (mi familia está en Pucon y Curarrehue). Así tengo que explicar cada vez que ando caminos diferentes, esto de ser mapuche, es algo bastante agotador pero revelador cada vez que las personas, con mi historia, van entendiendo que a muchas generaciones de mapuche, aparte de prohibirles la lengua, se les enseñó que ser mapuche era algo poco conveniente, que debía dejar atrás y que si estuvieran emparentados con nombres huincas sería mejor, porque así se notaba la ascendencia. En mi caso no fue así, siempre he tenido conciencia de donde pertenezco, de la historia de mi familia materna que me llena de orgullo y me forja como persona en conjunto con la de mi padre por pertenecer a lo que los historiadores han denominado el bajo pueblo. No pertenezco a ninguna elite ni de las formadas acá ni las extranjeras soy una mujer mapuche por absoluta convicción de mis orígenes, porque ando los caminos de mis antepasados y porque broté de este territorio.

Me formé profesionalmente como profesora de una de las asignaturas más querida por los niños y niñas pero una de las menos consideradas por el colectivo pedagógico, la educación física, esa asignatura que en la educación chilena pareciese que sirviera solo para solucionar los temas de salud, dejando de lado la comprensión de lo corporal y en particular el rol del juego en la formación del ser humano. Fue en la universidad donde me formé inicialmente, donde estudié y conocí que los mapuche tenemos una riqueza cultural ligada a los juegos. Fue en ese lugar donde entendí que existía un conocimiento desplazado e invisibilizado por la sola idea de que el mapuche es un guerrero y que por lo tanto todo lo que hace desde lo corporal es para la guerra. Lo entendí así porque la academia carece de referencias propias de mapuche y porque en su mayoría explica el conocimiento a partir de la historia parcial registrada por personas no mapuche e intelectuales con miradas parciales.

Existe un aukantun kimvn (conocimiento de los juegos). La sociedad mapuche compleja, diversa y de gran riqueza cultural también desarrollo ideas y conceptos que dan cuenta que, a través del juego pu pichikeche (los niños y niñas) entienden su dimensión cultural y reconocen sus potencialidades corporales, intelectuales, emocionales y espirituales. Entendí esto luego de ocho años trabajando en asignaturas de pregrado donde enseñé Juegos mapuche, lo comprendí y amplié la mirada después (y aún sigo ese camino) de recorrer varios territorios del Wallmapu en búsqueda del juego mapuche vivo. Hoy mi trabajo en la Universidad de Santiago de Chile tiene por objetivo revitalizar y mixturar el conocimiento de las lúdicas en estos territorios. Existen los llamados juegos tradicionales, pero ¿sabemos a qué nos referimos? De  seguro les sonará a volantín y trompo, y entonces que pasa con los juegos de los pueblos que vivieron y viven en estos territorios antes de la llegada de estos juegos ¿acaso no son tradición? O tal vez ¿no pertenecen a la tradición las naciones creadas? Y si es así ¿por qué no se enseña el porque?. En mi trabajo como académica he desarrollado esta línea de investigación, primero para dimensionar el impacto que genera en los futuros profesionales universitarios el conocer y vivenciar prácticas lúdicas ancestrales, luego he trabajado investigando las opiniones de los agentes educativos en escuelas rurales y urbanas que han decidido abrir espacio a este conocimiento en sus aulas y posteriormente me encuentro investigando las formas en las que se revitaliza y da vida a estos juegos en el contexto actual del ser mapuche . Dado este trabajo he tenido la posibilidad ir contando en diversos países como Hondura, Guatemala, Colombia, Brasil, México y España la existencia y desafíos de la revitalización de este conocimiento ancestral y a su vez he conocido la existencia de otros juegos ancestrales y de sus propias luchas. Quisiera enfocarme en una de mis últimas experiencias internacionales en el tercer Congreso Panamericano de juegos y deportes autóctonos y tradicionales en la que participé como exponente de la temática, académica de la USACH y además como miembro de la asociación panamericana del mismo nombre. Además contaré mi participación en el primer mundial de juegos de los pueblos indígenas, ambas actividades llevadas a cabo en la cuidad de Palmas, Brasil el pasado mes de octubre 2015.

Ciertamente llevar la voz a esferas internacionales de lo que pasa con tu pueblo que vive en un país que no ha reconocido constitucionalmente su diversidad cultural es una gran responsabilidad, explicar por qué se ha invisibilizado tanto las prácticas corporales ancestrales en estos territorios es un desafío mayor. El congreso panamericano tiene este y otros desafíos mayores que resolver y destaco en ello la lucha por hacer entender al mundo entero que lo tradicional ha dejado de lado lo originario de los pueblos anteriores a la conformación de los estados naciones. Luego me pregunte ¿porque Brasil levanta un mundial de juegos indígenas? Y mi primera respuesta fue asociarlo a los eventos mundiales de fútbol y juegos olímpicos. Al llegar allá me di cuenta que eso solo fue el argumento para recibir apoyo del gobierno. El movimiento indígena por la revitalización de los juegos liderado por los hermanos Terena, se ha llevado a cabo desde la década de los ochenta, cuando Pelé fue Ministro, intentando visibilizar las prácticas de los cientos de pueblos indígenas existentes en todo Brasil. Más de 12 nacionales de juegos indígenas se han llevado a cabo desde el año 1996, momento en el que se reunieron distintos grupos indígenas y dieron muestra de sus habilidades y tradiciones. Esta historia resumida que hoy narro tiene muchos colores y ribetes que entendí al estar allá, en el evento mundial, lugar que se plasmó de espacios para mostrar el trabajo artesanal de los pueblos, sus cultivos, sus lúdicas, nuestros debates y conversaciones y su vínculo con el mundo digital.

El espacio de los debates era la Oca de la Sabiduría, lugar que me recordó mucho a los xawvn en la ruca alrededor del fuego. Este lugar se llenó de una mística especial, mostró al mundo en los ojos de quienes estábamos ahí, que la problemática de la revitalización y la permanencia de las prácticas lúdicas ancestrales, parte primero por las voluntades de entendimientos, respeto y la comprensión hacia la diversidad existente que debe tener la sociedad actual frente a este tema. Mayor aún fue mi impresión en el foro femenino que instaló los temas de discriminación, violencia y participación de la mujer indígena en la sociedad actual, los cuales no distan de las propias problemáticas que tenemos por estos lados. Sin embargo comprendí que tenemos pendiente aún como mujeres mapuche el empoderamiento de lo corporal desde las potencialidades lúdicas de nuestros propios conocimientos. Quisiera reforzar esta idea contando que cada uno de los pueblos indígenas de Brasil y otros países tuvo participación femenina en el mundial. Pruebas como cargar tronco, cabo de fuerza, natación, carrera simple, carrera en arena, hasta fútbol eran practicado sin problema, más aún, varios pueblos mostraron sus juegos típicos en los que las mujeres y hombres participaban en conjunto, otros en la que las mujeres solamente participaban, demostrando con ellos su inteligencia y astucia corporal, realmente mujeres indígenas potente.

En un comienzo mi misión era ir como espectadora al evento y con ello llevar la información a mi territorio, sin embargo no pude dejar pasar la oportunidad de vivir el mundial desde la arena, de competir con esas otras mujeres indígenas y llevarme con ello en la piel y el sudor la experiencia de sabernos tan diferentes pero iguales en algo tan natural como poner a prueba tu ser corporal. Desde luego que no gané, ya no estoy en edad, ni mi objetivo era tener medallas, me traje un gran trofeo: marcar en la historia que una mujer mapuche participó del primer mundial de juegos de pueblos indígenas.

El cómo llegué a participar de este evento mundial por cuenta propia, con el respaldo de la USACH abre un primer debate, en mi opinión, acerca del interés que el gobierno tienen en este tema y del apoyo y canalización de la información de lo que está sucediendo desde fuentes válidas, profesionales y con respaldo ¿a quienes escuchan los ministerios que les atañe el tema? Debo confesar que mis intentos por explicar la temática han sido poco escuchados. Con el tiempo la academia se ha convertido en el espacio donde este tema tiene buen almácigo, pero aún hay más.

Producto de la propia colonización, nacionalización y patriarcalización de la sociedad mapuche y chilena, en la historia de la mujer mapuche, se ha adormecido su reencuentro con lo lúdico. Existen muchas historias que entre tanto fogón he escuchado, entre telares y cocina, entre xafkintu y debates, que cuentan tímidamente como recordaban que algunas de ellas o sus abuelas jugaban palin, ¡si palin¡, ese juego que dicen es solo para hombres, ha sido explorado y jugado también por mujeres, antes y ahora. Fuentes escritas y orales existen, pero más que esto, existe el mapuche rakizuam (pensamiento mapuche) que cuando se libera de la opresión logra entender que es imposible desconocer que la mujer mapuche al igual que otras mujeres indígenas en el mundo poseen grandes habilidades comprensivas de lo corporal, razón por la cual saben cómo, cuándo y de qué forma potenciar su ser corporal, no igual que lo hombres, sino con su propia fuerza. Solo para ampliar el debate diré que es muy probable que, producto de que el weychan mapuche fue el que mantuvo vivo este juego ancestral, sea visto por mapuche y no mapuche como una actividad exclusiva para hombres, sin embargo si se lograra rescatar la dimensión socializadora y fortalecedora del ser mapuche, situación que emerge en los encuentros actuales de palin, estoy segura que muchas de nosotras dejaríamos de esconder nuestros wiño (implemento para jugar palin) y practicaríamos este juego para nosotras y para nuestros hijo e hijas, acompañada de nuestros complementos: los otros.

Además existe otra situación, lograr revitalizar tantas otras prácticas lúdicas practicadas por las y los antiguos y hacerlos parte de nuestro cotidiano bienestar nos acercará como mapuche a lo que hemos perdido como sociedad y nos impulsará a fortalecernos, para desde ahí re-educar también al que no es mapuche, para que comprenda y comparta con nosotros otra forma de vivir la ludicidad.

Estos desafíos son mayores, el descolonizarse, despratriarcalizarse, debe ser un debate al interior de las familias, al interior de cada uno de ustedes y nosotras, al interior de cada espacio donde haya al menos un mapuche. Hace falta volver a pensar sin miedo al pecado del cuerpo, sin temor a construir y tomar para esta nueva construcción todo aquello que un mapuche de hoy necesita para ser mapuche en el siglo XXI. El tiempo no se detiene, el pasado no se repite, el futuro lo construimos y el presente es el momento para tomar nuestra propia historia y hacerla nuestra, con nuestros abuelos y abuelas, ayudándolos a dejar el temor y enseñándoles a que confíen en los jóvenes, mujeres y hombres que con un buen pensamiento y permanente conversación no dejaremos que nuestras costumbres desaparezcan. Como mujer mapuche en la academia aún me quedan muchos retos, educar para entender en diversidad a mapuche y no mapuche es uno de ellos. Que más mujeres indígenas estén presentes y activas en la lucha por la revitalización de nuestros saberes ancestrales y que podamos descubrir nuestra corporalidad sin miedo a recordar que un día fuimos niñas y que nos gustaba jugar, feley pewmagen (ojalá así sea).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amistad, Comite, Estudiantes, noticia, Pueblo, Solidaridad, Trabajadores y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s